ColaboracionesHispaniaHistoriaOpiniónSantos Trinidad

La verdadera y sucia cara del PSOE

Vamos a retroceder en el tiempo, hasta la Fundación o creación del PSOE, para recordar esa parte de la historia, esa memoria histórica que les corresponde por derecho, y que no quieren mostrar, haciendo gala de esa táctica suya, esa táctica que utilizan mucho los animales que es el revolcarse en el estiércol ajeno, para así poder camuflar o disimular su propia fetidez.

Comenzaremos en el año 1879, que es el año de la fundación del PSOE, de la mano de Pablo Iglesias, el tipográfico, nada que ver con el de la coleta, de la actualidad, el comunista. Lo fundó con 900 miembros. Los comienzos del PSOE, o su crecimiento fue lento y difícil. En 1886 sale a la luz el periódico del partido, «El Socialista» y en 1888 nace la UGT, sindicato ligado al partido, que se independizará a finales del siglo XX.

A la figura de este personaje, todavía hoy, se le tiene mucho respeto. Tanto es así, que ya Felipe González, en uno de sus discursos, subió una foto de Pablo Iglesias al atril, recordándole con nostalgia, hablando y exaltando su lucha por la democracia, las libertades, la honradez que le caracterizó, su coherencia, su lucha por la paz, y recordó, que por esa su lucha, fue perseguido, es decir, que fue perseguido por sus ideas.

En 1909 se declara la semana trágica de Barcelona, la cual fue organizada por socialistas, radicales, anarquistas y sindicalistas, que la justificaron como protesta a la guerra de Marruecos. Se producen disturbios y desmanes, de tal magnitud, que son dignos de destacar los asesinatos de clérigos y las profanaciones de tumbas.

El principal propiciador e instigador de estos hechos, fue el terrorista y masón, Francisco Ferrer Guardia, quien creó la escuela moderna, cuyos lemas eran «La destrucción del todo» y «Viva la dinamita». El gran Miguel de Unamuno le calificó de tonto, loco y criminal cobarde. Ferrer fue también el instigador del atentado contra Alfonso XIII, el mismo día de su boda, y principal sospechoso e instigador del asesinato de Cánovas en 1897, hecho por el cual, fue posteriormente apresado, juzgado y condenado a muerte.

De la boca de Francisco Ferrer salieron frases, palabras como «No nos interesa hacer buenos obreros, y empleados, buenos comerciantes. Lo que realmente queremos es destruir la sociedad actual desde sus comienzos». Un ejemplo de DEMÓCRATA, donde los haya.

1910: reconocimiento por parte de Pablo Iglesias y lógicamente de su PSOE, en los desmanes y disturbios de la semana trágica de Barcelona. Defiende la figura de Francisco Ferrer, y es cuando reconoce abiertamente que la legalidad le interesa sólo cuando les beneficie, y amenaza de muerte al presidente Maura. Si este último se vuelve a presentar a la reelección, dice, antes de que este señor suba al poder, debemos ir hasta el atentado personal. Momento en que el presidente del Congreso, le invita a hacer una rectificación de sus palabras, pero Iglesias hace caso omiso, reafirmándose en las mismas; 15 días después, el joven Manuel Posa, disparó 3 tiros contra Maura, dejándolo gravemente herido.

Es una paradoja, o cuanto menos curioso que, todavía a día de hoy haya muchas calles en España que llevan el nombre de Pablo Iglesias. Está claro que para estos no hay memoria histórica, como tampoco hay sede del PSOE, que a día de hoy, no tenga un gran retrato de este gran DEMÓCRATA y «PROHOMBRE».

1917: El PSOE con Iglesias al frente, apoya la huelga general revolucionaria, ese supuesto demócrata y defensor de la paz, que defiende la dogmática del marxismo puro. Es decir, esos principios innegables como son la lucha de clases, el manifiesto comunista, la dictadura del proletariado, la destrucción de la Iglesia, del ejército y los jueces.

1923: el PSOE, haciendo gala de su carácter y personalidad más transversal, decide apoyar la dictadura del general Primo de Rivera. (1923-1930). Este, José Antonio Primo de Rivera, padre fundador de la FET de las Jons, (Falange Española Tradicional de las Jons), o lo que es lo mismo, el fascismo español. Periodo en el cual, Largo Caballero ocuparía la Consejería de Estado, y los socialistas entrarían en diversos órganos del régimen. Cosa que les permitió una libertad de acción y de expansión de la que no gozaban ni comunistas, ni anarcosindicalistas, los cuales sí se opusieron a la citada dictadura.

1929-1930: el PSOE, volviendo a hacer gala de su chaqueterismo y transversalidad, decide abandonar al dictador, sumándose a la causa republicana, cuando vio que la dictadura de Primo de Rivera empezaba a declinar. No nos engañemos, no es que el PSOE apoyase la república burguesa, leída como democrática y parlamentaria, pues poco después, en 1930 colaborara con las huelgas revolucionarias que la demandaban.

1931: se proclama la República y el PSOE entra en el gobierno. En abril de 1931, pese a que las fuerzas monárquicas consiguen más concejales que las republicanas y las socialistas juntas, la victoria de los republicanos en las grandes ciudades lleva a los socialistas a exigir la salida del Rey antes de las 19:00 horas, bajo la amenaza de no poder garantizar su seguridad e integridad. Esto sucede en unas elecciones MUNICIPALES, donde se elegían alcaldes y concejales a los municipios y ciudades, y no la forma de gobierno o estado. Es decir, Monarquía o República. Gobierno izquierdista este, de la II República del que formó parte el PSOE hasta 1933.

  • Gobierno en el que se redactó, una nueva Constitución sectaria.
    – Se persiguió a la Iglesia católica, actitud está, propiciada por el PSOE.
    – Se quemaron conventos, con las monjas y los frailes dentro de los mismos, apedreando a los bomberos que iban a apagar los incendios.
    – Se expulsó del país a la compañía de Jesús.
    – Se multiplicaron las huelgas revolucionarias, totales y sectoriales. Así como los crímenes políticos.
    – Se suprimieron o contuvieron violentamente diversos conflictos sociales que llevaron al PSOE a ser tachado de contrarrevolucionario y reaccionario.
    – Se persiguió y acosó a la disidencia de derechas, a la que tachaban de monárquica y profascista.
    – Se cerraron multitud de publicaciones derechistas con cualquier excusa o simplemente se incitaba a su voladura o incendio.
    – Todo esto con total pasividad de la autoridad, o en muchos casos, era la misma la que animaba a ello directamente.

1933: las juventudes socialistas, «JJSS», protagonizaron la violencia callejera, de la mano de Largo Caballero, entrenando para combatir en la calle, y con un marcado espíritu paramilitar, para según ella, combatir la amenaza fascista, según modelo de la kale borroka, sembrando el terror con sus canciones belicosas y el puño en alto, sus pañuelos rojos y sus armas.

Entre noviembre de 1933 y junio de 1934, José Antonio Primo de Rivera se negó a contestar a esa violencia con violencia. Valga la redundancia, a pesar de que en este tiempo hubo una decena de muertos entre las filas de la Falange a manos de los chibiris socialistas, o las juventudes socialistas. Todo cambio, el 10 de junio de 1934, debido al atentado contra el líder de la Falange, y sobre todo, por el salvaje ensañamiento contra el joven falangista Cuéllar, cuya cara quedó desfigurada, muerto a manos de los chibiris socialistas en Cuatro Vientos, tras una concentración falangista. Es entonces y sólo entonces, cuando la Falange se decide a contestar a esa violencia desmedida.

De ninguna manera fue la Falange la que comenzó la violencia callejera o kale borroka, como quiere vender el PSOE.

El 23 de julio de 1933, Largo Caballero, dice a sus juventudes: «el PSOE intenta conseguir legalmente el poder, pero si encuentra obstáculos en este camino, iría a la creación de la República socialista y revolucionaria». El ministro socialista Jiménez de Asúa, creó en ese año la famosa ley de «vagos y maleantes», por tanto, una ley creada por un SOCIALISTA, y no por Franco, como quieren hacernos creer los socialistas.

1934: el PSOE da un golpe de Estado contra la República y su gobierno legal. En noviembre de 1933, la CEDA de Gil Robles gana las elecciones, pero la izquierda, siempre tan demócrata, declara que no va a aceptar que la derecha, forme gobierno. Por cierto, un pequeño matiz, fueron los socialistas y no otros, los socialistas siempre tan demócratas y FEMINISTAS, los únicos y verdaderos responsables, así como los principales opositores a reconocer el voto a la mujer. Porque presumía que dicho voto, sin duda, iría mayoritariamente a la derecha.

Los socialistas prepararon concienzudamente durante todo 1934, la sublevación armada, ese golpe de Estado revolucionario que dio el PSOE, con las armas conseguidas por Indalecio Prieto y la ayuda de CNT en Asturias. Al mismo tiempo, Luis COMPANYS proclamaba en Cataluña, el ESTAT CATALÁ de la República federal española. Como no podía ser de otra forma, el citado golpe, fracasó.

Es en ese tiempo, en el que el diputado socialista Ramón González Peña, vuela las cajas fuertes de la caja de España, para su posterior vaciado. «De casta le viene al galgo». Después de esto, Largo Caballero pasó varios meses en prisión, e Indalecio Prieto huyó a Francia. Por lo que se deduce que, 2 años antes de que Franco diera su golpe de Estado, el PSOE ya lo había hecho, con más violencia pero con menos éxito. Echando por tierra o desmontando uno de los muchos mitos que, todavía a día de hoy , existen sobre Franco y el franquismo.

1936: la guerra civil es preparada concienzudamente por el PSOE, esa guerra civil prometida con anterioridad por Largo Caballero, como remedio a todos los males y defendiendo la bolchevización del PSOE. Tiempo este en el que se indultó a todos los golpistas de 1934, (asesinos y ladrones). Además de apresar a José Antonio Primo de Rivera, por tenencia ilícita de armas, al que posteriormente se ejecuta, fusilándolo.

De lo que se desprende que el PSOE nunca defendió la República, sencillamente la utilizó cuando le convino, y la desechó o violó, cuando le vino en gana. A Largo Caballero se le conocía como el Lenin español. Su rivalidad con Indalecio Prieto fue aumentando, hasta el punto que en sus sedes se debatía o disentía a bofetadas y posteriormente a tiros. Este era el modo habitual de resolver los debates en el seno de los partidos democráticos, como supuestamente lo era, y lo es, el PSOE de antaño y de hoy.

El 13 de Julio de 1936, asesinan a uno de los lideres de la derecha, José Calvo Sotelo, le secuestran de su casa, le montan en un camión, le pegan 2 tiros en la cabeza y posteriormente le abandonan a las puertas del cementerio del este. Matizar que el otro líder derechista, Gil Robles, se salvó por estar ausente de su domicilio en ese momento.

Resulta paradójico, cuanto menos curioso, surrealista e injusto, que muchas calles españolas, lleven todavía a día de hoy, el nombre de Pablo Iglesias, por el contrario, el nombre de José Calvo Sotelo, ha sido barrido de las mismas, por políticamente incorrecto. Pero qué se va a esperar de un Estado, que considera normal legalizar, el asesinato de los más inocentes en el vientre de sus madres. Y donde los chaqueteros, asesinos, golpistas, son exaltados, mientras las víctimas son silenciadas.

1936-1939: con Largo Caballero, el PSOE y sus checas, siembran el terror en Madrid, las cuales, están creadas a imitación de las soviéticas, asesinan, violan y roban, con total impunidad, amparadas e informadas por el propio ESTADO.

La matanza de Paracuellos, cuya responsabilidad recayó sobre la figura de Santiago Carrillo, fue en realidad, la consecuencia de la decisión tomada por Largo Caballero, presidente del país en ese tiempo, tras el avance de Franco hacia Madrid. Largo Caballero casi analfabeto, pero con mucho carisma, es el que decreta el fusilamiento de miles de presos civiles, mujeres y muchos niños, en Paracuellos del Jarama, sin lugar a dudas, el mayor genocidio de nuestra guerra civil, y de nuestra historia.

1939-1977: el PSOE, comienza la lucha, la cruzada anti franquista, de la que toma el testigo el PCE, única oposición junto al terrorismo, del franquismo. En 1973, Felipe González, llega a la secretaría y con él comienza un juego sucio, que es apoyado económicamente por la socialdemocracia alemana y sueca, así como por la CIA, para evitar que el PCE, es decir, el comunismo, fuera la primera fuerza de oposición en España.

1977-1982: chantaje a la corona y oposición brutal a UCD. El PSOE defiende la República como forma de Estado o gobierno frente a la monarquía, durante el proceso de redacción de la nueva Constitución de 1978. Sin duda, chantaje a la corona y negociación sucia. Una negociación mero calco del pacto de gobierno del PSOE de Sánchez de hoy. El entonces vicepresidente, Alfonso Guerra, dijo literal; » PARA ECHAR A LA UCD, ME ALÍO HASTA CON HB».

1982-1996: el legado socialista nos dejó paro, chaqueterismo, megalomanía, o delirios de grandeza, y corrupción, muchísima corrupción.

– Nos dejaron un paro del 21%.
– Nos metieron en la OTAN, participando en sus bombardeos.
– Tuvieron una continua cesión con los nacionalismos periféricos.
– Nos dejaron un rosario de escándalos de corrupción.
– Creación de los GAL, los cuales, causaron 25 muertos en su guerra sucia con ETA. Es decir, una aplicación de la ley del talión. Cosa muy democrática, según el estilo y la historia del PSOE.
– Control absoluto del poder judicial, vamos a citar, aquella famosa frase de Alfonso Guerra; «Montesquieu ha muerto». Con lo que se cargó de facto, la división de poderes.
– Control del cuarto poder, es decir, la prensa, a través de su alianza con el grupo Prisa. (El País, Canal +, la Ser, todas ellas, propiedad de Jesús Polanco). Y cerrando Antena 3 radio, emisora opuesta al FELIPISMO.
El PSOE, estrecha lazos con la OTAN y con los EEUU, bombardeando y sin mandato de la ONU, a mujeres y a niños en Irak y Yugoslavia. Recordar a los amnésicos que, en 1991, el gobierno del PSOE intervino en la guerra contra Irak, prestando un inestimablemente apoyo logístico a EEUU en los bombardeos a Irak. También intervino al bombardeo de Yugoslavia, donde murieron mujeres y niños, y destruyeron las infraestructuras del país. Todo bajo la dirección de EEUU. El gobierno del PSOE, envió tropas de tierra en la postguerra, pese a que la intervención militar no contaba con el apoyo de las Naciones Unidas. Muy al contrario, en el 2003, es el PSOE, el que ataca al gobierno de Aznar oponiéndose con firmeza a un nuevo ataque contra Irak, justificando el citado ataque al gobierno de Aznar, en que era un ataque injusto, ilegal, ya que no contaba con el apoyo y el beneplácito de la ONU.

Aquí, en estas cosas, en estas actitudes, es donde sale a relucir esa doble vara de medir de las izquierdas, en este caso concreto en el PSOE. Pues cuando lo hacen ellos es justificable con cualquier argumento, y si lo hacen las derechas, es anti constitucional, anti democrático, cuanto menos fascista. Es más, en 2003, el PSOE tilda de asesinos al PP, y de matón a Bush, además de acudir a manifestaciones antibelicistas. Por el contrario, no quieren acudir a manifestaciones contra los fusilamientos de Fidel Castro.

1996-2003: el PSOE, aunque con otra dirección en su secretaría, sigue con el control y en defensa de los intereses del grupo Prisa. Se inicia una campaña, por parte del PSOE de deslegitimación y demonización, del gobierno de derechas, culpando al PP de todo. Como por ejemplo, del hundimiento del petrolero Prestige en las costas gallegas. Y llegando a decir algunas voces, seguro malas lenguas; «hay que echar a la derecha del poder, como sea, si hace falta, se hunde otro barco».

En el 2005, se produce el atentado más grande de la historia de España, el 11M, con 192 muertos y 15 heridos, y con él, llega el acoso y derribo del PP por parte del PSOE. Se inicia una intensísima campaña de manipulación por parte del PSOE e IU, así como de algunos medios de comunicación, de sobra conocidos. Es un hecho trágico de nuestra historia que no está clara, con muchas hipótesis, que se reafirman sobre la autoría de ETA, pues había pruebas para ello. Sin duda, el PSOE ocultó datos e incitó a la sociedad, a la población, contra el PP, pues todos los sondeos y encuestas, daban a este último, como vencedor a corto, en las generales, tildando al PP y a sus líderes de culpables y asesinos.

El PSOE puso todo su afán en entorpecer las investigaciones, pues a través de medios particulares, se han ido destapando cosas, como el caso HUARTE. Aunque aparte de este había más indicios de la participación de ETA. Esto da que pensar, o se pone de manifiesto, lo que de alguna manera se sospechaba, y es que, la oscura sombra del PSOE, planeó sobre el 11M, aunque es muy difícil saber el grado de implicación, y sobre todo de probarlos. Casi con toda seguridad, o es casi seguro, que miembros del PSOE tuvieron información de que ocurriría algo gravísimo. Por el momento, y a día de hoy, el tal HUARTE, dirigente socialista en Asturias, sigue desaparecido. Que cada cual juzgue como quiera, pero el disco duro de la historia es indestructible, por mucha ley de desmemoria anti histórica, que legislen.

Después de esto, no nos debería de extrañar, la actitud de Sánchez, o de Zapatero, porque son un calco, una fotocopia, de lo que ha sido el PSOE a lo largo de toda su historia. Pues su actitud, la de Zapatero o Sánchez, se puede tildar de todo, menos de falsa, no se si por descaro, o simplemente por ignorancia o analfabetismo político.

Esto es historia, y como tal, objetiva, la ley de memoria histórica del PSOE, es del todo subjetiva, por ser la visión de un sólo bando. Es como dije al principio del escrito, el revolcarse en el estiércol ajeno, para camuflar, disimular o desviar su propia fetidez.

Esto ha sido y es el PSOE.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba