Europa fomenta el «brexit español»

Después de las últimas noticias referentes a unos vulgares prófugos o políticos presos españoles huidos a Bélgica, ciudad erigida en madriguera y zulo de la delincuencia internacional, no cabe más que preguntarse si la anexión de España a la Comunidad Europea es beneficiosa para la primera o no.

Los continuos y reiterados ataques de la pseudojusticia europea a la justicia española son un insulto y sobre todo una humillación hacia el sector de la sociedad decente, honrado y trabajador del viejo continente, concretamente al español.

En mi inmensa ignorancia hacia esta cuestión, y definiendo Comunidad Europea como la creación de un gran mercado para la mejora de transacciones meramente comerciales de mercancías o géneros entre los Estados miembros, no concibo, que esta mercadee con las personas, con la justicia, etc. y eleve a los delincuentes al nivel de sus víctimas, con una superioridad moral injustificada e inmerecida, que en mi opinión nada tienen que ver con cuestiones comerciales.

Cuando se acordó mediante un tratado la cooperación de sus Estados miembros en una colaboración para la detención y extradición de los delincuentes de sus países, no se registró el hacer un juicio paralelo y cuestionar así la resolución o sentencia del país de origen del delincuente en cuestión. Si no, su inmediata extradición al país de origen del Estado originario del delincuente mediante la recepción de la euro orden de turno, pertinente, reglamentaria o requerida.

Hay otros medios y recursos si la sentencia es injusta para proceder a recurrir una sentencia con la que no se está de acuerdo, pues que España es una democracia es una certeza incontestable.

La sentencia del Tribunal europeo sobre los golpistas del procés, vulgares delincuentes, no es más que la evidencia de que el que hace la ley hace la trampa. La inmunidad no significa impunidad, menos aún cuando es una inmunidad hacia un delito confeso y probado, que esta turba de analfabetos jurídicos aplican postulándose en una argumentación meramente burocrática o de caducidad temporal. Creo haber entendido que ya eran eurodiputados antes de hacerse efectiva la sentencia, hecho que les hace injustamente inmunes pero que no les exime de sus culpas. Hecho antitético, paradójico y contradictorio.

Este, como otros tantos y continuos o reiterados injustos despropósitos contra los derechos fundamentales y básicos  como son los individuales, los cuales son los únicos y verdaderos derechos, que colateralmente implican los de las libertades en todos sus ámbitos, campos y diversas manifestaciones, privándonos o prohibiéndonos a su vez, de una existencia y convivencia sana a muchos ciudadanos europeos, más concretamente a los españoles, hacen que nos replanteemos seguir perteneciendo a una comunidad postulada en la desigualdad, la injusticia, y el libertinaje en estado puro.

Personalmente entiendo que la definición de preso político es la de toda aquella persona que está presa o privada de libertad por sus ideas. Y estos no son mas que vulgares delincuentes, que para conseguir imponer sus caprichos o utopías delinquen desobedeciendo todo tipo de normas, erigiéndose por encima de la ley, por lo que se puede aseverar que el único y correcto epíteto para esta vulgar turba de delincuentes es la de políticos presos.

Aún cayendo en perogrullo explicaré para los más retrasaditos que lo que digo es cierto. Lo haré como si tuvieran 2 añitos para que puedan entenderme. Partiendo de la falsa idea de que son presos políticos y que como ellos bien dicen son todos aquellos que están presos por sus ideas, que me den una explicación del por qué no están presos también todos esos que piensan de igual forma incluyéndose ellos mismos.

Hay que salir de esa factoría de desigualdades e injusticias de potenciar y fabricar esclavos que es la Comunidad Europea, pues a través de esos totalitarismos blandos, esas políticas correctas y globalistas, como ellos dicen sin violencia, crean la mayor de las desigualdades por esa justicia arbitraria con la que sufrimos una esclavitud silenciada resignada y con impuesta aquiescencia que sufrimos actualmente.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba