La Unión Europea, avanzadilla del totalitario Nuevo Orden Mundial: Por Luys Coleto

Entonces, Unión Europea, hogaño, grosso modo. Absoluta alteración de la historia, en las ficciones televisivas y en la realidad, deformando las tradiciones, presentando una falaz historia europea/occidental y nuevas costumbres que finiquiten el pasado familiar y social que dejarían totalmente desprotegida a la nueva población. Progresivo reemplazo étnico, racial y cultural: de hormiguitas blancas autóctonas a hormiguitas negras alógenas (mientras la fertilidad decae, entre otros, masivo aborto mediante). La UE, la institución más pastueña y rastrera y cipaya con la banda terrorista OTAN y sus guerras (de banqueros) perpetuas. Paulatino desmantelamiento de todo (o gran parte) del sector primario. Estrangulamiento de la economía productiva: colapso bancario y «aceptación» en el ínterin de la liberticida moneda digital (previo mayúsuculo fraude del dinero fiat: «inexistente» dinero-nada). Avasalladoras y liberticidas leyes femibolches y elegetebeís a cada cual más demente. Todo tipo de legislación «digital», a cada cual más dictatorial. Incremento de las relaciones institucionales con el narco venezolano (y el resto de narcoestado pedófilos: todos, sin apenas excepción), el saqueo de oro para laminar los recursos naturales propios y el robo de dinero público a mansalva. La okupación de viviendas organizado por los gobiernos títeres de turno para desestabilizar la propiedad privada. La expropiación – además de la censura ilimitada – que se refleja en las plurales leyes nacionales de «seguridad»  para aumentar la percepción de inseguridad jurídica y la convulsa desesperación de la peña, dispuesta en el entretanto a aceptar cualquier medida – otra más- totalitaria.  Y, desde luego, las timovacunas covidicias: esencialmente para los pringadetes occidentales (recuerden que el modelo inspirador para la OMS – Organización Mafiosa de Sicarios – para poner en marcha sus «`pasaportes» del infierno fue, es y será la UE de la mafiosilla Pústula Von der Brujen).

Espanto

Un mundo por otro, la UE, tiránica vanguardia, otro despoblado y transhumanizado desorden mundial. Un Mega Estado europeo: más control, más vigilancia, más disciplinamiento de masas. Un invivible mundo totalitario, más allá del ropaje que escoja en cada momento. Nuevos paradigmas (de horror), prisiones al aire libre de 15 minutos. Resetear Bretton Woods, por ejemplo, y por ende el Gran Capital.

La gente, la inmensa mayoría, sin coscarse, bastante tiene con sobrevivir, dizque. Insondables abismos de ignorancia, cobardía, imbecilidad, pobreza, sumisión y  esclavitud. El europeo medio, en toda parte y lugar (ciudades, colegios, universidades, aeropuertos, edificios públicos, bancos, supermercados, medios de transportes y prolongadísimo etcétera), engañado, vituperado, vilipendiado, preterido, humillado, acosado, amenazado, vigilado, despreciado, despojado, pisoteado, subyugado…

Mentira

La mentira, diabólicamente institucionalizada. La censura total, su aliada. El golpe de Estado permanente, perfeccionado. El estado de excepción, una rutina. Y todos – repito, todos – los gobiernos, más allá de su pelaje, ora fachoso ora progre, vendidos al poder global del dinero .

Memento reciente, Liz Truss,  la ex primera ministra del Reino Unido: “Lo que descubrí cuando llegué al número 10 de Downing Street es que pensé que si llegaba a la cima del árbol, podría implementar esas políticas conservadoras. Y lo que descubrí fue que no estaba sosteniendo las palancas. Las palancas estaban en manos del Banco de Inglaterra, de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, no estaban en manos del Primer Ministro ni del Canciller”.

En fin.

 

Redacción

Digital independiente de derechas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba