La pornografía, otro gran logro social del progresismo

El Gobierno Sánchez, se acaba de dar cuenta de que la pornografía está llegando a niños en edad casi preescolar. Ellos dicen que está afectando a niños a partir de diez años, como siempre, falsean los datos, yo les puedo asegurar que hay niñas que están viendo pornografía dura desde los seis. No es ni uno ni dos ni cuatro los padres que me lo han comentado. Cuántos habrá que no me lo han comentado.

La solución que nos da Sánchez al problema es que limitemos el acceso de los niños al material pornográfico de internet, y para ello está diseñando un método elaborado por la casa del timbre y la moneda para que una persona pueda demostrar su edad frente al acceso a esas páginas pornográficas. Como siempre, gastar nuestro dinero, las soluciones de Sánchez siempre son gastar nuestro dinero como si lo pusiese él.

Naturalmente, para los socialistas los culpables somos nosotros. Nosotros, los NO políticos, precisamente, los que somos víctimas de la industria pornográfica.

Para Sánchez la solución está en ejercer un control sobre la población, cuando lo lógico sería limitar los derechos del que provoca el más: las industrias pornográficas.

Ahora resulta que los pornógrafos, los pederastas, los pedófilos, los obsesos sexuales tienen DERECHO a publicar imágenes y secuencias sexuales que llegan a límites tan repugnantes que harían vomitar a un cerdo. Compadezco a los policías que tienen que revisar ese material para ver si está o no dentro de las leyes que han aprobado los políticos españoles y europeos para demostrar que son los garantes de los “derechos y libertades” de los ciudadanos. Las industrias del porno y los obsesos sexuales tienen DERECHO a publicar y difundir su pornografía para crear y explotar económicamente a más obsesos sexuales, reduciendo su capacidad de pensamiento a un solo tema: el sexo. (Eso también les viene bien a los políticos, por cierto).

Díganme ustedes un solo beneficio que aporta a la humanidad la difusión de la pornografía. ¿Por qué no actúan contra la pornografía como hemos actuado contra un virus, la peste, el cólera o el tabaco? ¿Por qué tiene DERECHO a existir y difundirse la pornografía? ¿Es para cierta ideología un logro Social, una prueba de progreso, una bandera de libertad? ¿Es una forma de “fastidiar” a una moral a la que odian?

Sánchez no actúa con sus medidas contra la pornografía, sino contra las libertades de las personas. La incoherencia es evidente: una niña, con 15 años puede abortar sin consentimiento de sus padres, pero no puede ver pornografía sin el consentimiento del PSOE  y sus sucios. (Perdón, quería decir “socios”).

Si tu hija de 7 años ha visto pornografía dura en la que dos superdotados someten a una jovencita a realizar actos repugnantes, y ella, tu hija, con siete años, quisiera verse en esa situación de sometimiento, no es culpa de tu hija, no es culpa tuya, ni siquiera es culpa del fotógrafo, es culpa del gobernante que lo ha permitido, y que con su pasividad ha facilitado su difusión. Seguir votándole te hace cómplice. Eres tú mismo el que permite la corrupción de tu hija.

La pornografía ha provocado violaciones, desequilibrios mentales, dependencia de muchas mujeres al placer y al sometimiento al hombre. La pornografía defiende la idea machista de superioridad del hombre y sumisión voluntaria de la mujer. La pornografía ha provocado que se vea con normalidad la violación en grupo porque hay mujeres que buscan ese tipo de relaciones. La pornografía ha hecho que los chicos adolescentes traten a las chicas de su edad como objetos de placer y no como mujeres, ahora tenemos onanistas cincuentones que prefieren mirar pornografía en internet a mantener una sana relación sexual con su pareja; las tratan en la actualidad con el mismo desprecio que demuestran las películas pornográficas. La pornografía y los políticos que no han impedido su desarrollo han destruido personas, matrimonios, familias. La pornografía ha ensuciado las mentes de nuestros hijos, de nuestros cónyuges y la nuestra misma. Las mujeres están obsesionadas en encontrar un tío con una … grande y gorda, y los hombres están obsesionados con encontrar una “tía guarra” que se deje hacer de todo.

En fin, díganme un solo beneficio que haya aportado a la humanidad la difusión de la pornografía, y me callaré.

¿Por qué en cuarenta años de sucia pornografía ningún político ha actuado contra ella?

Piensen ustedes cuál puede ser la razón. Yo creo que es porque con esa medida, el político perdería votos, o porque él mismo es un gran consumidor de pornografía, y actuar sobre ella sería realizar un gran recorte a los “Derechos y Libertades” de los españoles.

Es posible que el Tito Berni no sea un vicioso del sexo y las drogas por sí mismo, sino una víctima más de la cobardía de los  políticos.

No sea usted ingenuo; su hija ha visto pornografía. ¿Está usted permitiendo y favoreciendo la corrupción mental de su hija?

Atención, no es usted el que tiene que actuar quitándole el móvil a su hija; Sería usted un padre autoritario. Lo que debe hacer es quitarle el voto a su político.

Quiero hacer una pregunta: ¿Nadie pagará nunca por habernos llevado a esta situación?

José Enrique Catalá

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia. Especialista en Hª Medieval. Profesor. Autor del libro: Glosario Universitario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba