La batalla ha empezado ¿Te vas a quedar sentado?

Por Polonia Castellanos, presidenta de ABOGADOS CRISTIANOS

En el tiempo que llevo en la Asociación de Abogados Cristianos puedo decir que he visto de todo: me han echado de una programa que versaba sobre la libertad de expresión, me han prohibido dar una charla cuyo tema era la censura, he sufrido 3 escraches, recibo llamadas insultantes a diario, amenazas… pero lo que más me han sorprendido son las «jugadas judiciales».

En un juicio contra varios abortorios me han ocultado el expediente; en otro contra un abortorio en particular el juez me ha prohibido hacer preguntas a los testigos; en otro juicio contra la patronal del aborto, antes incluso de que hubiese fecha para el juicio, el juez ha dicho que ya tenía la sentencia (esto está grabado); en otra ocasión, en un juicio contra las femen no nos avisaron de la fecha; en una solicitud a un fiscal para que investigase al cabecilla de una mafia contra mujeres me ha dicho que la justicia no estaba para eso.

Ayer mismo fui a aportar unos vídeos como prueba: la letrada de la administración de justicia me dijo que no hacía falta, que ya los conocía, y hoy resuelve en nuestra contra porque no hemos aportado los vídeos.

A estas alturas, ya he dejado de sorprenderme, pero no he dejado de pelear ni en una sola ocasión, porque cada «jugada» que nos hacen nos obliga a ser más previsores, más creativos, más estrategas, y todos esos jueces, fiscales… nos están dando grandes lecciones que no se aprenden en la carrera.

He de decir que hasta ahora, y aunque parecía imposible, hemos ganado bastantes casos (femen, Planned Parenhood, moción laicista, reanimación de Teresa, cautelarísimas de Ribalta, demanda contra una abortista asturiana, demanda contra un periodista que nos insultó, sanciones a abortorios…),y me he convencido de que con fe y con constancia no hay nada imposible.

Sigo confiando en la buena fe de las personas y en la justicia, porque también he encontrado jueces y fiscales valientes (aunque pocos), que estoy segura que llegarán muy lejos porque sólo se ponen de rodillas ante Dios.
Pero sin duda lo que más me ha dolido es la cobardía de algunos de ellos, católicos, cobardes y acomplejados, que no son capaces de ser imparciales y aplicar la justicia (por ahora el único juez penal que nos ha condenado en costas, después de que denunciásemos que un payaso hacía un «espectáculo» disfrazado de San Juan Pablo II y consagrando preservativos, es un juez que pone todos los años el Belén en una iglesia de Valladolid).

Son tiempos difíciles pero esto es sólo el principio, no tengo la más mínima duda que lo que hasta ahora eran «jugadas» judiciales ya se está convirtiendo en persecución, y que en poco tiempo esta persecución será muy violenta. Estoy en primera línea de batalla y veo las hordas del enemigo. Son muchos y están bien organizados, pero miro para atrás y veo que en mi bando estamos todos dispersos, discutiendo y sin darnos cuenta que la batalla ya ha empezado.

Los verdaderos héroes son los que trabajan día a día, los que no dejan que se derribe la Cruz de su pueblo, los que van a rezar a las puertas de un abortorio y tratan de que esas mujeres se den cuenta de que van a cometer el peor asesinato de su vida, los que protestan cuando quieren adoctrinar a sus hijos en el colegio, los que acompañan a los ancianos hasta su fin natural.

Es la hora de luchar como si todo dependiera de uno mismo y rezar como si todo dependiera de Dios, como decía San Agustín, porque aunque la victoria es nuestra, la fe, la lealtad y la constancia se miden en el campo de batalla. La batalla ha empezado y estás en medio del fuego cruzado (tiran cruces, profanan catedrales, Formas Consagradas, hacen escarnio de nuestra fe, aborto en aumento, eutanasia, adoctrinamiento en las aulas y corrupción de menores…) ¿Te vas a quedar sentado?

Colabora con ABOGADOS CRISTIANOS:
www.abogadoscristianos.es

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar