El imperio de la injusticia

 

Aunque España sea un reinado, lo cierto es que tenemos un emperador llamado Pedro Sánchez, que realmente es el que está decidiendo el destino de España.

Con un aplomo que raya en la locura, no le ha bastado con indultar a los golpistas catalanes, blanquear y liberar a terroristas de ETA, y soltar a cientos de violadores, que para más escarnio y recochineo, unos insisten en que volverán a intentarlo y otros en que no piensan pedir perdón.

Ahora ha decidido establecer la impunidad para los condenados de los ERE (si a los de su ideología, pero no para los de la Gurtel, Rato, etc), aplastando la igualdad de todos los españoles ante la ley.

Y si al final decide aplicar la amnistía para el prófugo Puigdemont, se confirmará la total voladura del estado de derecho en España.

Y ya que Europa está mirando hacia otro lado (no como ha estado presionando a Hungría y a Polonia, por hechos de menor gravedad), para destronar a este impostor, solo nos quedan dos alternativas: Que el Rey se haga valer, impidiendo este golpe de estado encubierto, y si no se atreve o no puede, lo último que le queda a la ciudadanía es un levantamiento popular, pero no con armas sino con cacerolas, todos los días a la 20,00 H, en todos los rincones de España, sin parar y hasta que reviente.

         

Pablo D. Vela Boullosa

Ingeniero Industrial. Experiencia profesional de 36 años en el sector gasista (GLP y Gas natural), en las áreas de Seguridad, Comercial y Marketing, en España, Perú y Argentina.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba