AutoresColaboracionesCulturaMª José Gómez BusóOpiniónSociedad

La hermana pequeña de canal 9, À punt, quiebra técnica con tan sólo un año de vida

Canal 9, la televisión autonómica valenciano-catalana fue un agujero negro donde PP y PSOE dejaron una deuda de 1.200 millones de euros.

El 29 de noviembre de 2013, siendo presidente de la Generalitat Alberto Fabra, se cerró definitivamente con mucho acierto.

Esto provocó un aluvión de críticas por la izquierda más rancia y pro catalanera de la comunidad Valenciana.

Esta televisión, que por cierto era una de las peores que he visto en toda la historia de mi vida, llegó a tener más empleados que A3 y Telecinco juntas.

Aquí se dedicaron los unos y los otros, y los otros y los unos, a emplear a toda clase de gente, valiera o no valiera como profesional, ex falleras mayores de Valencia, periodistas de tres al cuarto, y sobretodo amiguetes varios, en canal 9 cabía todo y todos, con la particularidad de que cobraban unos sueldos astronómicos para el trabajo que desempeñaban, que era más bien poco.

Para muestra un botón, en las noticias del fin de semana cuando se hacía el resumen de los partidos de fútbol más importantes de primera división, había un locutor para cada partido, es decir, que un periodista con que se preparara la crónica de un partido de fútbol había cumplido con su tarea semanal, totalmente vergonzoso.

Las retransmisiones de cualquier fiesta o acto cultural de una población, eran de pena, cuando había que enfocar el acto más relevante, el cámara se dedicaba a enfocar a un niño en un cochecito ataviado con el traje típico que correspondiera a la fiesta en cuestión, y te perdías el acto.

Por otra parte teníamos la introducción poco a poco de la famosa jerga pseudo catalanciana que hablaban todos, recuerdo a los mayores pedir que quitaran ese canal que no entendían nada de lo que allí se hablaba.

Al perder las elecciones el PP y cambiar el gobierno para desgracia de todos los valencianos, una de las promesas de los socialistas y demás izquierdosos, fue la de reabrir la TV autonómica; dicho y hecho readmitieron a viejas glorias y contrataron a otras nuevas, lástima que no tuvieran ese énfasis para cumplir promesas sobre la mejora de la sanidad y de la educación.

Puedes ganar dinero como público en programas de televisión

Por fin en el primer año tenemos el resultado de la tan ansiada televisión autonómica, quiebra técnica.

Pero tranquilo todo el mundo, no ocurre nada se le inyectaran unos cuantos millones más, y a seguir perdiendo dinero, hay que mantener la llama y agradecer a las barrigas su voto.

El problema de todo este despilfarro es que la susodicha À Punt, la pagamos todos y no la ve nadie.

Mª José Gómez Busó

Jubilada de 62 años, sin pelos en la lengua. Demasiado sincera, escribo por afición y soy autodidacta. Mi frase favorita es: "Ladran, luego cabalgamos". Me encanta el patchwork, técnica que domino, y escribir relatos cortos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba