El infierno de ser hombre en España: el Informe Aruges. Por Luys Coleto

Ley de Violencia de género (o lo que te espera en España si naciste hombre), podría ser certero subtítulo. Pudo ser título, la verdad. En nuestra patria común, desde finales de 2004, rige la antedicha y tiránica ley. Violando la igualdad ante la ley, pulverizando la presunción de inocencia y ciscándose en la tutela judicial. Entre tantos espantos legales.

Hombres maltratados, realidad tan ocultada

Y Jaume Aruges nos vuelve a recordar los riesgos de nacer con polla en España. Y tras padecer un infierno conyugal- y postconyugal- lo pone negro sobre blanco. Mostrando quince años de despótico abuso de ley, tres lustros de flagrante y dictatorial desigualdad legal. Y el averno vislumbrado. “Todo un infierno”. Él, sí, verdadera y genuinamente maltratado. Maltratado físicamente. Psicológicamente. Institucionalmente. Legislativamente. Policialmente. Judicialmente. Inicuamente, por el solo hecho de ser hombre. Como tantos, tantísimos. Sin más.

He visto el horror

Una historia de horror. De decepción, honda. “Me sentí decepcionado, mentalmente me fui apartando de ella, para mí era una persona diferente y, descubrí que, en realidad, siempre había sido así”. Padeciendo “la manipulación, el engaño y la mentira”. Vida de Jaume, víctima de terrorismo institucional y “emocional”, arruinada, de forma “muy planificada”, quedando “muy tocado a nivel psicológico y  desestabilizado como persona”.

Jaime, “pecador”

¿Y cuál fue el “pecado” de Jaime? Nos lo explica. “El único pecado que había cometido era el que durante 20 más de años hubiera procurado que a mi mujer y a mis hijas nos les faltara de nada, ser mejor marido y mejor padre que el mío”. Expresando, en el ínterin, evidencia tan palmaria y ostensible. “Hoy, ninguna mujer está con un hombre durante tantos años si no se encuentra bien dentro de su matrimonio”.

¿Final feliz?

Y tras el tártaro de denuncias falsas, baldías lágrimas, “rabia, desesperación, dolor, engaños, manipulaciones” con sus dos hijas, les dejo a ustedes, apreciados lectores de InfoHispania, saber si esta historia tiene final feliz. Resolverán el arcano pinchando aquí. En fin.

Luys Coleto

Luys Coleto, prófugo de la existencia, desidentificado y desubicado, batallando contra todo. Y contra todos. Y, por la libertad y el buen periodismo, felicísimo, en tales y belicosos trances. En fin.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 1 =

Botón volver arriba