ColaboracionesCristianismoCristianismo y VidaOpiniónPadre ForteaPolíticaValle de Los Caídos

El pasado como profecía del futuro, por el Padre Fortea

El más grande monumento de aquel régimen cristiano fue construir la cruz más grande del mundo. No fue una estatua de su líder, no fue algo que fuera una exaltación de la patria, sino la cruz de Nuestro Redentor.

Las Femen han sido absueltas por haberse encadenado semidesnudas al crucifijo del presbiterio de la Catedral de la Almudena. El juez ha dicho que era libertad de expresión. Resultan llamativas este tipo de sentencias cuando, justamente ahora, se están dando sentencias durísimas contra los que ponen en duda algunos aspectos de la doctrina LGTB. Para unos todas las facilidades desde los poderes del Estado. A los otros, hasta quitarles los templos quieren.

Cuando todo lo que estamos sembrando ahora en Europa lleve a la apostasía del continente, surgirán monstruos. No sé cuánto falta. Pero tal como se va degradando la sociedad, no tengo la menor duda de que será en esta generación. Y los estados totalitarios que surgirán en esa futura sociedad postcristiana reducirán nuestra bella Europa a ruinas.

Entonces, solo entonces, volverá a amanecer una nueva primavera. Los villanos de ahora serán venerados como héroes, y lo que ahora es considerada una vergüenza será una gloria. Por eso vídeos como este me resultan como un consuelo profético:

Jamás de los jamases debe entenderse el hecho de que ponga ese vídeo como un alegato antidemocrático. Al revés, estoy en contra de que se imponga a los ciudadanos qué es lo que deben creer. Mucho menos se debe entender ese vídeo como que yo estaría a favor de golpes de Estado o alzamientos violentos. Todo lo contrario. El vídeo lo que me rememora es el comienzo de una nueva época, de un nuevo amanecer bajo la luz del cristianismo.

Pero esa nueva primavera no se forjará a base de golpes de Estados ni de violencias. Solo hay que dejar que la copa de la ira se llene. Después Dios ya se encargará de todo. Los totalitarismos del siglo XXI (fruto del pecado colectivo) caerán como una fruta madura. Los cristianos solo tenemos dejar actuar a Dios. Los que queden llenarán las iglesias para dar gracias a Dios por haber sobrevivido a los jinetes del Apocalipsis. Asaltarán los templos sí, pero para arrodillarse y rezar un Te Deum.

En este otro vídeo se puede ver a Franco recibido por los catalanes en Tarragona. Todos los que vean el vídeo comprobarán como no fue nadie a los actos, porque era un pueblo oprimido y sojuzgado, también se ve cómo los que van lo hacen obligados:

Véase a Franco entrando en Berga (también Cataluña). Todos los pocos que acuden a los actos, lo hacen obligados por la Gestapo:

Obsérvese con qué cariño hablaba el jefe del Estado del recién elegido Juan XXIII, minuto 7:20.

Padre Fortea

José Antonio Fortea es sacerdote y teólogo especializado en el campo relativo al demonio, el exorcismo, la posesión y el infierno. Licenciado en Teología para el sacerdocio en la Universidad de Navarra y licenciado en la especialidad de Historia de la Iglesia en la Facultad de Teología de Comillas. Doctorado en el Ateneo Regina Apostolorum de Roma con la tesis "Problemas teológicos de la práctica del exorcismo". Pertenece al presbiterio de la diócesis de Alcalá de Henares (España). Sus libros han sido publicados en ocho lenguas.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba