La habilidad de los izquierdosos para tapar sus miserias

A Monica Oltra, personaje peculiar y particular del panorama político valenciano, que ostenta el cargo de vicepresidenta de la Generalidad Valenciana -con muy mala fortuna por cierto, porque ya no lo puede hacer peor-, y para más indignación de la mano del partido independentista valenciano por excelencia, Compromís, le ha salido un gramo muy gordo en la frente.

La Audiencia provincial de Valencia ha condenado a su ex marido a cinco años de prisión, 6.000 € en concepto de indemnización, y una orden de alejamiento de 200 metros, por abusar de una menor que estaba bajo su tutela, en el centro de acogida Niño Jesús de Valencia. 

Pero según Mónica, esto poco o nada tiene que ver con ella. 

Cuando nunca fue probado y se desestimó el abuso a menores en un centro religioso de Valencia, que no recuerdo ahora su nombre, esta señora sacaba sapos y culebras por la boca diciendo que había que proteger a los niños a toda costa de los religiosos, que estaban en peligro, que era una vergüenza y muchísimas cosas más, que en caso de ser ciertas las acusaciones a ese centro, esta buena señora llevaría toda la  razón, pero se equivocaba de medio a medio, y nunca pidió disculpas por tanta tropelía. 

Ahora en el caso de su ex marido se desmarca totalmente, y como autodefensa y única disculpa dice que cada persona es distinta a otra, cuando ella estaba durmiendo con el enemigo. 

Esta es la política de los izquierdosos comunistas y socialistas, cuando algún escándalo les salpica tienen una habilidad pasmosa para desmarcarse del asunto, pero cuando el escándalo atañe a partidos políticos contrarios a su cuerda, ahí meten el dedo en la llaga hasta hacerlo viral, y así manipulan a propios y a extraños. 

Ese es uno de los mayores errores de los partidos constitucionalistas, el no denunciar hasta la saciedad, todos los casos de corrupción, abusos, robos y demás infamias que cometen los diferentes partidos. 

Tanta callada por respuesta y tanto egoísmo político por estar en la palestra, va a llevar a España a una situación de auténtico desastre. 

Los partidos constitucionalistas estaban condenados a entenderse, pero ahora ya es demasiado tarde, y los mal autodenominados partidos progresistas van a destruir España, sin piedad, sin que nada ni nadie pueda remediarlo. 

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba