Alicia RubioColaboracionesIdeología de géneroOpinión

De la lucha de clases a la lucha de sexos

Sobre el feminismo revanchista

Por si alguien no se ha enterado de que el marxismo cultural ha cambiado la lucha de clases por la lucha de sexos, que se vea los vídeos de las hordas feminazis estos días.

El PSOE y los partidos de izquierdas vieron como la lucha obrera perdía su fuerza por el bienestar de un liberalismo en democracia que subió su calidad de vida. Los visa oro de Rodiezno resultaban ridículos cantando «en pie famélica legión» puño en alto, mientras el obrero se sentía utilizado y estafado y con un aceptable nivel de vida nada famélico que veía peligrar en manos de esta casta corrupta insaciable.

Había que buscar un nuevo grupo social al que crearle una ficción de opresión y un victimismo que le generara dinero y privilegios bien utilizado. Y el feminismo revanchista comenzó su andadura siniestra.

Siniestra por ser una ideología hija del socialismo marxista y siniestra por la cantidad de dolor muerte y fracasos vivenciales que está generando. Las ventajas eran muchas: la clase «opresora» no se extingue fácilmente, las presuntas discriminaciones, como son biológicas,tampoco

La clase oprimida (mujer) tenía que sustituir a la opresora (hombre) y para tomar su rol había algo que entorpecia: la maternidad. Millones de niños sacrificados en esta batalla por ser ‘hombras» y vivir una sexualidad masculina. Millones de mujeres con SPA (síndrome post aborto) y atiborradas de PdD, poniendo en peligro su salud. Millones de mujeres fracasando vitalmente en esta lucha sin sentido contra sí mismas y sus compañeros de viaje. Millones de hombres insultados por sus genes, discriminados, acusados en falso, suicidados por un sistema que los demoniza

Pero el PSOE tiene su nueva carne de cañón a la que sacar a las calles y sacrificar en aras de sus poltronas y sus sueldazos. Niñas de instituto, locas resentidas, vivididoras de esta historia falsa, pagafantas, manginas, esbirros incautos se reunían ayer llamados por un PSOE al que la historia ha de demandar esto y todo lo anterior.

Pero hoy toca desenmascarar esta pantomima de bocadillo y subvención. Si la España viva aguanta los embates de esta nueva guerra cultural marxista podremos dar un futuro decente a nuestros hijos. Si no…

Etiquetas

Alicia Rubio

Filóloga, profesora, investigadora perseguida por sus conclusiones, madre de tres hijos. Escritora de “Cuando nos prohibieron ser mujeres... y os persiguieron por ser hombres.” Vicesecretaria de Movilización de @vox_es

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. En alguna ocasión he visto videos de charlas en institutos mezclando una idea relacción tóxica con la idea de amor romántico (mitos del amor romántico, deconstruyendo el amor romántico…..), sin reparar en que el adolescente de hoy asocia más el amor romántico a «la peli de Titanic» que a «Cassnova». En mi parecer adoctrinando a los adolescentes y sobre todo a las chicas, en que un hombre y una mujer no pueden tener una relacción profunda, una comunión espiritual frente al individualismo y por supuesto desterrando la idea de sacrificio por el prójimo en el tipo de relacción más horizontal y revolucionaria que puede haber en la sociedad, el amor, y que está más allá de cualquier imposición económica, social o moral.

    Las formas de relaciones no normativas, poliamor, anarquia relacional, etc…. se adornan con conceptos éticos de manera falaz y sesgada, ensalzándose como formas de relacionarse más libres y éticas y menoscabando la monogamia, comparándola a una prisión sobre todo para la mujer. Este discurso tan falaz ha calado y cada vez tiene más aceptación en la mente posmoderna y feminista.

    Adoro la forma clara y directa en la que comunicas y un día me encantaría leer un análisis crítico sobre estas cuestiones que tú hayas hecho, si ya hay algún material me gustaría conocerlo y que me lo reseñes, si por el contrario no lo hubiera te animo a que nos regales ese donaire, sería muy especial para mí y para muchas personas que aún creemos en un amor cortés, romántico y profundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba