El PSOE, gran “artista” de la corrupción y el crimen, quiere educar a niños y jóvenes en sus “valores”

Corruptos y corruptores

Al parecer nadie se ha percatado de que el partido que intenta educar a los niños contra la opinión de los padres, es el más corrupto, y de historia más liberticida, hasta lo criminal, de España. Solo esto ya deja clara la cuestión.

El PSOE, gran “artista” de la corrupción y el crimen, quiere educar a niños y jóvenes en sus “valores”. No puede hacer otra cosa. El Doctor diseñará cursillos sobre saunas para homosexuales y tratamiento de títulos académicos. La Delgado instruirá sobre espionaje vaginal, la Calvo sobre polvos sin amor romántico, otras ministras sobre el arte del aborto, y todo el gobierno sobre el manejo correcto del dinero. Los niños saldrán verdaderos genios.

Que un partido tan corrupto y de historia tan delictiva como el PSOE tenga la osadía de secuestrar a los niños para infectarlos con sus perturbadas ideas, tiene otros precedentes: la URSS de Stalin y la Alemania de Hitler. Los nazis pretendían adoctrinar a los niños y jóvenes en unos antivalores paganos, y el PSOE, al que cabría calificar en esto de neonazi, en otros valores, fundamentalmente de perversión sexual y corrosión de la familia, pero igualmente paganos o paganoides.

El papa Pío XI emitió una carta encíclica, Mit brennender Sorge, contra las pretensiones nazis, de las que he extractado en alguna ocasión estas significativas frases: “El hombre como persona tiene derechos recibidos de Dios que han de ser defendidos contra cualquier atentado de la comunidad que pretendiese negarlos, abolirlos o impedir su ejercicio”. Se estuviera o no de acuerdo con su base religiosa, insistía en denunciar la imposición de un tipo de enseñanza contra la voluntad de las familias, lo que, con la moral de imitación pagana “es un atentado criminal contra el porvenir del pueblo, cuyos tristes frutos serán muy amargos para las generaciones futuras” y conducen “hacia el embrutecimiento y la decadencia moral”.

Hoy, ni Pancho Primero de la Pampa ni la banda de bergantes obispales (tan autorretratados en relación con la profanación de la tumba de Franco), serían capaces de una oposición tan clara y precisa a estos corruptos corruptores de menores. Porque están a su vez corrompidos.

Etiquetas

Pío Moa

Historiador y analista político. Participó en la oposición antifranquista dentro del PCE y el PCE(r)-Grapo. En 1977 fue expulsado de este último partido e inició un proceso de reflexión y crítica del marxismo. Es autor de numerosas obras sobre la República, la guerra civil, la posguerra y la historia general de España, así como de gran número de artículos de análisis de la actualidad e históricos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar