España: coches a pedales. Preparémonos

En el año 2019, el grado de dependencia energética exterior en España fue de prácticamente el 75%, el más alto desde 2011. Esto quiere decir que el país importó tres cuartas partes de la energía consumida. Dato de 28 feb. 2021

El izquierdismo español dijo en los años setenta y ochenta: «Nuclears No Gràcies», pero no dio ninguna idea ni planificó nada ni hizo ningún pantano, con el fin de solucionar el problema de desabastecimiento energético. Esto es muy frecuente en la izquierda, dicen » no», prohíben y destruyen con una destreza insuperable, pero les falta la misma destreza para decir «sí», abrir puertas y construir.

El izquierdismo español dijo no a las centrales nucleares, pero resulta que la energía que compramos en Francia es la producida por sus centrales nucleares. Hay que ser muy tonto para tratar de defender ese argumento izquierdoso, no creen?

Pero vayamos un poco más allá. Nos están vendiendo coches que van con electricidad para no depender del petróleo. ¿Se dan cuenta ustedes de la barbaridad?

Probablemente, cuando todos ustedes tengan coche eléctrico, les dirán desde el gobierno izquierdista: «No tenemos electricidad para todos vuestros coches» y luego añadirán: «Tal vez sea conveniente que abramos algunas centrales nucleares.»

Y los ecológicos izquierdosos con sus flamantes coches eléctricos dirán: «Bueno, hemos de tener en cuenta el gran desarrollo tecnológico sustentado en sólidas bases de sistemas se seguridad avanzados en las sinergias resilientes. En estas condiciones democráticas y europeas podemos establecer unas, no «centrales nucleares» franquistas, sino unos Centros Ecológicos de Producción Energética (CEPE), es decir, unos centros mucho más democráticos y no contaminantes, basados en en estudios científicos einstenianos que no han traído mas que bienestar a la humanidad. Nuestros CEPE estarán pintados de verde y con el arco iris sobreimpresionado, para tener un impacto ambiental cero.»

«El partido Socialista siempre ha estado en defensa de la energía ecológica y el desarrollismo científico-tecnológico, y lucharemos contra aquellos que tienen siempre la mirada anclada en el pasado, para ofrecer a España la energía sana limpia y democrática que sustituirá al contaminante y pegajoso petróleo, más propio, francamente, de ancestrales regímenes totalitarios.»

No es extraño para el partido socialista cambiar de opinión 180°, sin avergonzarse. Y tampoco sus votantes. Recuerden el cacareado eslogan socialista «LA OTAN, DE ENTRADA, NO»

Aquí pasa lo de siempre, se ponen a vender coches eléctricos y, los que tenéis dinero (socialistas y comunistas) empezáis a comprarlos como locos sin pensar luego cómo los vais a llenar.

Señores. Reflexionemos. ¿A dónde nos están llevando?

José Enrique Catalá

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia. Especialista en Hª Medieval. Profesor. Autor del libro: Glosario Universitario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diez =

Botón volver arriba