Dictadura muda

No es ningún secreto que la democracia en España no funciona. Es una democracia donde crecen y anidan formas de dictadura que creíamos enterradas, y otras nuevas que nunca sospechamos que pudieran existir.

La época de Pascua o lo que vulgar y familiarmente se conoce como la «SEMANA SANTA», da para mucho, por ser tiempo de reflexión, y de purgar culpas pasadas. Es por eso, que en estos tiempos revueltos, estos tiempos de cambio, de transición, me permito expresar abiertamente, el significado que la metafísica da a mi persona, da a mi ser y existir.

Esta época política social no es para objetores literarios, sino más bien para literarios comprometidos y poco o nada equidistantes. Es decir, es una época para mojarse. La era de la oscuridad, la de los orcos, ha pasado, llega la era de la luz, de la libertad, de la derecha, llega la era de VOX.

Es de sobra sabido que el panorama político actual es muy poco o nada alentador, y ante esta situación, hay que ser realista y sobre todo valientes. Y es por eso, que el aliento lo tenemos que poner nosotros sobre las cosas, y no las cosas sobre nosotros. Si queremos preservar o conservar eso que llamamos democracia, la que tiene como fin, el poder rectificar y aunque sin duda, haya formatos de vida más estimulantes, excitantes o estupefacientes, siempre nos tropezaremos con el mismo problema, que no es otro, que la típica persona inconformista o que no se conforma con su suerte. Que pide, se queja, protesta, y sobre todo reniega, que reclama una supuesta libertad que se supone que no tiene.

Hay que reconocer que los españoles en esto no somos originales, es decir no somos diferentes a otros pueblos en los que a la libertad se refiere. También a nosotros nos resulta fácil reclamarla, difícil conseguirla y casi imposible conservarla. Después de muchos y diversos avatares en el transcurso de nuestra vida, llegamos a la triste pero no por eso menos real conclusión de que nada se consigue sin esfuerzo y que no hay un bálsamo o medicamento para el mal de la fiebre política.

No es ningún secreto que la democracia en España no funciona. Es una democracia donde crecen y anidan formas de dictadura que creíamos enterradas, y otras nuevas que nunca sospechamos que pudieran existir.

En nuestra supuesta democracia hay o existen ciertos mecanismos totalitarios que desvirtúan su función y devuelven a los ciudadanos a su antigua condición de súbditos o esclavos. El único remedio contra una democracia que no funciona es conseguir que funcione mejor. Sin duda, nunca lo hará de un modo perfecto, pero siempre será perfeccionable, pues todo en la vida está sujeto a mejora. Y si un régimen o gobierno lo hace imposible, siempre podremos cambiar de régimen o en su defecto de gobierno.

Sánchez e Iglesias al igual que sus socios de gobierno, con aquella moción de censura al PP de Rajoy, anunciaron a voces que pasarían por encima del cadáver prostituído y corrompido de la libertad. Decir que han pasado o por lo menos lo han intentado, pasar por encima de muchos y diversos cadáveres de elementos políticos, es decir, de unas siglas y sus líderes. Pero nunca conseguirán pasar por el cadáver de la verdadera libertad, porque la libertad es inmortal y responde a la naturaleza humana, porque es la esencia del ser del hombre.

La prueba más clara de lo que digo, además de irrefutable, innegable e incontestable, es la aparición y posterior galopante auge de VOX en nuestro prostituto y corrompido panorama político actual. Sin género de duda, la caída del imperio soviético, ese muro, ese telón de acero, fue la mejor noticia que los liberales progresistas del mundo recibimos en su día. Pues representaba los faros del totalitarismo y fascismo. (MOSCÚ, ROMA, ALEMANIA NAZI).

Las cuales, hoy día y a Dios gracias, son todo lo contrario, son las pruebas frágiles pero vivas de que la libertad se abre camino, sobre aquellos nocivos y obsoletos vestigios, que tanto nos marcaron, como la dictadura absolutista y por contra la falsa democracia.

Como hemos podido confirmar aquí, en España, toda democracia alberga una dictadura muda o silenciosa. En el caso que nos ocupa, en este caso concreto, esa falsa democracia de la cual se ufana y la cual aplica la izquierda. Una dictadura que al ser callada, muda, silenciosa, padece o sufre la nostalgia de la verdadera libertad.




Se puede poner fin, acabar, frenar, a todas las tropelías o aberraciones que están cometiendo los propiciadores y aplicadores de la misma, socialistas, comunistas, separatistas, en fin, de todos sus colaboradores y cómplices… Pues no es imposible, si en su día cayeron Moscú, Roma, la Alemania NAZI, ¿qué nos lo impide?… Hay que perseverar e insistir en la lucha, acudir a la opinión, defendiendo nuestro fuero de hombres y mujeres autónomos, es decir, de una sociedad libre, contra esos usurpadores, esos ladrones de derechos de sueños, en ese, su afán obsesivo de cautivarnos y esclavizarnos.

Sin duda, la libertad es uno de los dones mas preciosos que nos han dado los cielos a las personas. No hay en la tierra tesoro tan preciado ni mucho menos que pueda igualarse a la libertad. La libertad es algo por lo que se debe y tiene que dar la vida sin dudarlo un momento. Por el contrario el cautiverio, la esclavitud, la anulación ideológica, es el mayor de los males que las personas, que la sociedad en su conjunto, podemos experimentar o sufrir.

Es por esto, por lo que el próximo 28 de Abril, no puedes estar pasivo, mudo, tienes que hablar en las urnas con tu voto, y decir en voz alta, que quieres libertad, no una dictadura aunque sea muda, silenciosa o discreta, que sin duda, quieres, deseas y eliges a VOX.

Por una España libre, vota cambio, vota Vox.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba