Desgobierno: ¿Cuándo caerá este gobierno?

Personalmente, soy de la opinión de que este gobierno nacido de un pacto logístico y puntual para la ocasión, un Gobierno que, como digo, creo nació muerto, el cual está alargando una placentera y cómoda agonía, (antitético oxímoron) para sus oligarcas mesías y matando en vida a una sociedad acomodaticia y aquiescente al extremo.

Un gobierno de incapaces, no puede proyectar la estructura de una sana y verdadera reconstrucción del Estado. ¿Cuándo se ha visto que las cosas importantes se hagan mediante los dogmas de un programa?

¿Desde cuándo alguien nos tiene que decir cuándo tenemos que abrazarnos y cuándo tenemos que reñir?

No se puede hablar de reconstrucción, cuando todavía te persiguen los fantasmas de tu pasado, cuando no sientes lo que dices, cuando tu retórica es arbitraria y de facto. Cuando lo único que amas es ese Frankenstein al que quieres dar vida de una forma sexual y efímera, que durará, hasta que duren, su belleza y sus bondades.

Para llevar a cabo una verdadera y sana reconstrucción, hay que amar a España de una forma total y absoluta, no sólo desde la visión de un esteta, sino de una forma generalizada e integral, no como a una parte, sino como a un todo, haciéndola renacer de sus cenizas al mayor de los esplendores.

Hablando metafísicamente, lo expuesto arriba sería la génesis, la verdadera esencia del problema principal de un desgobierno, que postula su nociva ideología, de una forma sexual, esteta y sobre todo, fragmentaria, por su carácter y espíritu, fatuo, megalómano, mendaz, egoísta y destructivo. Todo lo contrario de lo que entendemos por construir o constructivo.

Dejando al margen los problemas emocionales e ideológicos, me quiero centrar en los materiales o económicos. No es nada nuevo que la UE pasa de España como de la misma mierda, el caso más claro, es el asilo vip del que goza, dentro de su territorio, nuestro prófugo más famoso, Carles Puigdemont.

De lo que no pasa la UE es de su dinero, y no hace falta ser muy listo para saber que el dinero no vale lo mismo si se lo prestas a Sánchez e Iglesias que a cualquier otro. Por lo que creo que este escollo va a ser uno de los talones de Aquiles de este despropósito de gobierno o desgobierno que sufrimos en la actualidad.

Por el contrario, si Sánchez decide desmarcarse de la UE, los nombres y apellidos de esta turba de incapaces que componen nuestro actual gobierno, será el menor de nuestros problemas. Sánchez sabe que sin Iglesias no hay frente popular, no hay gobierno, no hay Moncloa y viceversa, por lo que es una opción real.

Un despropósito y aberrante gobierno, el cual carece de incentivos moralmente sanos, un desgobierno que sólo busca alargar, estirar, esa fantasía, esa utopía, a la que llaman reconstrucción. Hablan de una supuesta y ficticia normalidad que pasa por quitarse de en medio a casi 4.000.000 de españoles a los que tilda de inmundicia, simplemente por pensar diferente.

Seamos realistas, este desgobierno ha disfrutado del poder más tiempo del que los españoles nos podíamos permitir, pues no se puede fomentar el totalitarismo haciendo apología del último y al mismo tiempo, suplicar un rescate europeo.

Iglesias ha vuelto a poner de moda lo banal, con la complicidad y sumisa aquiescencia de Sánchez. En una zona de confort, la ideológica: progresista, solidaria, social, feminista, inclusiva, que por otro lado, son banalidades muy, muy caras.

Por todo lo expuesto, no veo nada ilógico o ilegítimo en un supuesto y justificado derrocamiento de este nocivo gobierno, el cual no nos merecemos y que con toda seguridad no va a aceptar la defunción de un gobierno fragmentario y destructivo, que nació muerto.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba