¿Es EL MUNDO un medio profesional?

Un medio de información, como su nombre indica, tiene como principal finalidad aportar información. Si, además de ello, quiere incluir artículos o editoriales de opinión está en su pleno derecho, pero si niega o disfraza la verdad, deja de ser un medio de información, y se transforma en un medio de publicidad de en favor de determinadas ideas políticas, filosóficas u otras.

Me duele que El Mundo esté tomando ese camino, en particular para ocultar la verdad respecto a VOX, intentando no hablar de él, posiblemente pensando que de lo que no se habla no existe, o bien maquillando los éxitos políticos de ese partido para que parezcan menores o de poca importancia.

Recuerdo por ejemplo el gran momento político e informativo que tuvo lugar con ocasión de la moción de censura que VOX interpuso contra el presidente Sánchez. El partido de Abascal, y de Sánchez Dragó, había ofrecido al PP consensuar un candidato para dicha moción, pero Feijóo no quiso. Sorpresivamente VOX logró un candidato de indudable prestigio como Ramón Tamames el cual, con sus intervenciones en el Congreso, que se pueden encontrar fácilmente en las redes, puso el listón altísimo por su sencillez, su profundidad, su claridad y su uso eficiente del tiempo, cuatro cosas de las que adolecen un largo número de políticos, empezando por nuestro presidente Sánchez.

Pues bien, ¿qué hizo entonces El Mundo? Pretendió comunicar que VOX y su candidato “Tamames, expresa cada día opiniones no sólo diferentes, sino abiertamente antagónicas a los principales postulados del partido (VOX)”, cosa que desmintieron reiteradamente las noticias y las entrevistas con el candidato y que me llevaron a publicar varios artículos denunciándolas. Por cierto, que he tenido el honor de que Tamames me agradeciera, por email, la denuncia que hice de esa presunta y falsa distancia entre él y VOX.

Ya entonces tuve que decirle a El Mundo, en mis artículos, que informaran sobre lo que dijo Tamames, fuera sobre la “nación catalana” o sobre cualquier otro tema, pero que no lo sacaran de contexto. Asimismo, les recomendé, que evitaran ser un mero medio de propaganda y que regresaran al rigor informativo que anteriormente les caracterizaba.

Pero persisten en esa actitud y en su edición 30 de octubre dejan sus vergüenzas al descubierto. La noticia importante de política nacional de hoy son las dos manifestaciones que ayer, día 29, tuvieron lugar contra la amnistía que Sánchez pretende conceder a Puigdemont y a los sediciosos catalanes y sus adláteres.

Una tuvo lugar en Madrid en la plaza de Colón, convocada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), con carácter pluripartidista. La otra fue convocada por el PP en Málaga con carácter partidista. La primera tuvo una asistencia de 100.000 personas y la segunda de 20.000. Pues bien ¿imagina Ud. cuál resalta hoy EL MUNDO? Efectivamente, la segunda, la de Málaga.

Los periodistas Vicente Coll y Teresa López Pavón, al alimón, resaltan, en la primera parte de la noticia que escriben, la manifestación de Málaga y las declaraciones de Feijóo y Juanma Moreno, pero en la segunda parte del texto no han podido evitar citar la manifestación de Madrid, con una cifra de participación cinco veces superior a la de Málaga y muy por encima de la que, también contra la amnistía. convocó Feijóo y el PP en Madrid el pasado 24 de septiembre, también con carácter meramente de acto de partido, y en la que según las cifras oficiales hubo 40.000 manifestantes.

Es muy raro que en una noticia informativa se resalte primero lo menor y luego lo mayor, pero no cabe ignorar que las instrucciones del medio, o incluso del director, pueden influir en los periodistas.

Por si fuera poco, en la composición de la página, por encima de los periodistas, los jefes de sección, o el propio director, pueden haber intervenido ya que colocan una gran foto de dos personajes, Feijóo y Juanma Moreno, subidos a una tribuna en Málaga mientras que la manifestación de 100.000 personas en Madrid es acompañada por una foto, desde lejos, de la tribuna de Colón, sin que por asomo aparezca Santiago Abascal, quien, no cabe ignorarlo, fue la persona clave de esta manifestación multipartidista, ya que fue el quien en 2006 fundó DENAES.

Señores de EL MUNDO, recuerden que la verdad nos hace libres y que toda noticia que desinforma y desenfoca se encuentra bastante lejos de la verdad. España debe cambiar y también los profesionales de los medios.

 

Enrique Miguel Sánchez Motos

Administrador Civil del Estado. Autor del libro “Historia del Comunismo. De Marx a Gorbachov, el camino rojo del Marxismo”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba