Aviso a navegantes

Creo que seguimos siendo objeto de un experimento para ver hasta qué punto aguantamos y podemos ser manipulables. En definitiva, conocer cuál es nuestro límite para poder meternos sus imposiciones, agenda globalista 2030, NOM.

Les han bastado 3 chapuceras autoamenazas totalmente increíbles, para terminar con la libertad de expresión, criminalizar a VOX y amenazar al PP para que siga calladito. De C’s no hablo porque Edmundo Bal representa la nada.

Santa Isabel Ayuso mantiene la cobarde equidistancia intentando ganar por la vía de la «no crispación», mientras ve y calla el acoso y derribo que sufre VOX, a ver si siguen cebándose con ellos y ella va ganando terreno como centro centrado. Las presiones vendrían después, si ganase y necesitara a VOX, tanto por parte de Casado como de la extrema izquierda en la que ya encuadro al PSOE.

Vimos en la SER cómo Rocío Monasterio condenó la violencia (no sé qué violencia) «viniera de donde viniera», pero fue duramente insultada por todos por decir que los españoles desconfiaban de este gobierno. Un bulo que se han encargado difundir por todas las televisiones para polarizar la campaña y que no se hable nada de programas electorales, ya que la izquierda no tiene nada que ofrecer que no sea expoliar al madrileño.

Pese a ver vídeos de Podemos y del PSOE acusando a VOX de provocar las agresiones que sufren en cada acto, ningún partido lo denuncia ni se une a VOX para desenmascarar a los dictadores que protagonizan esta parodia esperpéntica que cada vez llevan más lejos.

Todos saben que estas amenazas son una farsa, y lo peor, ellos mismos saben que sus auto-amenazas son incuestionables, hacen hincar rodilla a todos los partidos sabiendo que tienen la capacidad de criminalizar a quienes se atrevan a disentir públicamente. Cuanto más burdas, zafias y simples sean las auto-amenazas más demuestran el poder que tienen sobre todos nosotros.

Yo veo un mensaje claro en estos montajes, un aviso a navegantes: «sabéis que son mentira pero tenemos tanto poder que quien dude de su veracidad públicamente vamos a ir a por él».

Somos como el elefante al que encadenan de pequeñito. Crece con esa minúscula cadena pero jamás será consciente de que dando sólo 3 pasos hacia delante la podría romper.

Norma Vega

Norma Vega

No soy informadora, soy analista. Estamos en la era de la desinformación, de la performance política, así que al leer una noticia me pregunto: quién la emite, a quién beneficia y a quién perjudica, como si de un presunto delito se tratara, al fin y al cabo, una información falsa debería serlo.

Publicaciones relacionadas

4 comentarios

  1. Excelente, me gustó mucho.
    Un gran abrazo desde Montevideo, Uruguay
    👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

  2. Todo ello apoyado por la pésima Prensa que tenemos en España, esbirros del mejor postor, en este caso los sociocomunistas que les compran con dinero público sin recato. Especial vergüenza me dio la Barceló diciéndole a la rata «Quédate para responder a la ultraderecha». ¡¡Olé la neutralidad de la pseudoperiodista!!

    1. Vergonzosa la imagen de Angels Barceló agarrando la mano del que lo había liado todo mientras gritaba a Rocío Monasterio que recibía insultos de la candidata de Más Madrid,

      Gracias Suso por tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =

Botón volver arriba