La frustración de los jóvenes y Unidas Podemos

Soy una persona que observo muchísimo a la gente; me gusta observar y ver sus reacciones y sus posturas ante la vida, sus adversidades, sus oportunidades y sus consecuencias ante ella.

No he tenido hijos biológicos, pero sí uno medio adoptado que me ha dado lo más bonito de mi vida, mi nieto.

Sus padres ruso-lituanos emigraron a España de jóvenes y se han sabido labrar un futuro para ellos y sobre todo para mi nieto, que estudia en un colegio privado, porque estudiar en la pública en Valencia y provincia es impensable con el maldito adoctrinamiento catalán, que cada vez cobra más auge entre los imbéciles valencianos. El niño será alguien en la vida, ya nos encargaremos de que esto ocurra sus padres y por supuestísimo yo.

Después de esta pequeña introducción voy a entrar en lo importante del título de mi artículo.

Tengo muchísimos amigos que tienen hijos y como decía, soy muy buena observadora.

Esos hijos de amigos a los que sus padres les han dado una buena educación en su casa y en sus colegios tanto públicos como privados, todos están bien encarrilados, estudiando carreras importantes tanto dentro como fuera de España, y serán hombres y mujeres preparados y con un criterio político importante y selectivo a la hora de ejercer su derecho al voto, y a la hora de hablar y contrastar opiniones, siempre serán sensatos.

Ahora viene la segunda y menos afortunada parte del porque de mi título del artículo de hoy.

También están esos otros hijos de amigos que han ido dando tumbos de un sitio para otro, cambiando de trabajo cada equis tiempo, y casualmente el motivo de sus cambios de trabajo siempre es culpa del jefe, bien porque no les paga lo suficiente, bien porque tienen que trabajar en domingo, bien porque los compañeros no son legales, bien.. bien.. bien, hay tantos bien que aburriríamos hasta al mismísimo santo Job.

Porque será que estos frustrados, porque al fin y al cabo son todos jóvenes frustrados, que ven a sus amigos y jóvenes de su edad que están cursando estudios, labrándose un buen futuro y en definitiva están felices y contentos con lo que hacen, les producen una adversidad fingida.

¿Por qué estos envidiosos son todos de Unidas Podemos o independentistas?

Pues por la sencilla razón de que a Unidas Podemos y a los independentistas les van al pelo los frustrados, los maltrabaja y los incultos, y a los frustrados, los maltrabaja y los incultos les van al pelo los partidos independentistas como Unidas Podemos.

Así lo creo y así se lo cuento a quien lo quiera leer.

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba