El PP debería desaparecer. Por Pío Moa

Hace muy poco tiempo, Casado contaba con su pronto acceso a la Moncloa, incluso sin ayuda de VOX, o quizá mediante una “gran coalición” con el PSOE. Pese a su desgracia, hay que reconocerle dos méritos: haber desplazado a la Soraya, que era aún peor, y haber llevado al PP a la crisis actual. Hoy, toda la esperanza de ese partido radica en Feijoo, y es significativo. Feijoo es el Pujol gallego, que utiliza la lengua regional -que él no habla– para promover sentimientos antiespañoles, es decir, separatistas.

El PP, para empezar, no es un partido democrático. No puede serlo quien acepta una ley sovietizante como la de memoria histórica, unas leyes antijurídicas y anticonstitucionales como las de género, y se reparte el poder judicial con su socio/competidor el PSOE. Esta evidencia no lo es para la gran mayoría de los analistas, y no lo es porque no ya la cultura sino la sensibilidad democrática apenas existe en los partidos y la Triple M.

En segundo lugar, no es un partido nacional, sino, precisamente, antinacional. Si atendemos a sus hechos y no a su palabrería, su balance histórico ha consistido, por una parte, en promover y financiar los separatismos, y por otra en entregar la soberanía de España a potencias exteriores, en concreto, a potencias que invaden un punto estratégico de España, mantienen bases militares ajenas a nuestros intereses, y protegen a otra potencia que amenaza con imitar a Inglaterra en Ceuta y Melilla. Estos hechos responden a intereses profundos de las potencias que realmente mandan en la OTAN y que obviamente no son los nuestros. El PP, con el PSOE, han hecho de España un país política y militarmente satélite, precisamente de esas potencias, y han montado un ejército cipayo dedicado a operaciones de interés ajeno, bajo mando ajeno y en lengua ajena. Con el PP y sus socios competidores del PSOE, han convertido a España en un lacayo fervoroso, que no un aliado fiable.

El PP debería desaparecer, porque nunca defendió la democracia ni a España, y más que oposición ha sido auxiliar del PSOE y los separatistas. Esperemos que VOX cambie en profundidad el siniestro panorama político español.

Pío Moa

Historiador y analista político. Participó en la oposición antifranquista dentro del PCE y el PCE(r)-Grapo. En 1977 fue expulsado de este último partido e inició un proceso de reflexión y crítica del marxismo. Es autor de numerosas obras sobre la República, la guerra civil, la posguerra y la historia general de España, así como de gran número de artículos de análisis de la actualidad e históricos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 9 =

Botón volver arriba