Carta de los políticos independentistas presos: «No nos rendiremos»

Los políticos independentistas presos, han remitido al diario catalán El Punt Avui una carta de agradecimiento a sus simpatizantes. Al mismo tiempo, intentan transmitir la fortaleza con la que, según ellos, afrontan la vía judicial.

La misiva, firmada el 14 de diciembre por los políticos presos Dolors Bassa, Jordi Cuixart, Carme Forcadell, Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Raul Romera, Josep Rull, Jordi Sánchez y Jordi Turull, dice así:

 

«Os podríamos dar las gracias mil veces y serían insuficientes. Nos quedaremos siempre cortos a la hora de devolverles todo el calor, el apoyo y la compañía que nos ofrecéis. Gracias por no olvidarnos, por estar a nuestro lado, para tenernos presentes y enseñar cada día en el mundo entero la causa justa que siempre es la lucha por los derechos y las libertades civiles que a nosotros nos han sido arrebatados.

Estamos ya muy cerca del inicio del juicio ante el Tribunal Supremo. Este es un momento que requiere la máxima firmeza por nuestra parte, pero también toda la serenidad. Y también la requiere de vosotros, de todos los que estáis a nuestro lado, de los que nos venís a ver desde fuera de la prisión, de los que nos escribís, de los que os manifestáis, de los que asistáis a cenas amarillas, de los que nos tenéis, en definitiva, presentes y de los que habéis ha hecho desde el primer día de nuestra injusta situación, vuestra causa y también vuestra lucha.

Entendemos que mucha gente que se acerca físicamente o emocionalmente a la prisión, sienta en carne propia la impotencia que provoca tanta injusticia. Entendemos que alguien pueda considerar, fruto de esta indignación que generan los abusos, que la solución debería ser abrir las cárceles. Pero, de la misma manera que podemos entender la necesidad de desahogar la impotencia, también tenemos que decir claramente que esto, lejos de favorecer nuestra causa, la perjudicaría, al igual que también perjudicaría a los objetivos políticos del país que queremos y por los que estamos aquí encarcelados pendientes de un juicio político.

La represión pretende desestabilizarnos y dividirnos. No lo debemos permitir. La riqueza del soberanismo es su pluralidad y aquí radica también su fuerza. Sólo con una unidad estratégica granítica, construida sobre la premisa del respeto y la generosidad, seremos capaces de superar los embates de España.

Afrontamos el juicio con plena conciencia y responsabilidad. No les resulte extraña esta serenidad. Compartimos la convicción de que no hemos cometido ningún delito, porque poner urnas no lo podrá ser nunca. Y eso nos hace fuertes ante cualquier embate judicial y ante cualquier arbitrariedad e injusticia. Somos inocentes. Lo sabemos. Y es esta plena convicción de inocencia la fuente de nuestra serenidad y de nuestra ambición de situar el juicio como una gran oportunidad para denunciar las arbitrariedades y la vulneración de los derechos civiles y las libertades ciudadanas.

Cuando fuimos a declarar ante la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, escogimos, con plena conciencia y voluntad, el camino de dar la cara y asumir las consecuencias que se pudieran derivar. Hace más de un año que estamos en la prisión desde ese día, y el juicio en el Tribunal Supremo es el paso que da continuidad y coherencia a las decisiones que tomamos entonces. Asumimosentonces las posibles consecuencias, al igual que las asumimos ahora. La coherencia de nuestras acciones se mantendrá intacta cuando estemos sentados en el banquillo del Supremo.

Cuando declaremos ante el Tribunal Supremo, no vamos a renunciar, no capitularemos, no nos rendiremos.

«No vamos a capitular. No nos rendiremos»

Al contrario. Mantendremos la cabeza alta y hablaremos claro, convencidas y convencidos plenamente de nuestra inocencia y de la legitimidad de nuestras acciones y de nuestras convicciones.

Desnudaremos el lastre de mentiras y oprobio que acompaña nuestro cautiverio y la inconsistencia de las acusaciones que se nos formulan, construidas sobre los cimientos de la venganza y el escarmiento en esta causa contra el conjunto del soberanismo, del que nosotros somos la parte más visible.

Por eso os decimos que es el momento de saberse fuertes y serenos. Lo estamos nosotros y necesitamos que también lo esté quienes desean estar cerca de nosotros, independentistas o no. Somos millones de personas las que compartimos la convicción de que esta es una situación profundamente injusta. El juicio oral será el momento propicio para que aparezca la verdad en medio de la sala donde se nos estará juzgando, y el que la quiera negar deberá girar a la fuerza la cara, porque se lo comerá la vergüenza, y estamos convencidos de que la calle nos acompañará.

«Nos podrán condenar…»

Nos podrán condenar, porque tienen la fuerza. Ya hemos dicho muchas veces que no esperamos un juicio justo, porque ya nadie duda de la cimentación política, y no jurídica, que tiene esta causa.

Lo que nunca podrán demostrar es que su condena sea justa y esté fundamentada con hechos y pruebas. No, no podrán, porque, llegados a este punto, ya se ha demostrado que las acusaciones no se sostienen de ninguna de las maneras. Y es por este motivo que el juicio es una oportunidad para los que estamos encarcelados, para el conjunto del soberanismo y para todos aquellos que, sin compartir la idea de una Cataluña independiente, no dudan en ponerse al lado de la defensa de los derechos civiles y políticos.

El juicio es el espejo en el que los diferentes poderes del Estado, y en particular el judicial, deberán mirarse. Quizás ellos podrán soportar lo que vean -al final, ya están acostumbrados-, pero lo que todo el mundo descubrirá es la quiebra de la democracia en España, la justicia de nuestras reivindicaciones y la legitimidad de nuestras ambiciones políticas.

Serenidad y firmeza. La que nos da saber que somos inocentes y que no vamos a renunciar a nada. Gracias por estar a nuestro lado.»

* Prisiones de Mas d’Enric, las Balsas y Lledoners, 14 de diciembre de 2018

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba