ActualidadColaboracionesGuerra CivilHispaniaOpiniónSantos TrinidadVerdadera Memoria Histórica

Guerra civil, ¿qué y quiénes?

España es gobernada por el nuevo frente popular del siglo XXI.

Las izquierdas jactándose de demócratas, ahora igual que en nuestros tiempos más sombríos, tristes y violentos, nuestra guerra civil, cuando esta palabra se la apropiaron, por su buena prensa, lo que hacía de su ideología, una ideología muy vendible para la sociedad.

La realidad es otra, la izquierda, utililiza muchos términos o conceptos, por lo bien que suenan, y su buena venta hacia una sociedad que siempre ha sido muy ignorante, y que ha tenido muchas carencias, como por ejemplo, la comida, el trabajo, etc., por lo tanto muy manipulable. Utilizan la táctica mas rastrera, aprovecharse de las desgracias de la gente para conseguir sus verdaderos objetivos. Que es decir, y prometer a la sociedad, lo que esta, quiere escuchar, y no lo verdaderamente factible, viable o posible. Realmente no saben su verdadero significado o definición, o se lo cambian a conveniencia.

Para explicar lo que digo, expondré una opinión o hipótesis personal, con una argumentación, basada en libros de historia de ambos bandos, lo más objetiva posible. En esa subjetividad que llevamos en el ADN cada cual, he fundado mi objetividad, en los hechos históricos esenciales, en las que ambos bandos coinciden, dejando de lado, hechos o historias aisladas o individuales, pues no son más que, datos anecdóticos, o visiones de un sólo bando.

Los fantasmas del pasado han vuelto

 

El comienzo de la guerra civil

La guerra civil española comienza realmente en octubre de 1934, momento en el cual el PSOE bolchevizado y revolucionario de Largo Caballero, lanza una insurrección armada para destruir la República e instaurar una dictadura del proletariado. Esto que digo, se planteó así textualmente, como una guerra civil, o como un intento de guerra civil.

La insurrección de Largo Caballero

Naturalmente fracasó, pero no se aprendió la lección; pudo haber quedado en un simple precedente. Pero desde el mismo momento en que se mantuvieron las ideas básicas.

 

Las elecciones de febrero de 1936

Fueron unas elecciones fraudulentas, con una violencia enorme y extrema, que son las que más tarde dieron lugar a un verdadero asalto a la legalidad republicana, y en consecuencia, no al comienzo, sino a la continuación de la guerra civil. O sin ir más lejos, el actual Ejecutivo de nuestro país y sus socios, sin duda, el nuevo frente popular del siglo XXI.

La verdad, es que está dilucidado, o aclarado sobradamente, el ¿quien la empezó? y el ¿por qué?. Voy a matizar esto: está aclarado en el terreno intelectual, desgraciadamente en el terreno popular, no es así. Como he dicho, en el terreno popular tristemente predomina todavía la propaganda. En fin, son temas que debían haberse debatido, pero que no se debaten, precisamente por eso, porque la propaganda es muy débil, frente a la investigación histórica real. Donde fallan los historiadores del bando rojo o del frente popular, es en que lo que dicen no es aceptable, ni mucho menos sostenible con argumentos, simplemente por las lógicas algunas veces, y por los datos en otras.

El levantamiento nacional, julio de 1936

El levantamiento nacional, o golpe de Estado de Julio de 1936, fue una reacción por la destrucción de la legalidad. Si esta última se hubiera mantenido, Franco no se hubiera sumado a ella. Recordar que Franco se sumó en el último momento, cuando ya no quedaban más vías. No hay que olvidar que a la República se le sublevó todo el mundo, empezando por los anarquistas con nada más y nada menos que tres insurrecciones, a las cuales se sumaron los comunistas desde un principio, aunque luego cambiaran de idea, por simple táctica.

Otras insurecciones anteriores

En 1932 se sublevó el general Sanjurjo, hecho aislado, pues no fue una sublevación de la derecha, sino de una parte de ella. En las elecciones de 1933 se sublevó la (IR), Izquierda Republicana de Azaña con intentonas reiteradas de golpes de Estado, naturalmente fracasa. La Ezquerra Republicana (ERC), se declara en pie de guerra, literalmente. Y el PSOE de Largo Caballero, el revolucionario, bolchevizado, por algo se conocía a Largo, como el Lenin español, comienza los preparativos para la insurrección o guerra civil. Por lo que deducimos que, ya no queda nadie por sublevarse, cuando lo hace Franco; Franco es el último que se subleva, y también el único que tiene éxito.

El Frente Popular

El gobierno del frente popular, nunca ha respetado ni las libertades, ni la democracia, ¿Qué democracia? Si nunca ha habido un solo demócrata en sus filas. Hay una versión propagandística, que no histórica, que dice que la guerra civil fue un enfrentamiento entre demócratas y fascistas. Es fácil, desterrar o echar por tierra esta versión, sólo hay que ver de qué se componía el frente popular, para saber que eso es una patraña, una falacia, que simplemente es insostenible con argumentos. El frente popular se componía de marxistas revolucionarios del PSOE, comunistas, nacionalismos periféricos como PNV y ERC, los cuales se fundamentan en la supremacía étnica o racismo, que es el principal postulado o principio de los independentismos, y también lo componían golpistas, como AZAÑA.

No sé a vosotros, pero a mí me recuerda y mucho, al actual Ejecutivo español y sus socios de gobierno.

No había un solo demócrata entre ellos; habían destruido la legalidad republicana, esa misma que habían creado ellos. Bueno, todos ellos no; fue creada por la izquierda republicana y los socialistas. La verdad, es que fueron ellos mismos los que la destruyeron, en cuanto vieron que con ella podrían triunfar las derechas. Por lo que en mi opinión, la rebelión o levantamiento del bando nacional es completamente legítima, pues se hace contra una tiranía extremadamente sangrienta y brutal.

En los meses que van desde Febrero hasta Julio de 1936, hay más de 300 muertos, miles de heridos, infinidad de quemas de Iglesias, y de registros de la propiedad de partidos de derechas, terminando con el asesinato del líder de la oposición, Sr., Calvo Sotelo, por los socialistas y fuerzas de orden público. Creo que estos hechos son muy significativos y reveladores, de adónde había llegado la situación.

Saqueo y quema de iglesias y conventos en la Segunda República

 

La guerra civil

Las guerras civiles en otros países, como USA, o Inglaterra, han tenido mucha menos justificación que la nuestra. Las atrocidades cometidas en la guerra, fueron muy parejas en ambos bandos, destacando que las cometidas por las izquierdas fueron mucho más sádicas. La mejor prueba de ello, es la matanza de Paracuellos, sin duda, el mayor crimen cometido en nuestra guerra civil. De la cual, está sobradamente acreditada la responsabilidad de Santiago Carrillo. Es tan evidente y salta tanto a la vista, que no se como nadie puede dudarlo.

La matanza en la plaza de toros de Badajoz, que se atribuye al General Yagüe, por la cual, fue apodado el carnicero de Badajoz, es otra gran mentira, otro mito de la propaganda del frente popular, que puso en circulación, haciendo correr el bulo, el propagandista del frente popular, Jay Allen, el cual no estuvo en esa plaza, y se duda de que haya pisado Badajoz en su vida. Por el contrario, existen los testimonios de personas que realmente si estuvieron allí.

La guerra civil, no se libró, entre demócratas y fascistas, pues no creo que hubiera ninguno en las filas de ambos bandos, si no, por la continuidad de la unidad de España, de la cultura cristiana, de la propiedad privada, etc. Sólo hay que ver que el frente popular fue una alianza de Izquierdas, sobre todo revolucionarias y separatistas. Y que la única oposición que tuvo el franquismo, durante todo su régimen, fue realizada por comunistas y terroristas.

Este es sin duda, el Ejecutivo y actual y sus socios de gobierno, por eso, es por lo que partidos o formaciones como Vox, son de extrema necesidad, pues son los únicos que nos garantizan una real continuidad de España como tal, y en consecuencia de los españoles.

Por España, Vota VOX.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Le recomiendo encarecidamente que se documente sobre el devenir español desde el principio del siglo XX. Creo que tiene usted un lío bastante serio sobre causas y efectos….cambiando los unos por las otras…o dicho de otra manera; ante poniendo consecuencias a los hechos que las motivaron. O no se ha documentado lo suficiente o lo ha hecho desde una óptica determinada, tamizando todos los hechos con su particular cedazo ( no tan particular, por cierto). Ninguna interpretación histórica puede presumir de absolutamente verdadera y hacer uso de determinados hitos en el calendario de hechos mas o menos cruciales…sin calibrar las circunstancias que dieron lugar a ellos, es una forma de explicar la historia que no comparto. Le insisto en que intente documentarse sobre la situación económica y social del país desde principios de siglo…y la forma de gestionarla. Igual empieza a no ser tan drástico pontificando desde una supuesta intelectualidad muy por encima de la «propaganda» de los «otros».
    Por cierto, en mi ciudad, que no se sublevó, a los dos días de proclamar la facción rebelde y golpista ( lo siento pero esa es la denominación, guste o no) el bando de guerra…se llenaron las cárceles de cualquiera que tuviese un carnet sindical y no digamos político…de las que fueron saliendo para ser fusilados en las tapias del cementerio de Torrero ( hablo de Zaragoza), estimándose en mas de 3500 personas a lo largo de la contienda, sin delito de sangre alguno.
    Por eso le ruego que cuando pontifique Vd. sobre violencia, sea como mínimo algo equilibrado. No seré yo quien justifique la violencia de la zona republicana, pero negar que fué una consecuencia de la inicial, con el agravante de ser sistemática, al contrario de la otra, que durante los primeros meses fué practicada desde el desgobierno, con una República casi inutilizada por la deserción de gran parte de la oficialidad de su ejercito al bando rebelde y unas fuerzas de orden inexistentes. Repito que no justifico…pero sí que aclaro las cosas con la indubitable claridad que da la cronología de los hechos y quien empezó el matadero sistemático. Si Carrillo, ya que Vd. lo cita, fue el responsable directo de Paracuellos ( hecho sobre el que hay dudas)…mucho antes, unos cuantos generales rebeldes ( insisto en la denominación correcta) cometieron atrocidades del mismo o superior calibre contra la población indefensa…y no en hechos de guerra en el frente, precisamente….que han disfrutado de tener calles y avenidas con su nombre durante muchos años.
    O sea, moderación y cierto equilibrio a la hora de interpretar «buenos y malos».
    Insisto, lea mas, mas variado, quiero decir…antes de sacar conclusiones. No me gustan las apologías de ningún tipo y creo que Vd. está incurriendo en ese error.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar