Denuncian que el Gobierno pretende “asfixiar” a la educación concertada

El Gobierno decidió excluir a la educación concertada de las ayudas que destinarán a la educación tras la crisis del coronavirus.

A pesar de que el 25% de los alumnos de España optan por la educación concertada, el Gobierno ha dejado fuera a estas escuelas de las ayuda de más de dos mil millones de euros que destinarán a la enseñanza y, de esta manera, la totalidad irá destinadas a la escuela pública.

Ante esta situación, Escuelas Católicas, que agrupa a más de dos mil colegios de España, envió una nota en la que denunciaba la “discriminación y oportunismo” en el borrador del Plan para la Reconstrucción de España.

Según explicaban, este borrador que se estaba trabajando en el Congreso de los Diputados para la Reconstrucción Social y Económica del país “discrimina a las familias que eligen la enseñanza concertada, trata de trata de hundir a todo un sector aprovechando la debilidad provocada por la pandemia y consolida el tono absolutista de Podemos frente a la pluralidad educativa que corresponde a una sociedad democrática y prevalece en toda Europa”.

Además insisten en que el Plan para la Reconstrucción Social y Económica de España tras la pandemia por el COVID-19 debería ser una “oportunidad” para servir a que nuestro país “salga fortalecido de esta crisis”.

“Se invoca la unidad de todos para salir de esta situación y, sin embargo, se están aprovechando las circunstancias para introducir cuestiones ideológicas ajenas a las consecuencias del COVID-19 en el ámbito educativo que con toda seguridad luego se consolidarán en la futura LOMLOE”, subrayan en el comunicado.

En ese sentido subrayan claramente que “el Gobierno, inclinado por la imposición de Podemos, ha introducido unas propuestas que, en contra de lo que siempre aseguran desde el Ministerio de Educación, suponen un claro ataque a la enseñanza concertada”.

Además recuerdan que la propia ministra de Educación, Isabel Celaá, aseguraba que “esta enseñanza no tiene nada que temer”, pero mientras tanto “se promueven ayudas exclusivas para la enseñanza pública y se anuncian puestos en la enseñanza pública para todos los españoles, especialmente en la etapa 0-3, excluyendo deliberada y explícitamente a la enseñanza concertada”.

Por eso aseguran que esto supone en la práctica “la asfixia de la enseñanza concertada”.

Escuelas Católicas también asegura que se trata de una “deriva dictatorial, impropia de un país democrático y plural, nos hace preguntarnos quién está realmente gobernando en España”.

Por eso, insisten en que si finalmente resulta aprobado en el Congreso el borrador del Plan para la Reconstrucción Social y Económica en los términos actuales, “nuestro país avanzará en la dirección contraria a la que camina Europa, donde la escuela concertada tiene una larga tradición”.

Algo que, según afirman, se puede corroborar a través de “Las 10 verdades de la concertada”, una iniciativa de Escuelas Católicas en la que representantes de la concertada en Europa nos relatan en primera persona cómo es la financiación que reciben del Estado, en qué contexto se desarrollan, cómo es su actividad docente, y de qué forma se garantiza la libertad de enseñanza, etc.

De esta manera también insistieron en que sería muy interesante que los políticos españoles “conocieran la situación de la escuela concertada en Europa, una escuela que no es exclusiva de España, como algunos quieren hacer creer a los ciudadanos para afianzar absolutismos y prácticas dictatoriales, y así diluir libertades”.

Vía AciPrensa

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba