Esteban González Pons, el típico político desechable


Los ciudadanos lo reiteran cuando se les pregunta. Consideran que los políticos no son de fiar. La entrevista que se ha hecho, el 9 de marzo, en Es Radio a Esteban González Pons, valenciano, eurodiputado del PP y persona clave para el Congreso Extraordinario del PP del 2 de abril, pone en evidencia el porqué del desprecio de los ciudadanos a los políticos. Federico Jiménez Losantos le ha hecho una brillante entrevista en la que ha quedado claro que Esteban Pons es uno de los políticos en los cuales no se puede confiar.

Ante la pregunta sobre si seguía calificando a VOX como partido de extrema derecha, como se permitió decir hace unos días, ha divagado. Cuando se le ha preguntados por qué no se había expulsado a Casado y a García Egea como había pedido Díaz-Ayuso, ha pretendido escaquearse diciendo que la presidenta de la Comunidad de Madrid “había pedido la expulsión de los responsables” pero no específicamente la de Casado y Egea. FJL le ha presionado diciéndole que era obvio para todo el mundo que Díaz Ayuso aludía en primer lugar a ellos dos, que habían sido los principales responsables. La respuesta de Pons ha sido que Casado había dimitido como presidente para poco después contradecirse y señalar que Casado seguía siendo presidente del PP. También ha pasado la responsabilidad a un futuro Comité Ejecutivo del PP que “investigará todo para tomar decisiones”. Esto me ha hecho recordar a La Codorniz y a la columna del Hermano Lobo que cuando se le preguntaba que para cuando, decía “Uuuuuhhh”. (Para los que no recuerden la revista La Codorniz cabe darles el ejemplo más conocido por reciente, de José Mota: “Sí, pero hoy no. Mañana”). Cuando se le ha presionado sobre si le parecería bien que el PP vaya a hacer con el CGPJ como ha hecho con el Tribunal de Cuentas y el Tribunal Constitucional, poniéndolos en manos de la izquierda en lugar de garantizar su neutralidad, no ha respondido “porque eso deberá decidirlo quienes sean elegidos para dirigir el PP en el próximo Congreso Extraordinario”.

En fin, este ha sido el eje de sus respuestas y todos sabemos por qué. Porque “el que se mueve no sale en la foto” y porque “se es dueño de los silencios y esclavo de lo que se dice”. Es decir, no digas cuál es tu posición sino remítete a lo que dirá tu partido en el futuro, el cual a su vez hará un programa ambiguo e incluso mentiroso (véase el caso extremo de Pedro Sánchez) con el que se presentará a las elecciones, enfatizando, eso sí, que es un partido de principios (¿?)

Si al Sr. Pons le interesara saber por qué los ciudadanos desconfían de los políticos, la respuesta es muy sencilla: Porque, en su gran mayoría, los políticos nunca dicen lo que piensan y pretenden que se les dé un voto en blanco. ¿Hizo un uso adecuado Rajoy del 155? ¿Lo volvería a hacer Ud.? ¿Va a derogar la sesgada ley de Memoria Histórica en las Comunidades en las que gobierne? ¿Va a dictar leyes de armonización autonómica para evitar el desmadre existente en la legislación económica, en los contenidos educativos, etc.? ¿Va proponer la modificación del artículo 127 para evitar que siga habiendo puertas giratorias entre el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo? Etc, etc. No hubo tiempo de hacerle estas preguntas a Esteban Pons, pero a tenor de sus respuestas a los temas que le planteó FJL, quedó claro que es un gran partidario de la canción italiana “Parole, parole, parole”. Por ello mi conclusión es que Ud. Sr Pons, tras su larga vida en y de la política, ha puesto en evidencia que es un político desechable y que cuanto antes se vaya, mucho mejor será para España.


Enrique Miguel Sánchez Motos

Administrador Civil del Estado. Autor del libro “Historia del Comunismo. De Marx a Gorbachov, el camino rojo del Marxismo”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − 4 =

Botón volver arriba