ColaboracionesFrancoHispaniaOpiniónSantos TrinidadVerdadera Memoria Histórica

Franquismo, ¿bulo o realidad?

El auge de VOX, de la derecha en mayúsculas, hace que las izquierdas suelten por su boca, esa verborrea vomitiva que les caracteriza, que consiste en esos gentilicios algunas veces, y neologismos en otras, acuñados a las derechas en forma de descalificaciones o insultos.

Algunos ya me conocéis, o conocéis mis artículos. Otros, a medida que me leáis, empezaréis a conocerme un poquito mejor. Intento ser respetuoso y educado en todos mis escritos, y si en alguno se me ha ido la pluma, pido perdón de corazón. Creo que escribo con una decencia impecable, aunque siendo un mero amante de esto que tanto me apasiona, que es expresar con palabras mis sentimientos, pensamientos, en fin, mis ideas, dando unas opiniones o hipótesis personales, las cuales creo expresar con una prosa bastante decente, una forma de filosofar, que puede gustar más o menos, pero creo tan válida como cualquier otra, y siendo como digo un aprendiz de francotirador del pensamiento, sé que erraré, sin duda, más de uno de mis disparos dialécticos.

Para los que me conozcáis un poquito menos, o estéis empezando a conocerme, resumiré en unas pocas palabras mi perfil como persona. Soy una persona adulta, creo con bastante sentido común, de derechas, católico cristiano, creyente no practicante, feminista de verdad. No creo en el feminismo actual, ese que quiere arreglar injusticias con más injusticias, enemigo del comunismo, socialismo bolchevizado, y nacionalsocialismos o nacionalismos periféricos, como el vasco o catalán, es decir, de la MENTIRA. Me creo respetuoso y educado, y en eso intento basar todos mis escritos, amparados siempre por ese derecho que nos corresponde a todas las personas, que es la libertad de expresión.

Sé que el título de este escrito puede parecer subjetivo, pero no soy franquista, porque no creo que sea algo que se pueda definir fundado en la manipulación y la mentira del bando que perdió la guerra civil. Pero como he dicho, soy enemigo de la MENTIRA, por lo que se deduce que soy amigo de la verdad, y os diré que soy un gran amante de las libertades e igualdades, y aunque no siento especial empatía por los supuestos franquistas, les respeto, aunque haya cosas de aquel régimen que no comparto.

Para explicar mejor este párrafo, por un mejor entendimiento, pondré un ejemplo. La izquierda, la que sacó o inventó ese gentilicio a los partidarios de Franco, «FRANQUISTAS». Si son honestos, que me contesten a una pregunta, suponiendo el caso contrario, que la guerra civil, la hubiesen ganado ellos, ¿se harían llamar Estalinistas?. Pues Franco fue un dictador que impuso su dictadura. ¿El comunismo, qué es? ¿No nos hubiesen implantado su famosa dictadura del proletariado?.

Como siempre, intentaré dar una opinión, la mía, lo más objetiva posible, basada en el respeto mutuo, y siempre abierta a críticas constructivas, basadas en los mismos valores en los que intento basarme yo mismo.

En la actualidad hay una imagen de Franco irreconocible, a lo que fue realmente su persona, debido a las muchas tergiversaciones de la misma. Desde el mismo momento de su muerte, en 1975, comienza una campaña demonizadora y deslegitimadora de su persona, por parte del bando que perdió la guerra civil. Hasta los descendientes de sus más fervorosos devotos, a día de hoy le niegan, avergonzándose de su verdadero pasado. Un ejemplo claro lo tenemos en esa presentadora de tele 5, Sonsoles Ónega, hija del que fue jefe de prensa de la Guardia de Franco.

La mayoría de los que le atacan son nacidos después de 1975, curiosa paradoja; no conocen, porque no han vivido la época del mandato del dictador, por lo que no me puedo referir a ellos mas que como meros ignorantes machadianos, que son aquellos que desprecian todo aquello que ignoran o desconocen. Estos últimos, y los pertenecientes a la opinión pública,  o medios, no se han preocupado de leer ningún escrito que sea realmente objetivo, dentro de la amplia bibliografía, que afortunadamente hay sobre Franco. Por lo que, la poca cultura que tienen del dictador, es mala, perversa y falsa, debido al adoctrinamiento recibido en una educación subjetiva y obsoleta que, crea más parados que, profesionales o intelectuales.

Con Franco había mucha más seguridad en las calles; la única oposición o violencia manifiesta, la propiciaba el PCE y sus derivados terroristas, lo que ahora sería el actual Ejecutivo y sus socios. Hoy se habla de que en aquellos tiempos todo el mundo estaba contra Franco, y esto no es más que una falacia o EMBUSTE descomunal de los mismos de siempre. Por mucho que haya lectores que disientan o discrepen, otros me darán la razón. Era un régimen bien asentado en el apoyo del pueblo, que era consciente de la política económico social que estaba transformando España a pasos agigantados.

Su posible futura exhumación del Valle de los Caídos, es simple y llanamente un atentado contra la historia. La historia debe estudiarse y analizarse siempre desde una perspectiva histórica, en una óptica de nuestros días. Pues lo que hoy no nos parece aceptable, sí lo era en circunstancias especiales, y no sólo en España, sino en todo el mundo.

Franco representó la unidad de España desde el reconocimiento de su propia diversidad. La exhumación de Franco no es más que el primer paso para desacralizar, es decir, quitarle ese carácter de sagrado, que se hizo en su día como tal, al Valle de los Caídos y destruir la cruz. Último objetivo del Sr., Sánchez y sus acólitos, o monaguillos, sus seguidores comunistas y separatistas.

Franco hizo posible la victoria en la guerra de pervivencia de nuestras raíces cristianas, hoy atacadas con más saña que nunca.

La nación que fue un baluarte del cristianismo

 

Gracias a sus políticas socioeconómicas se creó por primera vez en la historia de nuestro país una clase media, que es la que permitió la transición de un régimen autoritario, pero por otra parte necesario en las terribles circunstancias de hambre e ignorancia de la postguerra, a un sistema democrático como el actual. La ignorancia de una parte que, sumada al odio de la otra, no nos dejan ver la verdadera realidad de nuestra historia pasada.

Los Reyes Católicos, con su apoyo y sostén a la gesta americana, marcaron la historia de España y Franco, con su victoria sobre el comunismo internacional, parando a HITLER en la frontera, y con su hábil maniobra frente a Churchill y  Roosevelt, evitó la entrada de España en la segunda guerra mundial. Sólo por estas dos razones, se puede decir que Franco cambió la historia de España y de Europa. No es difícil imaginar lo que hubiese pasado, si Stanlin, que no la República, hubiese ganado la guerra civil española, y aún menos si HITLER hubiera ocupado España y accedido a Gibraltar. Sin duda, Franco cambió la historia del mundo.

Y es que, en esta sociedad adormecida e inculta, alguien debería decir esto a las nuevas generaciones.

Me reitero en decir, que no soy lo que se denomina franquista, ni siento especial empatía hacia esa época, pero lo que no puedo hacer es renegar de mis principios, y admitir la mentira. Sé que, por este escrito, se me tachará de todo menos de guapo, por una gran parte de nuestra sociedad, pero el que se considere noble, de valores y de principios, real y verdadero creyente de la libertad de expresión, sabrá respetar esta opinión, que aunque haya parecido ser una contradicción, es más un Oxímoron  antitético, en todo su contenido.

Espero no haber ofendido a nadie, pues esto se puede comprobar, es una realidad histórica incontestable, y haber aclarado, un poco si cabe, la imagen de una persona que ha sido maltratada injustamente por los que no pudieron ganarle una guerra.

 

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba