El discurso íntegro de Santiago Abascal en la #SesiónDeInvestidura del 4 de enero

Gracias señora presidenta,

Quim TorRa debe ser detenido, afrontamos un debate de investidura en circunstancias excepcionales, con un presidente de una comunidad en absoluta rebeldía.

Acaba de ser condenado e inhabilitado por desobediencia, por cierto, a raíz de una querella que VOX inició en los tribunales -y aprovecho para dar las gracias a miles de españoles que pagaron la fianza que entonces nos exigieron los tribunales-.

La Junta Electoral central ha decidido destituir al presidente de la Generalidad y la respuesta del presidente de la Generalidad ha sido la de un rebelde y un sedicioso: Arriar la bandera de España, convocar ilegítimamente un Pleno y decir que no se da por destituido, en una declaración clarísima de rebelión y desobediencia.

El señor Torra ha de ser detenido pero no hay ley por las necesidades de quien quiere formar Gobierno.

Señorías, hace unos meses en esta misma tribuna, nos dirigíamos a los patronos de Pedro Sánchez (Podemos, PNV, ERC, grupo de liberados y laguntzailes de Bildu) y les decíamos lo siguiente: “Jamás apoyaremos un Gobierno que ponga en riesgo la unidad nacional, el orden constitucional, las libertades de los españoles, y la prosperidad económica de nuestra patria”.

A nadie le sorprendió, porque era lo mismo que habíamos dicho durante la campaña de abril. Simplemente cumplíamos con el mandato que nos habían dado nuestros electores.

Esa misma promesa la hemos repetido durante estos meses, en la campaña electoral de noviembre a lo largo de toda España, y en consecuencia, votaremos que NO a esta investidura casi clandestina, a esta traición navideña, a esta emboscada a la Constitución que hoy se perpetra en las Cortes Generales.

Y de nuevo, nuestra negativa a nadie sorprenderá, porque simplemente estamos haciendo lo que hemos prometido a pesar de que algunas voces también nos decían que tuviéramos un gesto para que Sánchez no tuviera que depender de los golpistas.

Si yo ahora dijese en la tribuna lo contrario de lo que dije en las elecciones, ¿qué dirían los españoles de mí?

Dirían que soy un fraude, un mentiroso, un estafador, un personaje sin escrúpulos, una persona indigna de representar a sus compatriotas, una persona, en fin, sin escrúpulos y sin honor.

Pues bien, ¿qué ha repetido el señor Sánchez y convienen que recordemos de nuevo para que conste en el diario de Sesiones durante estos años y estos meses? Hoy, por cierto, nos ha dicho que la mentira no es un fenómeno nuevo.. ya lo sabemos.

-El señor Sánchez prometió que no pactaría con los comunistas porque conducen a la pobreza y a las cartillas de racionamiento y a la Venezuela de Chávez.

-El señor Sánchez dijo que no tendría ministros comunistas en el Gobierno porque entonces no podría dormir igual que la mayoría de los españoles. Nos dijo que aquello le quitaba el sueño y nos llevó a nuevas elecciones.

-El señor Sánchez dijo que prohibiría en el Código Penal los referéndum ilegales, y que nunca pactaría con los separatistas.

-El señor Sánchez, hoy candidato a la presidencia del Gobierno, en esta misma tribuna, en el templo de la soberanía nacional, dijo: “Lo voy a decir aquí para que conste en acta: yo no voy a permitir que la gobernabilidad de España dependa de partidos independentistas como ERC”.

Y hoy depende de su abstención. Consta en acta, señorías. Como consta en los actos del señor Sánchez la traición.

Así que, en buena lógica, ya sabemos lo que es el señor Pedro Sánchez para muchos españoles, algunos de los cuales le habían votado:

-un fraude, un mentiroso, un estafador, un personaje sin escrúpulos que a caballo del apoyo mediático y sometiendo a las instituciones, es capaz de cualquier cosa por seguir viviendo en el palacio de la Moncloa.

-Es un villano de cómic, es un Tirano banderas, que lo mismo se envuelve en la bandera nacional que en la estelada, en la europea o en la cubana, un político indigno que ha cometido el mayor fraude electoral de la democracia, pactando al día siguiente de las elecciones con quien había prometido no pactar. Al día siguiente exactamente.

Y la verdad es que no nos extraña. En el señor Sánchez todo es un fraude, desde su tesis doctoral, (convertida en secreto de Estado) hasta el discurso que ha interpretado hoy, que es toda una estafa a sus propios votantes socialistas y una traición al conjunto de los españoles.

Pero da igual, porque señores comunistas y separatistas, a su testaferro ya nada le quita el sueño, mientras siga durmiendo en la Moncloa. Por cierto ha dicho el señor Sánchez que no nos gusta un pelo. Y es verdad, ya se gusta bastante él solito.

En definitiva, nada de lo que diga el señor Sánchez merece la más mínima credibilidad ni respeto. Aquí hemos oído a un charlatán cuyas palabras tienen el mismo valor que las de un timador profesional. A un actor con corbata morado que lo mismo podía haber venido aquí con el lazo amarillo.

Por eso creo que hago bien en dirigirme a los verdaderos capos de este Gobierno: los señores comunistas de podemos y los separatistas y golpistas de distinta condición.

Ustedes ya saben que el señor Sánchez les va a traicionar. Eso es algo evidente, y por eso mismo le van a obligar ustedes a cumplir sus acuerdos a toda prisa, acuerdos infames que producirán daños en algunos casos irreversibles.

Usted, señor Pablo Iglesias, le ha pedido en primer lugar, unos cuantos sillones en el Consejo de Ministros, desde donde manejar presupuestos con los que alimentar ese Leviatán comunista, que necesita de la subvención y del dinero público y de los impuestos brutales para desarrollarse.

Por eso lo primero que harán será subir los impuestos a todos los españoles, sin importarles la miseria y el desempleo que van a producir. De hecho, necesitan la miseria para atrincherarse en el poder, como ha ocurrido en Venezuela.

Y con esos millones saqueados a la España que madruga, regarán cada asociación, cada ONG, cada medio de comunicación y cada empresa controlada por sus camaradas.

Gasolina que pagaremos todos, para alimentar la maquinaria liberticida, que ya se vislumbra en su programa a pesar de los eufemismos y esa neolengua en la que ustedes hablan y algunos nunca hablaremos.

Por poner sólo unos ejemplos:

-Ustedes pretenden liquidar la libertad de educación, impidiendo que los padres ejerzan su derecho constitucional de elegir la educación de sus hijos. Probablemente apoyarán contenidos para niños que hasta hace poco se habrían considerado como corrupción de menores. Ya lo han hecho en alguna comunidad.

-Ustedes pretenden liquidar la libertad religiosa, (incorporando ese concepto de laicidad del Estado absolutamente fuera de la Constitución, que recoge que España es un estado aconfesional, pero no laico).

-Ustedes pretenden incluso, coartar la libertad de expresión: ya anuncian que van a crear “guías y cursos”, que de facto servirán para censurar un contenido en las redes y promocionar otro… Es decir, más millones para más comisarios políticos.

Entiendo que esto de las redes les preocupe, porque como ya controlan una gran parte de los medios de comunicación (entre otras cosas gracias al señor Rajoy, como bien sabe el señor Casado) y ahora pretenden acallar las voces críticas en las redes. En las redes y en las calles, porque ayer, en la España en la que un presidente se pone en rebeldía, ustedes ordenan a la Policía desalojar a un jubilado que ayer osó ponerse en la calle.

Pero en este programa bolivariano, todavía van más allá y están dispuestos a pisotear hasta el derecho al trabajo. Porque ustedes proponen derogar el artículo 315.3 del Código Penal:

El artículo reza así: “Quienes actuando en grupo o individualmente, pero de acuerdo con otros, coaccionen a otras personas a iniciar o continuar una huelga, serán castigados con la pena de prisión de un año y nueve meses hasta tres años…”.

Es decir, que bajo su gobierno, sus piquetes, sus escraches, sus milicianos, tendrán impunidad total para coaccionar a trabajadores y empresarios. Y si no, explíquennos, por qué quieren derogar este artículo…

Esa coacción que podrán ejercer los miles de liberados, ¿hasta dónde puede llegar? ¿Acabará también con la libertad de cátedra, como hacía usted escracheando a Rosa Díez en la Universidad?

Por supuesto, los socios comunistas y bolivarianos, imponen también un programa de gobierno que profundice en la división de los españoles, en todos los aspectos: ya sea por su sexo, por su visión de la historia, por su religión, por su lengua, o por el territorio en el que vivan…

En fin, les ha faltado proponer la derogación del artículo 14 de la constitución, el que habla de la igualdad y la no discriminación… porque de hecho ustedes quieren eliminarlo… de hecho ya lo han eliminado en algunos aspectos.

Y en esa estrategia suicida de división y enfrentamiento, por supuesto apuestan por seguir con las profanaciones de tumbas, por imponer una historia maniquea y oficial que condene a media España, que amordace a los historiadores ya su libertad de cátedra, y que reabra las heridas que en el pueblo ya habían cicatrizado.

Está bien elegido, por cierto, el mes de octubre como día de recuerdo de las víctimas de odios pasados. Así podrán ustedes pedir perdón por los crímenes del PSOE en 1934, cuando dieron un golpe de estado contra la república, o los cromes en octubre de 1936 en Aravaca, donde las milicias socialistas y comunistas comenzaron el asesinato de miles de españoles, muchos niños, que luego continuarían en Paracuellos.

No tengo duda de que ustedes harán mucho daño, pero fracasarán: excepto unos miles de fanáticos y nostálgicos, y otras decenas de miles que viven del cuento de la memoria histórica, la mayoría del pueblo español acabará rechazando su cultivo del odio y de guerras de otro milenio.

Pero todavía proponen más ámbitos de división, por ejemplo en eso que ustedes llaman género. Ya han hecho leyes, como la fracasada en la lucha de la violencia contra la mujer, que acaba con la igualdad de todos los españoles ante la ley.

No sólo lo digo yo, el señor Alfonso Guerra hace poco advertía que esa ley que ustedes defienden -y que por cierto tiene el apoyo de todos los grupos de esta Cámara menos VOX- es abiertamente inconstitucional, y que solo fue aprobada por el Tribunal Constitucional por las presiones que recibió de Zapatero (de la sumisión de los tribunales a sus proyectos ya hablaremos luego).

Pero ahora esta locura sin pies ni cabeza, pero con muchos millones, que es la ideología de género la quieren extender al terreno fiscal: “Fiscalidad de género”, nos prometen en su acuerdo con el PSOE.

Va a ser divertido eso… porque lo que ustedes llaman género, según sus propias leyes, es una percepción personal que el Estado debe reconocer…

Si ustedes, por ejemplo, pretenden una fiscalidad favorable a las mujeres, por el hecho de serlo, habrá que ver qué español no se siente mujer a la hora de hacer su declaración en el IRPF. Y es que en ustedes, todo lo que no es violento o ilegal, es solamente absurdo.

También dividirán a los españoles respecto al cambio climático. Ya lo están utilizando como excusa para culpabilizar a nuestra industria y a nuestra agricultura, para oponerse a un Plan Hidrológico Nacional que lleve el agua a todos, para castigar a los más humildes que no pueden cambiar de coche, para criminalizar nuestras formas de vida y para llevar al paro a miles de españoles trabajadores del sector del automóvil, una industria imprescindible para nuestro país.

Ya hemos visto estos días la bajada de venta de automóviles en España. Claro, a las ministras se les calienta la boca contra el diésel y eso tiene consecuencia directa para nuestros empleos.

Y, por supuesto, promueven ustedes la división entre territorios: Según la Comunidad en que resida cada español tendrá unos derechos u otros.

Nada nuevo porque esa injusta división ya existe, pero ustedes proponen profundizar en ella hasta el punto de que quien resida en alguna comunidad autónoma que ustedes llaman nación, podrá decidir sobre el conjunto de España. Y el que resida en Teruel… no.

Y aquí enlazamos con las otras cartas a los reyes magos que han escrito los otros patronos del señor Sánchez: los separatistas.

-Los caciques del PNV a lo suyo, en ese juego miserable de sacar tajada de cada debilidad de España, recogiendo las nueces del terrorismo igual que las del golpismo.

-Lo de siempre, ellos, con tal de debilitar a España se hacen republicanos, comunistas, racistas o nazis… Como sabe bien el señor Aitor Luis Esteban, un estudioso de la historia de su partido, y a quien le gusta tanto disfrazarse de gudari y recrear batallitas.

Y ojo, señores diputados, que no es un recurso literario, que el señor Aitor Luis se disfraza de verdad (entren, entren en Google)

Pues bien, estos señores del PNV primero piden que el señor Sánchez cumpla los acuerdos que en su día firmó el señor Rajoy. (Por cierto que no sé si el señor casado se opone a esta parte del programa de gobierno…)

En segundo lugar, hablan en nombre de Navarra, donde el PNV es inexistente con esa prepotencia clásica del separatismo vasco, y piden echar a la guardia civil de la comunidad foral. Otro desprecio más a los mejores hombres y mujeres de España, los que nos cuidan y nos protegen, a los que han cuidado y protegido a tantos concejales socialistas de Navarra y para quienes nosotros siempre exigiremos el máximo respeto y la equiparación salarial, pero de verdad, no como la expresada por alguien que jamás cumple su palabra, como ha hecho el señor Sánchez.

Y, por último, piden igualdad en el reparto del botín golpista: porque ellos, claro, no quieren ser menos que el separatismo catalán. Ellos son ciudadanos de primera. Y los de Palencia, Murcia, o Canarias, o Teruel, unos súbditos que tienen que aceptar lo que negocien los supremacistas.

-Con estas peticiones del PNV, a BILDU le queda poco que pedir… así que se han conformado con el acercamiento de un asesino en serie, y la garantía de que podrán seguir homenajeando a sus criminales.

Por todo lo demás están contentos. No hay más que verles: el empleado Sánchez cumplirá los acuerdos con ETA de excarcelaciones y de blanqueamiento, como antes hicieron ya los señores Rajoy y Rodríguez Zapatero.

En justicia, el señor Sánchez debería darles un Ministerio, porque ETA y Bildu son los que más han trabajado para la conformación de este Gobierno. Vienen haciéndolo con Eguiguren y Zapatero y el señor Rubalcaba desde mucho antes del fatídico 11 de marzo.

-ERC ha sido el capo más exigente. Y el más complacido. Desde la cárcel, condenados por sedición, los dirigentes de Esquerra han impuesto la consolidación del golpe y la liquidación de la soberanía nacional.

Ustedes, señor Rufián, han exigido a Sánchez que al Golpe de Estado se le llame “conflicto político” y que se supere la judicialización del mismo.

Vamos a ver, señores de Esquerra. Eso que ustedes llaman judicialización, no es más que la ley actuando cuando los políticos delinquen. Por lo menos, hablen claro: lo que ustedes piden es la impunidad para saltarse la ley y destruir el orden constitucional en España.

Con un presidente como el que hoy se pretende elegir en esta Cámara, España será lo que los separatistas de todos los rincones pacten y voten, y el resto de los españoles tendrá que aceptarlo y seguir pagando las cuentas de sus obsesiones nacionalistas.

Entre ellos, los españoles residentes en Teruel, muchos de los cuales verán cómo su voto, el que dará usted, señor Guitarte, servirá para convertirlos en ciudadanos de tercera.

Déjenme que hable con pena del triste papel que pretende jugar el representante de Teruel Existe en esta farsa a la que hoy asistimos.

Y digo con pena, porque muchos españoles vimos con simpatía la elección del señor Guitarte como representante de los olvidados del Estado de las Autonomías, de las víctimas de un sistema que venía premiando a los traidores y ha condenado al olvido a los leales. Se lo digo con franqueza, señor Guitarte. Ninguna migaja, ningún mendrugo y ningún festín que les prometan justifica una traición a España. España también existe, señor Guitarte.

Probablemente la mayoría de sus votantes creía legítimamente que al estar representado el nombre de su provincia en el Congreso obtendrían los privilegios que han obtenido otros chantajeando a los gobiernos. Pero ahora van a ver cómo se convierten en una triste alfombra de esos mismos privilegiados.

Espero que usted reflexione. Todavía está a tiempo. Y si no, que sus paisanos le pidan cuentas. No tengo duda de que lo harán.

De la misma forma que están a tiempo de evitar este Gobierno los diputados socialistas de Extremadura, Castilla, Andalucía… en definitiva, del resto de España.

De lo contrario, tendrán que explicar a sus votantes por qué apoyan a un Gobierno que restringe libertades y derechos, que pone en peligro la prosperidad económica, que negocia con golpistas, y que convierte a los españoles de sus provincias en parias que sólo recibirán las sobras que los separatistas decidan. Y no lo reconocerán por la disciplina de partido, pero son muchos de ustedes los que así piensan.

Y este proyecto de gobierno bolivariano, socialista, comunista, separatista y demás… ¿cómo pretende imponer su disparatada agenda, que supone una voladura del régimen constitucional, el ataque a derechos y libertadas de los españoles y la misma soberanía nacional?

Pues ya lo hemos visto con claridad: sometiendo y pisoteando las instituciones democráticas.

-Ya, durante esta etapa de gobierno en funciones, lo hemos comprobado. No solo por los desplantes a la Corona, que a veces son casi infantiles y ridículos…Ayer mismo las presiones al Supremo por parte de Garzón que se perfila como ministro y de la señora Lastra, portavoz del partidos socialista que salieron en auxilio de Junqueras y Torra respondiendo a quienes les decían que apretasen.

-Hemos visto con vergüenza cómo la abogacía del Estado, en mitad del proceso, cambió su propio criterio convirtiéndose así en la Abogacía de Junqueras. Y gracias a esa pirueta, vimos con estupor cómo el Tribunal Supremo se rendía negando el evidente delito de rebelión, que todos habían sostenido.

-Hemos visto también al CIS convertido en una agencia electoral más del Partido Socialista dirigido por un individuo que se ha dedicado a insultar a millones de españoles.

-Y, ya en plena negociación, esta vez para contentar a sus socios, hemos visto a policías embozados que hacían visitas de cortesía a los narcoterroristas aliados de Podemos y a los que, según el Gobierno de Bolivia, pretendían ayudar a escapar. Estén absolutamente seguros de que descubriremos qué hacían ahí.

-Pero quizá lo más escandaloso haya sido ver al Partido Socialista negociando con los golpistas de ERC el último escrito de la Abogacía del Estado.

-Por último, también, señora presidenta, hemos visto cómo esta misma Cámara se sometía para que consiguieran el acta de diputado los electos que, en vez de jurar la Constitución, se habían expresamente conjurado contra ella.

VOX, desde luego, perseguirá en los tribunales todos estos atropellos contra las instituciones democráticas de la nación española, que no son de ningún partido, porque efectivamente son de todos.

Y por eso no podemos considerar legítimo un Gobierno con tan clara vocación totalitaria, y que será investido con votos de diputados que no lo son.

Esta devaluación de nuestras instituciones, además de una senda antidemocrática, está siendo el camino para que otras instituciones y gobiernos nos pisoteen. Como, por ejemplo, en Europa, donde otros gobiernos, en teoría aliados, han puesto en duda nuestra democracia; han humillado a nuestros tribunales y han permitido que fugitivos de la justicia española estén hoy en Bruselas riéndose del Estado de Derecho y viviendo a cuerpo de rey (a cuerpo de eurodiputado, en este caso).

No ha habido, ni habrá, una sola voz en el Gobierno que defienda nuestra soberanía y nuestra democracia en Europa. Ni en ningún sitio, si es por este Gobierno.

Y por eso, por ejemplo, nuestros vecinos marroquíes se gastan el dinero que el señor Sánchez les regala para controlar las fronteras en comprar tanques y helicópteros de combate mientras reclaman las aguas de Canarias. Es lógico, porque cuando una nación no se respeta a sí misma, todos tratan de aprovecharse de ella como bien vemos en esta misma Cámara.

Enfrente de este proyecto fraudulento y traidor al que ustedes quieren dar forma de Gobierno hay una España atónita y preocupada.

Una España sobrecogida que ve cómo las instituciones -gobierno, tribunales, parlamentos- que debían representarles se han convertido en cuevas de traidores, cobardes y mentirosos.

Pero España, frente a este proyecto que no dejaba dormir al señor Sánchez y que ahora no deja dormir a los españoles, encontrará siempre un dique de contención: El de VOX. Sus 52 diputados y de sus más de tres millones y medio de españoles a los que representamos.

Por eso haremos, como ya les advertí en el pasado mes de Julio, no una oposición leal, que no merece este Gobierno, sino una oposición leal al pueblo español y por tanto una oposición frontal y total ante este proyecto antiespañol y anticonstitucional que hoy quieren poner en marcha.

Frenaremos, con todas las herramientas legales, judiciales y cívicas, su plan liberticida y lo haremos en esta Cámara, en los tribunales y en las calles como ya lo hacen los miles de españoles que hoy están preocupados a las puertas del Congreso y el próximo día 12 a las puertas de los ayuntamientos de toda España.

De nada les va a servir que se empeñen en silenciarnos o en escondernos, como han hecho en este hemiciclo repartiendo los escaños de una manera inaudita y ridícula en cualquier democracia.

Es verdad que para diseminarnos por todo el hemiciclo han contado con el apoyo de PP y Cs… Porque para intentar silenciarnos, socialistas, populares y los de Ciudadanos parece que sí saben ponerse de acuerdo.

Da igual. Contra su grotesca ambición personal (señores del PSOE, de Podemos, de Bildu, ERC y PNV…) VOX trabajará por una España unida en la que el orden constitucional prevalezca en todo los territorios, y por un gobierno que atienda a los verdaderos problemas de los españoles.

-Un gobierno que baje todos los impuestos que no se puedan eliminar, y que recorte el gasto político. Porque ese es el único camino para fortalecer la economía y conseguir salarios dignos sin cargar la factura a quienes, con todas las dificultades, crean empleo.

-Un gobierno con coraje para defender nuestras fronteras y expulsar a todos los inmigrantes ilegales.

-Un gobierno que respete la libertad y la igualdad de todos ante la ley, que derogue las leyes que nos dividen y que proteja de verdad a las mujeres y a todas las víctimas de violencia doméstica.

-Un gobierno decidido a que los criminales sexuales y los terroristas no salgan nunca de prisión, digan lo que digan los tribunales supranacionales a los que ustedes obedecen.

-Un gobierno que defienda la libertad, la familia y la vida.

-Un gobierno que esté al lado de los españoles más desfavorecidos, que devuelva la seguridad a los barrios y devuelva a los menas a sus países y a sus padres.

-Un gobierno, en definitiva al servicio de España y de los españoles.

Señores del PSOE, les ha costado una moción de censura, dos elecciones, millones de euros y trillones de mentiras llegar a la Moncloa.

Los españoles vamos a pagar muy cara su factura, pero les aseguro que el recibo de la vergüenza histórica irá, una vez más, a su nombre, a nombre del partido socialista. Y además no van a triunfar, porque España es mucho más fuerte que todos ustedes.

Señorías, la soberanía nacional reside en esta Cámara. No es un vago concepto de teoría política. Es la posibilidad que tienen los españoles para elegir su futuro. Quienes, entre ustedes, traicionen esta soberanía para trocearla, responderán ante los tribunales y ante el pueblo español. Se lo puedo prometer y se lo prometo.

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar