AutoresColaboracionesInmigración/IslamizaciónOpiniónRamiro Grau Morancho

Inmigración: España es la nueva Italia

Se quejan los italianos, y con razón, que han tenido que soportar la entrada de más de 800.000 indocumentados, la mayoría sin oficio ni beneficio, pero España va por el mismo camino, o incluso peor…

“Gracias” al okupa de La Moncloa, y a su provechosa reunión secreta con Soros para recibir “órdenes”, España está sustituyendo a Italia en la invasión masiva de extranjeros. Se quejan los italianos, y con razón, que han tenido que soportar la entrada de más de 800.000 indocumentados, la mayoría sin oficio ni beneficio, pero España va por el mismo camino, o incluso peor…

Solo hay que ver que cada día llegan varios centenares, y en ocasiones hasta millares, pese al silencio cómplice de los medios afectos al régimen, ¿o debería decir prostituidos?, que se venden por un plato de lentejas, en forma de publicidad, compra masiva de ejemplares, que luego van directamente a la basura, créditos en condiciones preferentes, presiones a los bancos para que no ejecuten las operaciones hipotecarias y financieras vencidas e impagadas, etc.

Lo cierto es que Ceuta y Melilla están ya invadidas y ocupadas por los “nuevos españoles”, los que han venido a pagarnos las pensiones, según acertada expresión de algún imbécil con chorreras.

El gobierno eliminará las concertinas y la tercera valla de Melilla

 

¿Qué solución tiene esta situación…, que podemos hacer?

En mi modesta opinión –llámenme racista, xenófobo, etc. que me da igual-, solo hay una: devoluciones en caliente.

Es decir devolución de esas personas al lugar de dónde salieron, eso sí, no sin antes proveerles de comida, agua y ropa. Pero dejándoles en las playas en las que han embarcado, sean estas de Marruecos, Túnez, Libia, etc.

Y si han sido desembarcados desde barcos negreros, que no me extrañaría nada, en muchos casos, apresar a dichos navíos, y devolverles a los “turistas” que transportaban, previo socorro alimenticio y de productos básicos para que puedan sobrevivir hasta los lugares de salida.

Y ya que vamos de pijos progres, y de guays –pero burgueses en la intimidad-, ¿admitiría usted en su casa, a pensión completa, a cualquier indigente que llame a su puerta…?

Pues es lo mismo.

Yo suelo socorrerles con algo de comida, o de ropa, cuando me parecen personas de fiar y, por supuesto, sin dejarles entrar en la casa.

Nunca con dinero, para evitar que se vicien, y acaben viviendo de poner la mano…

La situación es similar, no podemos dar acogida, a pensión completa a un millón de personas, en poco tiempo.

Claro que a Soros y “Maduro Sánchez” eso les da igual: ellos no van a tener que convivir con estos “nuevos españoles”, y mucho menos aguantarles, sufrir sus agresiones físicas, en su caso, etc.

MENAS hoy, delincuentes mañana

 

¡Qué bonito es ser solidario cuándo se vive en un magnífico chalet en Galapagar, rodeado de un elevado muro, para que no entre nadie, y vigilado constantemente por varios guardias civiles, pagados con nuestro dinero!

Así da gusto ser solidario…

Ramiro Grau Morancho

Ramiro Grau Morancho es Graduado Social, Licenciado en Ciencias del Trabajo y Abogado. Profesor de Derecho en varias Universidades, Públicas y Privadas. Ha publicado veinticinco libros sobre temas jurídicos y sociales, y miles de artículos en prensa, diarios digitales y revistas jurídicas especializadas. Es Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba