Europa, Puigdemont, Comin, Junqueras la madre que los parió, y el enfado de los españoles

Las personas de a pie no entendemos de leyes, ni tampoco de tribunales, ni de sentencias absolutorias, y muchísimo menos de inmunidades parlamentarias, pero sí entendemos de justicia, y la justicia últimamente es de todo menos justa, tanto da que sea española, como europea.

Las personas de a pie solo sabemos de sinvergüenzas catalanes fugados de la justicia por ser acusados de presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de caudales públicos, que se pasean  por Europa con total impunidad y viviendo a cuerpo de rey con el dinero de todos los españoles, como es el caso del mayor sinvergüenza de la historia de la democracia Carles Puigdemont y su compinche Comín.

Los españoles de a pie solo sabemos de sinvergüenzas catalanes como Junqueras y compañía, encarcelados por celebrar un referéndum ilegal, que en todo momento están recibiendo un trato de favor, y viviendo en vez de en una cárcel, que es lo que les correspondería, en un hotel de cinco estrellas; incluso se les permite cualquier visita, conceder entrevistas y hacer declaraciones.

Los españoles de a pie no entendemos cómo al secesionista más violento de la historia, Quim Torra, se le inhabilita por no querer quitar una bandera en favor de los políticos presos y no por alentar y consentir tanta violencia, tanto destrozo, tanto odio, y tanto enfrentamiento entre catalanes y españoles.

Los españoles de a pie no entendemos las amenazas, el despliegue policial, y el miedo a celebrar un partido de fútbol de la liga española por un equipo cuya directiva secesionista ni lo considera español, ni quiere vínculos con España, y que además utiliza el encuentro para proclamar a los cuatro vientos su absurdo y violento secesionismo. Hubiera sido mucho más fácil darle tres puntos al equipo que se siente español y el secesionista a jugar en la liga catalana.

Los españoles de a pie estamos hartos, muy hartos de todos estos vividores, enfermos de odio, que lo más jodido del caso, no es que se hayan inventado una historia, es que encima se la han creído y han envenenado desde hace mucho tiempo a la mitad de la sociedad catalana, a algunos estúpidos valencianos y a otros tantos de las islas Baleares, a quien ahora estos descerebrados quieren conquistar.

La culpa de nuevo no es del cha, cha, cha, la culpa debe ser achacada con todo su peso a los partidos políticos de cabecera PP y PSOE, que durante años por sus intereses políticos, les han hecho demasiadas concesiones a este atajo de revolucionarios de tres al cuarto, a los que sólo les interesa la pela y su absurda sedición.

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar