ColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

España y esa infección crónica que se llama izquierda y derechita cobarde

Comenzaré haciendo una breve descripción de mi persona, intentaré ser lo más veraz y objetivo posible, dentro de esa subjetividad que llevamos cada cual en nuestro ADN. Sé que mis escritos, a los que no piensan como yo, les darán una idea o visión de mi persona totalmente errónea y equivocada. Sin duda me tildarán de fascista, homófobo, xenófobo, racista y seguramente machista; siento desilusionarles, pero nada más lejos de la realidad.

Simple y llanamente soy amigo fiel de la verdad, y como tal admito hechos de antaño, verdadera historia, y no memorias que son del todo subjetivas, pues son propiedad única y exclusiva del que las crea, y en la triste, humillante, injusta y desigual actualidad que estamos viviendo, creo que es de sentido común y sobre todo de respeto mutuo, no pedir a los demás algo que yo mismo no haría.

Me explico, a la inmigración, para considerarla como tal, tendríamos que matizar un punto esencial, y es que al entrar en casa ajena o un país que no es el suyo, lo lógico y normal es que se sigan las normas del mismo, la adaptación en todos los ámbitos y el trabajar y pagar impuestos, como cualquier nativo honrado y decente. Lo contrario sería aprovecharse del esfuerzo de los demás, lo que vulgarmente se llama robo o corrupción. Esto último convierte a estos falsos inmigrantes en una especie de plaga parasitaria, y no creo que nadie, independientemente de la ideología que tenga, quiera una intoxicación como esa, ni lógicamente que se aprovechen de su esfuerzo y trabajo.

Sólo me queda reiterar, pues lo pongo de manifiesto en la mayoría de mis escritos, que sólo son meras hipótesis u opiniones personales, reflexiones basadas en una ideología y pensamiento concreto, el mío, y expuestos con una argumentación lo más objetiva y veraz posible, dentro del respeto mutuo, y siempre expuesta a cualquier critica constructiva o disidencia de opinión, basada en los mismos principios. Lógicamente es una opinión personal que puede gustar más o menos, pero tan lícita o válida como cualquier otra, siempre bajo el amparo de ese derecho que nos corresponde a todas las personas, el de la libertad de expresión.

Comenzaré refiriéndome a las falsas encuestas del CIS, dirigido en la actualidad por ese lacayo del señor Sánchez, el señor Tezanos, por lo que han perdido la poca credibilidad que tuvieron antaño, mera propaganda o publicidad gratuita para sus auténticos y reales propietarios en la actualidad. Unos datos que se tienen que corregir como consecuencia de los muchos errores de las mismas debido a la manipulación a la que están sometidas, sin lugar a dudas.

No sólo son enemigos de España, esta nueva socialdemocracia donde todo cabe, socialistas, comunistas, nacionalsocialismos, movimientos todos ellos de ruptura, de desintegración, también lo son los falsos centro derechas, más bien, una DERECHITA light y cobarde, a la cual, sólo le interesa su propio bienestar y no el de España o los españoles, y como ya habrán adivinado mis fieles seguidores, me refiero al PP y a C’s.

Primeramente expondré en mi humilde y modesta opinión, cual creo que es la táctica de C’s, que no es otra que la del SORPASO a dos bandas, tanto al PP como al PSOE. Su estrategia puede ser acertada o no, pero creo que es infinitamente clara. Por un lado desprecia a VOX, con la intención de aunarse al PSOE y robarle votantes. C’s con VOX, utiliza la misma táctica de la izquierda, tildando o tachando de ultraderechista a quien no lo es, el electorado de VOX, representa simplemente al ideal valiente, del que tanto PP como C’s, reniegan en público, por miedo, y del que son y serán siempre meros presos ideológicos. VOX no es ni más ni menos que la credibilidad y valentía que, sin género de duda, les falta a estos cobardes.

No sé si C’s fallará en sus objetivos, es decir, en los fondos, pero en su aplicación o en las formas está fallando estrepitosamente.

Del PP es mejor no hablar, el discurso del señor Casado no da lugar a dudas que son los mismos perros con distinto collar. Ese plagio del discurso de Abascal es un claro y evidente dato de lo que digo.

El señor Iglesias, líder del comunismo más rancio (PODEMOS), sigue muy bien el guión de sus políticas leninistas y tira de paradoja, o lo que vulgarmente llamaríamos contradicción, pues lo último que se le ha ocurrido a este impresentable, y gran manipulador de masas, es pedir la unidad del bloque de infectos que ayudó a Sánchez en la moción de censura, postura que le ha hecho bajar mucho en las encuestas; por eso creo que es una paradoja o contradicción.

Esto se debe a su ideal leninista, para el que lo fundamental es utilizar el poder para acabar con toda resistencia al mismo. Recordar que hace muy poquitos años este comunista convicto no podía ni soñar con obtener las altas cotas de poder que le proporciona el gobierno Sánchez, que cada vez tiene menos credibilidad, si es que, la ha tenido en algún momento.

Me atrevo a aseverar con firmeza y contundencia que cuando este gobierno nocivo, cuanto menos surrealista, y del todo cortoplacista, esté a punto de caer, que caerá, no tengo la menor duda, el impresentable y desleal comunista Iglesias escenificará su derribo, como si Podemos lo hubiese decidido, ante la carencia de políticas progresistas del PSOE. Esa es mi opinión, de la estrategia de Iglesias. Y esa es la razón de que, aunque este gobierno lo esté haciendo pésimamente mal, lo siga sosteniendo y apoyando. A Iglesias, a día de hoy, no le queda otra.

Su política más rastrera y penosa es la del falso feminismo, pues la hace sin duda, una cuestión muy rentable. Hasta ahora le ha servido, porque no ha habido nada ni nadie en la sociedad española que haya atacado directamente ese falso feminismo. El mismo falso feminismo que está llevando a manipular los asesinatos de mujeres con objetivos políticos, precisamente en un país donde un asesinato es terrible, pero al mismo tiempo, también en un país en el que, por muchos motivos, los índices de asesinatos de mujeres y hombres, de personas, en general, son de los más bajos del mundo.

En mi opinión, esto que hasta ahora les ha sido tan rentable, puede dejar de serlo. Es del todo INMORAL, repugnante y vergonzoso, politizar asesinatos, sin ir más lejos, el de esa joven mujer, esa profesora, Laura Luelmo, así como también otros que por desgracia siguen ocurriendo. Estos mismos que manipulan este tipo de asesinatos, se olvidan de otros, que no interesan, como los cometidos por inmigrantes o los cometidos por mujeres, por lo que queda claro que su postura o si lo preferís sus políticas, son manipuladoras, demagógicas y muy falsas.

El guerra civilista ZP, y su obsesión de negar la evidencia y defender lo indefendible, negar que los independentistas encarcelados no son golpistas, quiero pensar que esto sólo llega a un sector de la militancia del PSOE sumisa, que quiere por intereses quitar hierro o carácter de golpismo a la realidad, cosa en mi opinión, por otro lado, muy grave. Lo de este mercenario de la política habría que medirlo con parámetros penales, pues aparte de ser de una tremenda inmoralidad, segurísimo que detrás hay un elevado interés económico; los de izquierdas no conocen ni el altruismo, ni la solidaridad gratuita.

Señor Zapatero, puedo ser un ignorante, pero creo que la definición de preso político, es la del que está privado de libertad por sus ideas, y en la calle veo a diario a muchos, RUFIANES, PUIGDEMONTS, OTEGIS, IGLESIAS, en fin, un sinfin que, valga la redundancia, piensan de la misma forma que los encarcelados, incluso usted mismo, por lo que descartaremos esa opción, y empezaremos a llamar a las cosas por su nombre.

Y estos independentistas encarcelados son meros políticos que han delinquido, como los muchos que hay encarcelados por corrupción, sólo que el delito de estos, ha sido el de rebelión entre otros, simple y llanamente golpistas.

En conclusión, esta INFECCIÓN CRÓNICA de la que estamos afectados en la realidad actual, las personas decentes y honradas, tienen un remedio, y ese remedio sin ninguna duda es VOX.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba