AutoresColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Izquierda radicalizada

Acusan a la derecha de fascista y de querer otra guerra civil, cuando la realidad es justo la contraria.

Con esta reflexión quiero dar mi visión personal a modo de hipótesis de lo que para mí es la actual izquierda, o la izquierda a día de hoy. Partiré de la izquierda de siempre, el socialismo, el comunismo, la cual, cree tener una superioridad moral sobre la derecha. Y lo demuestra haciendo una descarada polarización social, ideológica o política haya donde tiene voz.

La derecha representa y defiende los valores originales con los que se han consolidado nuestro país. La izquierda por el contrario se cimenta en una fuerza revolucionaria, que va en contra de dichos valores al entender que son valores de derecha. Para ello usan el insulto y el descalificativo en sus discursos demagogos y socializantes, tildando a la derecha de racista, supremacista, simplemente porque dichos valores no producen los frutos o resultados deseados por la izquierda.

Acusan a la derecha de fascista y de querer otra guerra civil, cuando la realidad es justo la contraria. Utilizan la mendacidad que les caracteriza para llenar sus discursos que divulgan entre esa parte de la sociedad influenciable,  auténticos presos políticos, personas con muy poca o ninguna cultura política que, como es lógico, cae en su trampa y se cree toda esa propaganda. Personas comparables a los hooligans que terminan respondiendo a esas falsedades como si realmente existieran y lucharán contra ellas.

Es esa actitud, la que al final termina generando eso mismo contra lo que dicen pelear, o por lo que justifican su revolución. Aunque sin ser tan ingenuo también creo que son conscientes de lo que hacen y lo hacen a sabiendas. En mi opinión personal, creo que se trata de una radicalización de la izquierda, y se está radicalizando con plena consciencia de ello. Llegan a un punto en el que deslegitiman la moral de la derecha. Partiendo de esa visión errada del mundo que tienen, donde no ven nada que valga o merezca la pena. Es decir, no ven nada que sea bueno. Lo que les sirve de excusa para esa revolución contra la derecha por ser la raíz y el eje del mal.

Están entrando en un estado revisionista de falso progreso y real regresión, descalificando y demonizando a media España, a la media España que no comparte sus ideas. Es un REGRESIONISMO déspota, impuesto y camuflado que nos transporta a julio de 1936, cuando media España no se resignó a vivir de rodillas y optó por morir de pie.

No se esfuerzan por resetear e intentar buscar algo en que los dos bandos estén de acuerdo, creo por esa incapacidad, por su pecado original ese obsesivo deseo de poder, para poder hacer un descarado y exagerado abuso del mismo. Lo que como digo es su pecado original, nacen PREVARICADORES, lo que automáticamente les termina convirtiendo en corruptos en todos los campos o ámbitos. Con esta actitud revisionista, regresionista, revanchista, basada en el rencor, la ira y el odio de la actual izquierda, alguien en su sano juicio o con un mínimo de sentido común puede seguir pensando que podemos continuar siendo un país.

Es una táctica planificada con mucho tiempo y muy concienzudamente, que está izquierda radicalizada con sus socios los golpistas e independentistas quieren lograr su real y único objetivo, que no es otro que la fragmentación de la unidad de la nación y su posterior destrucción. Un problema real que deberíamos de combatir, contra los problemas reales sólo caben soluciones reales, no se puede ser equidistante, cuando está en juego la existencia de tu nación como tal, y el futuro de tus hijos y futuros descendientes.

Sin ir más lejos esas políticas balcánicas y globales de puertas abiertas dando vía libre a la inmigración ilegal son del todo perniciosas. En EEUU desde CLINTON hasta OBAMA,  han deportado cientos y miles de inmigrantes ilegales, y recurriendo a un PRETÉRITO no muy lejano a una distancia de cuatro años OBAMA seguía defendiendo el no abrir la puerta a la inmigración ilegal.

Esta radicalización de la izquierda, ha sido sin duda muy rápida, pues los ortodoxos dentro de la izquierda han quedado colapsados. A partir de ahí, todo ha sido un avance sin obstáculos hacia el buenismo de la corrección política. Por el contrario la derecha defiende siempre el mismo discurso no dejándose influenciar por privilegios,  no incluyendo nunca en sus filas felones o topos conocidos. Lo que descarta como derecha a ese supuesto centro derecha, PP y C’s, cuyo cometido es la colaboración y complicidad, con un alcahuetismo desmesurado y una sumisión  y aquiescencia moral hacia la izquierda sin parangón.

La izquierda de hoy día, incentiva y fomenta la radicalidad en sus filas, tanto socialistas, comunistas, golpistas e independentistas, cuando fracasan en alguno de sus muchos y diversos atentados de la índole que sean contra la derecha, no es por falta de intención, si no, por esa incapacidad e incompetencia que les caracteriza. Es gentuza, son TURBAS o MANADAS sectarias para los que el fin justifica los medios. Piensan que sus antecesores fracasaron porque lo hicieron mal, pero muy por el contrario ellos lo harán bien.

Quieren crear la estructura de un SISTEMA que lo CONTROLE TODO, y además hacerlo funcionar, lo cual, implica una elevadísima capacidad y competencia, cualidades estas, de las que carecen por completo. Por lo que en mi opinión, no es más que, otra de sus muchas utopías de esa realidad paralela que se crearon y en la que viven.

Por lo arriba expuesto, este escrito se convierte en un aviso de alerta, contra una amenaza real, la que representa esta revolucionaria IZQUIERDA RADICALIZADA, haciendo un llamamiento a modo de súplica de combatir este gran problema que representa la izquierda radical en las urnas y de forma legal.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba