Cuatro chilenas se inventan un baile contra la violencia machista

Ataviadas con trajes de camuflaje, unas cintas negras tapándoles los ojos, mayoritariamente de negro o morado, (color que es de ley que sea del nazareno, y que estas se han apropiado y aún no sé a santo de qué) ahora para denunciar al machismo, se inventan un baile.

Estas feministas -que nada femeninas-, entonan y bailan una danza tribal al más puro estilo de los All blacks de Nueva Zelanda; por supuesto, me quedo con los señores y con su danza, sin ninguna duda. Bien, como decía, estas señoras que ya tienen una corte faraónica de seguidoras e imitadoras por media Europa, y parte del extranjero, a mí con su baile la única sensación que me producen, es de pena y de vergüenza ajena.

Las mal llamadas feministas, porque la inmensa mayoría son chicazos, a mí no me representan en absoluto, no creo en estas manifestaciones absurdas que lo único que hacen es acabar en asociaciones subvencionadas, y sacar tajada del asunto las cuatro listas de turno. Deberían ser más inteligentes y dejarse de numeritos y manifestaciones absurdas en contra de los hombres.

Matan los asesinos, y violan los violadores, nunca los hombres. Con bailes y publicidad no se ataja nada y está más que demostrado. El problema se erradica con educación, y cuando un tío es violento, aunque sólo sea de palabra, se le manda por la vía rápida al rincón de pensar, es decir, a la mierda. Estos tipos nunca cambian, nunca se arrepienten, y nunca se sienten culpables, la culpable siempre es la víctima, y lo digo por propia experiencia, pero ahí estuve lista y a la primera hostia le saqué un cuchillo jamonero le dije que se lo metería por la garganta y se lo sacaría por los huevos si me volvía a tocar, y como buen cobarde salió huyendo y ahí acabó mi calvario.

Las mujeres luchan en los tribunales para cambiar las leyes, luchan denunciando, luchan aprendiendo defensa personal, luchan estudiando y adquiriendo conocimientos, la incultura se presta al maltrato, luchan diciendo no, cuando no quieren tener sexo, pero nunca saliendo a la calle vestidas de machorras y bailando, eso sólo es política barata de cuatro manipuladores comunistas de medio pelo.

Por cierto y hablando de comunistas salva patrias, Unidas Podemos, ese partido que manda a sus feminoides a manifestarse solo cuando quiere atacar a los que no son de su cuerda, encuentra excesiva la pena impuesta al Chicle por las torturas y violación a Diana Quer.

A ver si abrimos los ojos y vemos la realidad, sabiendo diferenciar a los asesinos y violadores de los hombres buenos y honestos, y a los políticos sensatos de los manipuladores de una causa, que les importa bien poco.

Por cierto a mí me gusta mucho bailar sola, y si es agarrada al hombre de mi vida marcándonos un bolero, mucho más.

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar