Hallan restos de sangre en la casa de Montoya, el asesino confeso de Laura

El asesino mintió en su confesión

  • Este descubrimiento desmontaría la versión de Montoya

La policía ha encontrado restos de sangre en casa de Bernardo Montoya en El Campillo (Huelva) que podrían corresponder a su víctima, la joven maestra Laura Luelmo. Al parecer, el asesino confeso intentó hacer desaparecer la sangre, fregando toda la vivienda, sin conseguirlo.

El descubrimiento de restos de sangre probaría que Montoya, un hombre de cincuenta años que en el mes de octubre salió de la prisión, llevó a su casa a la víctima, contra la versión que, según lo que parece, ofreció el supuesto asesino a los Guardias Civiles.

Montoya ha confesado que raptó, procuró violar, sin lograrlo, y mató a la joven maestra zamorana, pero la autopsia ha confirmado que sí hubo agresión sexual.

Tras 2 horas de interrogatorio en la Comandancia de la Guarda Civil de Huelva, el detenido confesó a los estudiosos que la joven le preguntó por un súper, la engañó y la mandó a un callejón sin salida, donde la sujetó, golpeó y dejó inconsciente. Más tarde, conforme su relato, metió a Laura en el maletero del vehículo y la trasladó hasta el sitio donde fue localizada. Allí la desvistió y también procuró violar, pero no lo logró, si bien la necropsia confirma que hubo agresión sexual.

Los restos hallados en su casa desmontarían esta versión, puesto que, además de esto, y conforme las fuentes consultadas, Montoya llevó a la joven a la residencia exactamente la misma noche de su desaparición y no fue hasta el día después cuando la dejó en el sitio donde fue encontrada ya sin vida, una zona de matorrales del rincón de Las Mimbreras, a unos 4 kilómetros de El Campillo.

El cadáver de la víctima presenta, conforme las fuentes, evidentes signos de violencia, ciertos de ellos en la frente, donde recibió un fuerte golpe que, conforme el análisis forense, le ocasionó la muerte.

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba