El día después

Los adversos resultados de las pasadas generales, obtenidos el también pasado 28-A, por la derecha, más concretamente por el bloque formado por su DERECHITA fofa o cobarde, la cual, denominamos y definimos como centro derecha, compuesta por el PP de Casado y C’s de Rivera, hacen que nos planteemos el hacer un exhaustivo y concienzudo análisis, y una crítica constructiva sobre los mismos.

La derecha en mayúsculas, es decir, VOX, es la única de este extremo, de este polo, uno de los dos de que se compone España, desde que el guerra civilista Zapatero, nos gobernó y como lógica consecuencia nos legó en herencia, unas políticas regresionistas, revanchistas y sobre todo, totalitarias en extremo. Es decir, radicalizó más si cabe, los dos polos o extremos ideológicos de los que se compone la sociedad española en la actualidad.

Sánchez ha sabido ver y entender este hecho, y lo ha aprovechado en beneficio propio, señalando al enemigo y planteando la batalla contra el mismo. Cosa que el centro derecha, no ha sabido o querido ver, y el resultado de esa ceguera se ha visto reflejado en los nefastos y adversos resultados de las pasadas generales, las del 28-A, cosechados por el centro derecha.

Como digo, la única fuerza del lado que disiente con la izquierda, es decir, con Sánchez y afines, ha sido VOX. Una nueva formación, en mi opinión la más justa, igualitaria, y que ofrece la verdadera libertad. Es decir, la más demócrata. La única que ha sabido ver y leer, está crítica y grave situación. Ha señalado a los verdaderos enemigos, y en lógica consecuencia su estrategia ha sido planteada contra los últimos. Siempre con el mismo discurso, cosa que le da la mayor de las credibilidades, con una serie de obstáculos y trabas en su contra desmedido y exagerado. Y que aún así, ha sabido rentabilizar su esfuerzo y su trabajo en la defensa de sus ideas, cosechando la nada despreciable cifra de 24 escaños.

El centro derecha, ha sido torpe, es decir, no se aclara, es un bloque que está en crisis desde su nacimiento, y son los verdaderos responsables de estos malos y negativos resultados, no como nos quieren hacer creer a sus votantes. Pues una cosa está clara y personalmente para mí es una certeza, ni el PSOE ha arrasado, ni España es Sanchista.

Pero este centro derecha, y más concretamente el más perjudicado, en las pasadas generales. Es decir, el PP, ha adoptado una actitud infantil, de niño pequeño. Y en esa desmedida y exagerada pataleta que ha cogido, ha empezado a culpar de sus males, a los demás. Una actitud está, que en mi opinión, lo único que hace es beneficiar al bloque o bando contrario, pues fortalece y refuerza esa falsa idea que se ha creado en torno a la derecha y esto es algo que debería evitar a toda costa.

Una supuesta e inexistente centro derecha, que sin querer, por torpeza, por desconocimiento o ignorancia, con su actitud actual, está consolidando y haciendo de un bulo, un simple run, run. Una verdad, y una auténtica proeza de leyenda. «QUE ESPAÑA ES SANCHISTA Y ESTÁ VOLCADA CON EL PSOE».

Pero la realidad es bien distinta, si se analizan y se comparan los datos, con los del PP de Rajoy del 2015, vemos que el PSOE de Sánchez no los ha mejorado. Un PP, el de Rajoy del 2015, que por su debilidad y sobre todo el fuerte acoso de la oposición, o los partidos en aquella época antagónicos a él. Es decir, el PSOE de Sánchez y el PODEMOS de Iglesias, tuvo que repetir las elecciones seis meses después.

En 2015, los dos últimos estaban en inferioridad en el porcentaje de voto, con escasamente unas décimas, respecto a las que posteriormente en el 2016 lograron. Cuando se produjo esa subida del PP, y con él, todo el centro derecha en su conjunto. Con C’s incluido, batiendo así, ampliamente a la izquierda.

En mi opinión, pues este escrito, es en su mayoría una hipótesis u opinión personal, han sido una serie, un cúmulo de catastróficas desdichas o desgracias, las que nos han traído hasta este punto. Por un lado las reales o certezas, como los errores de libro del megalómano Casado, y la consolidación, del C’s del prepotente y ególatra Rivera. Y por el otro, la manipulación desmedida, en una campaña de deslegitimación y demonización contra la irrupción de Vox. Esto último en mi opinión, mera y simple propaganda, muy, muy rastrera.

Una campaña de la izquierda con el objetivo de fomentar y alimentar un miedo falaz en la sociedad española, contra Vox. La cual, esta última, ha creído dando pábulo a esta gran falsedad, otra de tantas falacias de la izquierda. Esa falsedad, ese neologismo que es «ULTRA DERECHA». No es mas que eso, un neologismo que acuñó como insulto o descalificación la izquierda, hacia la derecha, en 1945, después de la caída del III Reich, de la caída del Eje. Con el único y verdadero objetivo de que las presentes generaciones, es decir, las de 1945, y sobre todo las futuras, no conocieran los verdaderos orígenes ideológicos de la izquierda.

Por lo que los nefastos y adversos resultados cosechados por el centro derecha, sólo son achacables a ellos mismos. Debido a esa incapacidad para salir de esa crisis inventada, ficticia, en que les ha metido la izquierda. Recordar el estrepitoso y escandaloso bajón del PP, dato relevante y de suma importancia, para la suma del bloque de derechas. Ya que, lo de Vox, sólo suma. Me explico; antes no tenía ninguno, no existía, ahora tiene 24, luego creo que 24 es más que ninguno.

Personalmente creo, que si somos honestos, y hablamos con propiedad, hay que reconocer que Sánchez no arrasó. Por lo que se deduce que España no es SANCHISTA, ni está volcada con el PSOE. Es decir, con la izquierda. Pues incluso en las peores condiciones posibles, la cuantía de votos, por parte de ambos bandos ha sido muy pareja. Lo cual, no se ha visto reflejado en el número de escaños, por diversos factores, que en estas pasadas generales, han perjudicado al bloque de dentro derecha.

No olvidemos, que este resultado es muy parejo, es muy símil, con el que cosechó Rajoy en 2015. Y recordemos, que este último se vio obligado a repetir las elecciones, solamente seis meses después. La torpeza del PP, la ambición y felonía de C’s y una autonomía impuesta por estos, a Vox. Han hecho que se produzca, lo que en mi humilde y modesta opinión, es sólo algo puntual, una simple carambola, que se ha dado por el azar y se ha convertido en un triunfo pletórico de Sánchez.

Esta decepción sufrida por los votantes potenciales de este bando, de este polo, el que está a la derecha. Espero y deseo, sirva para unificarlos a todos en uno sólo. Sacando ese carácter, esa actitud, beligerante que nos caracteriza. Se transforme en el voto más útil, y la forma más sensata de utilizar nuestro derecho de sufragio, que es votar a VOX en masa. No por el contrario, volver a crear tensiones internas, que lo único que hacen es una publicidad gratuita a la izquierda, alimentando sobre manera, el SANCHISMO.

La izquierda haciendo alarde y gala de sus políticas globalistas, dice que el bloque de centro derecha y la derecha en general, sólo defiende objetivos o fines particulares. Otra de sus grandes falsedades. Por lo que tengo que denunciar y reprende enérgicamente al PP y a C’s, que supuestamente siempre han defendido en sus discursos, alertando de los grandes peligros que supone una combinación, entre Sánchez y el populismo independentista. Hoy por el contrario, tengan una actitud con la que quieren eternizarlo, hacerlo vitalicio o crónico.

Personalmente y en mi humilde y modesta opinión, es debido a esa falta o carencia de grandeza, de valentía, honor, cualidades estas, que le sobran a Vox.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba