Entre malo y peor, siempre mejor malo

Las idas y venidas, los acuerdos y desacuerdos, las uniones y las rupturas, los dimes y diretes, los apoyos y no apoyos, los pactos y no pactos, la relación amor odio entre Sánchez e Iglesias, es la crónica de un gobierno anunciado.

Todo lo demás es una burda patraña del endiosado Sánchez, para hacernos creer que busca y quiere lo mejor para España.

A Iglesias, que se sabe acabado como líder de un partido igualmente acabado, solo le queda una baza por jugar, retirarse y quedarse en la sombra (cosa que nunca hará) para aupar a su pareja, a esa eterna embarazada, estridente, faltona e inepta donde las haya, que no es otra que la señora Irene Montero.

¿O debería decir Irena? (Madre mía, me temo que ya no sé cómo dirigirme a estos personajes para ponerme a su altura en ese lenguaje afeminado, que nunca feminista que utilizan), y a su lisiado fetiche, el señor Echenique un fraudulento que contrata personal para que le asista y le paga en «B» sin cotizarle a la SS.

El problema de este tándem Unidas Podemos y PSOE, no podría ser más catastrófico para la historia de España, pero si ya lo era con Iglesias, con Echenique y la Montero está claro que se acaba la historia de España y nos convertimos en una república bananera, dirigida por lo más granado de la ineptitud, la incultura y el bolchevismo más rancio.

Ni un solo ministro del PSOE actual me ha demostrado que sirva para el cargo que ocupa; hasta Marlaska que parecía preparado, nos la ha dado con queso, pero imaginar a radicales de tres al cuarto, que solo saben vociferar cual vendedores ambulantes de mercancías a bajo precio, al frente de un ministerio, me hace pensar que hemos perdido todos la cabeza.

Espero que la razón al final se introduzca en la cabeza de estos políticos, a los que solo parece importarles su ego y su poltrona, y triunfe el deber y la obligación de dejar sus intereses a un lado y poner orden en una España agonizante y que hace aguas por todas partes.

 

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar