Fallarás la lía en Twitter, defendiendo a los agresores de Alsasua

Es curioso, como desde que estamos bajo el yugo opresor de la corrección política, de ese buenismo y falso altruismo de la progresía de izquierda, los cuentos tradicionales sufren de un cambio debido a un estado metamorfósico impuesto y en lógica consecuencia se da un final, cuanto menos subjetivo y arbitrario pero del todo irreal.

Para argumentar lo que digo me centraré en un artículo de elnacional.cat, firmado por un tal Jokin Buesa, donde exhibiendo esa gran profesionalidad que le da su autoridad o superioridad moral hacia su disidencia ideológica, intenta con una demagogia, descaro y a la vez arbitrario artículo, hacer que la sociedad se haga una idea ambigua sobre una cuestión clara y carente de justificación, pues sería caer en perogrullo.

Un artículo lleno de sofismo, de descarado fascismo, pues es una certeza que todo marxismo, así como los nacionalismos particularistas o periféricos, son vulgares y nocivos populismos, por lo tanto totalitarismos blandos o amables, como ellos mismos los denominan heredados de su esencia o pecado original.

Este mediocre y hooligan progre, tilda de valiente a la mercenaria comunista con claros tintes anarquistas y cleptómanos, mera y vulgar terrorista dialéctica, crítica y antagónica con la meritocracia pues sus postulados y dogmas son el amiguismo y la falsa solidaridad financiada con el dinero ajeno, la cual ha vuelto a cometer delito atentando contra la decencia, la honradez y la libertad.

La podemita Fallarás vuelve a tirar de espoleta, apuntando su violento y mortífero disparo hacia todo lo español, justificando el atentado terrorista de Alsasua (Altsasu), como la típica e inocente pelea de un bar. ¿Cómo la hubiese calificado si las circunstancias hubiesen sido al revés? Es decir, si los agredidos hubiesen sido los radicales en vez de los guardias civiles.

Hoy, 25 de diciembre de 2019, día de Navidad y verdadero comienzo de las celebraciones de las fiestas que llevan su nombre, ese espíritu navideño, fraterno, emotivo y amoroso se huele en el ambiente. También la peste a ‘cuñadismo’, familiares o amigos que convierten las fiestas en insoportables. Todos conocemos a este tipo de personajes, todos los hemos sufrido.

Trasladado al ecosistema de las redes sociales, eso sí, la cosa es mucho más grave e intensa. Cada día es fiesta para ellos, demostrando su intolerancia, ignorancia y ausencia de empatía más absoluta. Una horda de seguidores de Marx, Estanlis, Iglesias, Sánchezs, Junqueras, Rufianes, Estebanes, Ortuzares, en fin, fascistas, racistas y homófobos de la peor calaña, vomitando odio y bilis desatados, 24 horas al día, 7 días a la semana.

El único rato que respiran es para identificar nuevas víctimas de su acoso, aunque tienen algunas favoritas. Una de ellas es Vox por representar y defender todo lo que ellos detestan y odian, ahora tiran de victimismo por ese fiel retrato que los últimos han hecho de esta vulgar  terrorista dialéctica y su peculiar pero obsesivo impulso por adueñarse de lo ajeno, la podemita Cristina Fallarás a quien el sector de la sociedad española, la decente, la honrada, la trabajadora, es decir, la gente como tú y como yo, acaba de bombardear en twitter con unas merecidas y justas criticas por su descarada demagogia, deshonestidad, falta de compromiso y esa carencia de sentimientos que la hacen del todo inhumana.

Los primeros, los progres fascistas, esa izquierda rancia y marxista, de la cual forma parte Fallarás dicen que esa ficticia e inventada ultra derecha, que Vox asevera o afirma, ha cometido un nuevo pecado venial según sus dogmas : «denunciar una de las injusticias más flagrantes que se están cometiendo en el estado español desde hace 1135 días. La condena a los chicos de Altsasu por una pelea de bar con guardias civiles de paisano. Los jueces ya dijeron que no era terrorismo, pero es igual: 9’5 años de prisión y todo el facherío español vilipendiándolos día tras día. «Vergüenza es poco», ha tuiteado la de Zaragoza: «No te olvides de dónde van a despedir el año los de #altsasu». Sus palabras las podría firmar cualquier ser humano con un mínimo respeto por la decencia. Ahora bien, eso es ciencia-ficción cuando hablamos de los ultras españoles. «Proetarra, guillotina, brindo por que les den por…, garrote vil, borrachuza y feminazi, que se jodan…». La Navidad según los made in fachain. Asqueroso».

Personalmente creo que es una sofisma lleno de falsedades o falacias. Estos futuros terroristas están donde tienen que estar. ¿Nadie se pregunta dónde pasarán la Navidad esos cientos de víctimas mortales de los compañeros de juerga de estos campeones?

Esto sí que es para orinar y no echar ni gota, es el mundo al revés, las políticas o ideologías se tienen que adaptar a las normas o leyes, no al contrario, eso es utópico e irreal, es una imposición, un totalitarismo que aunque blando igual de nocivo que cualquier otro.

Es la mayor de las desigualdades, pues la verdadera igualdad debe sustentarse en la justicia, es así, tenemos igualdad porque amamos la justicia y viceversa, y es así, no de otra manera como se obtiene la única y verdadera libertad.

Me explicaré; hay que legislar y crear unas leyes que todo el mundo sin excepción tenemos que cumplir, en caso contrario, hay que aplicar las medidas coercitivas creadas o diseñadas al respecto. Es decir, toda acción tiene una reacción. Lo demás no es igualdad, pues carece de justicia, por lo tanto no otorga una libertad real.

Tanto lo que propone con sus declaraciones Fallarás como este lacayo del buenismo y la corrección política, mero analfabeto, cuanto menos social de Jokin Buesa es apología de una legitimidad a la extorsión, el secuestro y el asesinato. No se puede imponer u obligar a nadie para que haga algo en lo que no crea y por lo tanto no desee hacer, pues esto sería una imposición, cualidad o signo característico de está mera y vulgar turba de sectarios populistas y totalitarios, lo que siempre se ha conocido como FASCISMO.

Por lo que me permitiré darles un consejito, que no es otro que, antes de intentar limpiar casa ajena tienes que limpiar la tuya o propia, pues esa inmerecida, injustificada y supuesta autoridad o superioridad moral que creéis tener sobre vuestra disidencia ideológica, no existe más que en vuestras erradas, turbias y rojas conciencias.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Auténtico Ejemplar de Odiadora de Hombres por ser TORTILLERA VAGA y MALEANTE, ahora eso si lo que como buena Izquierdosa vive sin TRABAJAR y desde luego como todas/os los comunistas no se van de ESPAÑA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar