Carbón para dar calor y color a la negra gestión del Gobierno

Hoy nos hemos levantado con la noticia de que Pedro Sánchez recibe una tonelada de carbón en La Moncloa. “Una tonelada de carbón ha llegado al Palacio de La Moncloa, residencia del Sr. Pedro Sánchez Castejón, Presidente del Gobierno de España, en 7 sacos de 155 kilos cada uno”, afirma Qveremos.

Una asociación civil le regala una tonelada de carbón a Pedro Sánchez, por su mala gestión de la crisis viral en su primer año de legislatura. Esta última postulada en un descarado y confeso sectarismo. Externalizante de forma eufemística y a sus reiterados y continuos ataques contra la vida, la libertad, la verdad y las instituciones del Estado.

La semántica resultado de la sintaxis de mis palabras entendidas y elucubradas de forma personal y totalmente autónoma, se deben a los siguientes motivos expuestos por la citada asociación civil y de las cuales suscribo hasta la última coma.

  •     Haber faltado a la verdad falseando el número de muertos y primando su agenda ideología a una toma de decisiones que hubiesen contribuido a evitar en parte el aciago e injusto holocausto rayando el genocidio colectivo que sufrimos los españoles.
  •     Su obsesión en lo referente a nuestra historia intentando reescribir la misma con leyes sectarias y antidemocráticas. Creando un ambiente crisalideo de metamorfosis completa y se de una nueva situación donde tengan cabida “La Ley de Memoria Histórica o Memoria Democrática.
  •     Por primar la muerte a la vida, vetando el primer derecho fundamental de toda persona.  Con la “Ley del Aborto” en la cual no se tiene en cuenta el género o sexo del criminal ni el tipo de violencia. Así como la Ley de Eutanasia, la cual justifican como el derecho a una muerte digna. ¿Qué hay de los cuidados paliativos?. El auténtico broche de oro y final a una vida sin perder ni un ápice en la calidad de vida.
  •     Utilizar de forma despótica la prevaricación encubriendo un Estado de Sitio y una dictadura muda por el ropaje a modo de disfraz de un Estado de Alarma con la posterior carencia de nuestro ejercicio en los derechos fundamentales.
  •     Por polarizar de forma extrema una sociedad muy cansada de sufrir, crispando o coloquialmente malmetiendo o metiendo mierda con Leyes sectarias y totalitarias como son la ley de Violencia de Género o la ley Celáa, segregando descaradamente al sector de la sociedad disenso o heterodoxo con sus políticas.
  •     Por no exhumar a Montesquieu y con ello dar una independencia real al poder judicial y los continuos y reiterados ataques a la Monarquía, símbolo de concordia y de la unidad nacional. Por primar su agenda ideológica a paliar o aliviar la miseria y el hambre que nos han traído ellos y se reflejan cada día en las cada vez más largas colas del hambre que justifican con la pandemia.
  •     Por disfrazar con progreso un revisionismo de regresión y de absoluto revanchismo, volviendo al genocidio u holocausto colectivo e iconoclasta de la religión e ideología, en su afán de un régimen republicano comunista o lo que es lo mismo, lo que se conoce coloquialmente como República popular y bananera.

En mi opinión no veo ninguna mentira en esta exposición que hace la sociedad civil Qveremos, la cual se define con el acrónimo “Act-tank» o tanque del pensamiento defensora de la Libertad, la Vida y la Unidad de España.

Porque ningún español que se considere como tal, es decir, verdadero patriota, ni tiene ni debe renegar de su patriotismo. Pues estos ácratas nihilistas hubieran sido decapitados por sus ancestros, los mismísimos jacobinos. Pues dentro de su maximalismo no cabe el carácter fragmentario de los nuevos estetas y revolucionarios del postureo y carentes de revolución.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba