Cuando las ideas políticas te convierten en idiota

Mi madre fue una mujer brillante, moderna, adelantada a su época, estudiante revolucionaria, como todos los estudiantes en su época y se declaraba republicana. 

Con el tiempo se fue dando cuenta de cómo eran las cosas y fue la persona más demócrata y más justa que he conocido jamás. Nunca supe a quién votaba, porque ni ella ni mi querido padre me educaron ni en el rencor, ni en el resentimiento, sino en la libertad, para poder pensar sacar mis propias conclusiones y actuar en consecuencia. 

Casi nunca hablaba de la guerra excepto en contadas ocasiones y cuando lo hacía era para contar algún episodio puntual que condenaba igualmente a republicanos como a nacionales por las atrocidades cometidas por ambos. 

Lo que siempre me repetía era que aquella contienda nunca debería volver a repetirse, porque fue una lucha entre hermanos, había que perdonar y sobre todo olvidar, y ella así lo hizo siempre. 

Esta reflexión de mi madre quedó plasmada y debidamente aceptada y firmada por todos los partidos políticos cuando se aprobó la constitución.

Ahora hemos regresado al 36 por culpa de algunos socialistas, comunistas y republicanos, estúpidos y resentidos, que no vivieron aquella guerra, ni ellos,ni sus padres, pero quieren gobernar a base de desenterrar muertos, y reabrir heridas que ya estaban curadas y cicatrizadas; quieren ganar una guerra que por mucho que se empeñen ya nunca podrán ganar. 

Esto es realmente lamentable, pero lo triste es la gente que no ve más allá de sus narices, se puede ser socialista, comunista, republicano, de derechas o de centro, pero lo que nunca se debería ser, es imbécil. 

Y cada día veo y leo a más imbéciles. Hay que ser culto políticamente y aunque se pertenezca a un partido político saber ver sus errores y condenarlos. Cuando se justifica cualquier cosa que haga el partido de cabecera por el que simpatizas haga lo que haga solo se demuestra la incultura y el resentimiento. 

Ahora hemos llegado a ese punto con el PSOE de Sánchez junto con la formación morada, secesionistas e independentistas, es el peor gobierno que se pudiera esperar para un país tan grande y con tanta historia como es España. 

Historia que cuatro políticos incultos y nada preparados, pero con un ansia de poder desmesurada, se empeñan en borrar para escribir la suya, una historia ridícula e inventada para adoctrinar a las generaciones venideras, y perpetuarse en el poder. 

Lo peor de todo es que los que conocen la historia y saben que lo que se cuenta no es cierto, ni lo que se está haciendo es correcto, callan, disculpan, defienden y adoran al becerro de oro, de oro pero que no se le olvide a nadie que sólo es un becerro.

Mª José Gómez Busó

Jubilada, apasionada del patchwork, lenguaraz y rematadamente sincera.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba