La nueva izquierda

Para los que me seguís, no os resultará extraño mi obsesivo empeño en la búsqueda de la verdad, lo cual no significa que esté en poder de la verdad absoluta en todo momento, pues soy de la opinión de que nadie es poseedor de esta utopía platónica. Sencillamente el que diga o asevere esto, no es más que un impostor.

Para los que hago referencia en el párrafo anterior, esos fieles seguidores de mi ideología, tampoco será extraño que intente derribar o tumbar todos los bulos o mitos que sin duda hay sobre la historia de este nuestro país, España.

Y para ello no se puede obviar, es decir, hay que darle la importancia que sin duda conlleva, para lo cual recomiendo prestar atención y especial importancia al proceso revolucionario que se desencadenó en la zona republicana. Sobre todo, a partir de las elecciones de Febrero de 1936, en las que como es sabido, se impuso el frente popular.

Sin ningún género de duda, se puede aseverar y atribuir la responsabilidad y lógicamente la propiciación de la Guerra Civil. Responsabilidad esta mayoritariamente por no decir en exclusiva, a las fuerzas revolucionarias, es decir, las izquierdas, y no como dice esa propaganda suya, en la cual, se la atribuyen falsamente a la sublevación militar.

Se puede pensar, que la propició la causa primera, que fue en el solamente en sentido metafórico, golpe del 18 de julio de 1936. Pero este sólo fue una continuación del verdadero comienzo de esta, que realmente fue en octubre de 1934. Siguió con la violencia revolucionaria desatada por el frente popular, en los cinco meses posteriores a las elecciones del 16 de febrero de 1936. Digamos que este periodo fue un periodo de provocación del frente popular, hacia la derecha y los militares. Después de otro completo y clarísimo pucherazo de parte de la izquierda, al que sólo legalizó o convirtió en democrático, la sumisión y el respeto a la legalidad republicana o democrática, de la derecha y los militares. Es decir, el proceso revolucionario crecía más y más.

Personalmente soy de la opinión de que lo de julio de 1936 no fue un golpe de estado, sino una breve guerra civil. Lo cual es explicado con una claridad transparente, por el gran historiador Stanley G. Payne, en su nuevo libro. Pues los golpes de estado, son concebidos para tomar de una forma rápida, y con violencia o por medio de las armas, claro está, los resortes del poder. Los cuales, estaban en Madrid, y Madrid en ese momento estaba en el bando del FRENTE POPULAR. Aunque al principio fue concebido así, no era posible en ese momento, por lo que había que ocupar primero Madrid, cosa que convertía el golpe de estado, en un golpe de estado en sentido metafórico. Y realmente lo convertía en una breve guerra civil.

Como ya he comentado, hay un estudio reciente que revela que en las elecciones de 1936 hubo fraude por parte del frente popular. Dicho estudio dice que las citadas elecciones terminaron en tablas, es decir, en empate, entre varias de las fuerzas o formaciones políticas. Por lo que se puede deducir que los resultados reales hubiesen dado un gobierno de coalición, un gobierno de centro derecha. Lo cual, seguramente hubiera dado lugar, valga la redundancia, a una insurrección del FRENTE POPULAR, o lo que es lo mismo, todas las izquierdas revolucionarias. Cosa o hecho insignificante o de poca importancia, por lo que creo que se hubiese contenido y derrotado en muy pocos días. Dicho de otra forma, no habría habido una guerra civil. Y sin duda, esto hubiese sido, lo que más conveniente y beneficioso para el país. Es decir, España.

Sin género de duda, se hubiese producido una escisión de socialistas, es decir, entre los moderados y los caballeristas revolucionarios. Lo cual, hubiera dado lugar a una política más razonable, o menos radical, revolucionaria, y del todo bolchevizada. De lo que hubiera supuesto una coalición izquierdista, sin duda, menos radical y más moderada y no hubiera sido necesario enfrentarse con una gran coalición revolucionaria, como fue en realidad.

 

Hay que reconocer, pues es una realidad histórica,  que la segunda República no es un ejemplo democrático. Es verdad que empezó como una democracia, cosa que duró solamente hasta el pucherazo o victoria del frente popular en 1936. Posterior a esto, su gobierno, el frente popular, perdió la ley y el orden, es decir, destruyó la legalidad democrática o republicana, con su rechazo a aplicar la ley y la Constitución. Además de hacer una descarada apología de la violencia por medio del terrorismo, el asesinato, etc, es decir, alentando y fomentando, toda clase de atropellos de la ley y el orden.

Me explico, mediante los actos revolucionarios, violencia política, ocupaciones de propiedades, de tierras, etc, y todo esto, en los cinco meses anteriores al comienzo de la Guerra Civil. Los demócratas, los semimoderados, se cansan, no se resignan a estas atrocidades y atropellos cometidos por el frente popular y lógicamente se posicionan contra la revolución y se ponen del lado de Franco en la Guerra Civil. Y esto es una realidad irrefutable e incontestable, aunque se haya escondido por parte de la izquierda.

Esta lista, esta sucesión de atropellos cometidos durante los cinco meses anteriores a la Guerra Civil, no tuvo parangón en otro país fuera de la Rusia de 1917; sin duda España batió todos los récords establecidos. Lo de cómo terminó España en una dictadura que duró 40 años, es difícil de aseverar, debido a que no hay prácticamente documentación o datos al respecto, por lo que daré mi particular opinión, o haré una hipótesis personal de lo que creo más lógico o de sentido común. «Aunque en un principio la idea fue crear otra República, una República más conservadora y moderada de derechas. Las circunstancias tanto temporales, logísticas, como personales, sin duda fueron las que dieron lugar a una transición o cambio en el plan original».

Resumiendo, fueron una serie de factores como la suerte, su astucia, su poco índice de error, su paciencia, el apoyo de los monárquicos, es decir, de los que no eran franquistas acérrimos, dicho de otra forma, todos estos y otros diversos factores, son en mi humilde y modesta opinión, los que favorecieron los planes de Franco. De lo que se puede deducir que el resultado no fue un plan concebido en la etapa original o en un principio, sino que, fue evolucionando hasta desembocar en lo que conocemos. Sin duda, Franco alteró el plan inicial, el que concibió con sus compañeros para su propio beneficio.

Lo relatado o expuesto aquí, es lo que interpreto o entiendo, en mi humilde y modesta ignorancia histórica. Y también, es lo que sin género de duda,me recuerda el nuevo Ejecutivo y sus socios, el frente popular del siglo XXI, este gobierno abominable que es representado por la nueva izquierda.

 

Para que no se repita la historia, por España y lógicamente los españoles, el próximo 28 de Abril, vota VOX. La única formación con un programa creíble, viable, justo, igualitario, defensor de las libertades, y sobre todo democrático.

Arriba VOX, y viva España siempre.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba