Cardenal Omella pide que se dialogue con la Iglesia sobre el Valle de los Caídos

Ante la pretensión del gobierno español de “resignificar” la basílica, cruz, cementerio y abadía del Valle de los Caídos, el Cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), pidió “que haya un diálogo con la sociedad y que haya un diálogo también con nosotros, con la Iglesia, con la Conferencia Episcopal, con la Archidiócesis de Madrid”.

Así lo señaló en unas declaraciones ofrecidas junto con el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid y vicepresidente de la CEE, y con Mons. Luis Javier Argüello, Obispo Auxiliar de Valladolid y secretario general de la CEE, al finalizar el encuentro que mantuvieron este sábado 19 de septiembre con el Papa Francisco en el Vaticano.

La “resignificación” del Valle de los Caídos, expresión empleada por la vicepresidenta del gobierno español, Carmen Calvo, en rueda de prensa, se pretende realizar mediante una Ley de Memoria Democrática, de la que ya existe un anteproyecto, que pretende convertir el Valle de los Caídos, donde hay enterradas 30 mil víctimas de ambos bandos de la Guerra Civil, en un cementerio civil.

Para ello, no se descarta la expulsión de la comunidad benedictina que vive y que administra el Valle de los Caídos, para convertir el monumento en un lugar de “memoria pedagógica democrática”.

El Cardenal Omella lamentó que “el diálogo a veces nos falta en la sociedad de hoy” y mostró su esperanza de que el debate respecto al Valle de los Caídos “se solucione por el buen camino”.

No obstante, aunque reconoció que el tema del Valle de los Caídos es muy importante, porque “algunos llevan heridas en el corazón y querrían arreglarlo cuanto antes”, insistió en que en estos momentos la prioridad es solucionar la pandemia de coronavirus y dar respuesta a todos los afectados por la pandemia y a los que han perdido el trabajo por la crisis económica desencadenada.

“Tenemos en este momento heridas muy fuertes como es todo el tema del COVID, todo el tema de la gente que se queda sin trabajo. Yo creo que en esto hay que trabajar. Ahí es donde hago una llamada como presidente de la Conferencia Episcopal, en nombre de los demás Obispos de la Conferencia Episcopal, a que se unan más todas las fuerzas que tenemos en España para avanzar en ese camino”.

“Partidos políticos, representantes del gobierno, asociaciones, instituciones civiles, sindicatos, la misma Iglesia, deben trabajar conjuntamente para solucionar todos los problemas, pero, sobre todo, el problema que nos está planteando en estos momentos la gente que se va a quedar sin trabajo”, destacó el Purpurado.

Ley de Memoria histórica

La Ley de Memoria Histórica fue aprobada en 2007, durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y establece una serie de medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil española y la posterior dictadura de Francisco Franco.

Entre esas medidas se prevé la retirada de monumentos, símbolos o nombres de lugares públicos relacionados con la Guerra Civil y la dictadura. Sin embargo, varios expertos la consideran una ley controvertida porque no favorece la reconciliación de los españoles.

Los monumentos de la Iglesia Católica quedan fuera de la aplicación de esta ley; sin embargo esto no ha sido respetado en ocasiones y se han retirado tanto cruces como nombres de calles relacionados con órdenes religiosas.

Valle de los Caídos

El Valle de los Caídos se construyó entre 1940 y 1958 como mausoleo de quienes lucharon en la Guerra Civil española. Es un complejo arquitectónico en donde se encuentra una abadía benedictina, que cuenta con una cruz, una escalinata, una explanada y una basílica.

Francisco Franco fue enterrado allí tras su muerte en 1975, así como José Antonio Primo de Rivera, creador de la Falange, el partido político con el que el dictador sustentó su régimen. Junto a ellos también reposan los cuerpos de casi 34 mil combatientes de la Guerra Civil de ambos bandos.

Se trata de un monumento controvertido, porque para sus detractores es un recuerdo del régimen franquista y la exaltación de la memoria de Franco.

En octubre de 2019 los restos de Francisco Franco fueron exhumados del Valle de los Caídos y trasladados en helicóptero al cementerio de Mingorrubio, Madrid.

Vía ACIPrensa

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba