AutoresColaboracionesOpiniónSantos Trinidad

Alzheimer ideológico

Lo que estamos viviendo en la actualidad del panorama político español, es simplemente surrealista, una broma de mal gusto, pues han convertido una dictadura autoritaria en otra peor, una totalitaria postulada en una supuesta y ficticia revolución social.

Esa famosa transición de 1978, esa misma de la que ahora reniegan todos los progres y socios logísticos, parece ser que no ha sido tal. O por lo menos no ha conseguido cambiar el régimen de gobierno, sino las caras, nombres, apellidos y siglas de las instituciones políticas que las aplican.

Lo que estamos viviendo en la actualidad del panorama político español, es simplemente surrealista, una broma de mal gusto, pues han convertido una dictadura autoritaria en otra peor, una totalitaria postulada en una supuesta y ficticia revolución social. Utiliza y aplica unas nocivas y obsoletas políticas basadas en el revisionismo y regresionismo más revanchista y rastrero, promocionando una fuerte campaña propagandística sin una base ni argumentación sostenible. Simplemente legitimada por esa supuesta autoridad moral que creen poseer en propiedad frente a la derecha.

Su nociva ley de género, por ejemplo; una ley que aplicada a las personas o a una especie animal y hablando con propiedad estaría mal definida o denominada, pues la sabia naturaleza, la biología, llamó sexo a lo que estos meros y vulgares incapaces llaman género. Género se define como tal a las cosas.

Según estos analfabetos del sexo, género, etc., la biología, la naturaleza, puso las hormonas y los genes, sola y exclusivamente para ridiculizar a sus ideólogos de género, valga la redundancia.

Una absurdez de las muchas que tiene en su ADN el progresismo o izquierda.

Por otro lado, quiero comentar, más bien criticar y mostrar un firme carácter y personalidad, antagónico y a la vez beligerante contra esta imposición hacia o contra la especie de animal racional, prohibiendo a las mujeres o hembras serlo, y perseguir a los hombres o varones por lo mismo. Decir que esas discriminaciones positivas con las que intentan de alguna manera resarcir o compensar ese supuesto daño causado por un sexo concreto, el del varón u hombre, aparte de con el otro sexo hembras o mujeres, con la infinidad de taras que se dan en la naturaleza, por lo que no son antinaturales, pero sin género de dudas, son una tara o defecto. Pues el fin u objetivo de todos estos colectivos es realizarse como una nueva forma de familia, para la cual se necesita de un pequeño pero importante detalle, el de la procreación biológicamente natural y del que carecen.

Lo diré de otra forma más entendible, si una pareja heterosexual no puede procrear de forma natural, se dice que tiene un problema, ¿o no?  y se lo hacen mirar en un especialista. Pues por la misma regla de tres, cualquier forma de pareja, de familia, que no sea la natural, la biológica, la que nos marco la sabia naturaleza, es un problema, una tara o defecto.

Vamos ahora con esa ley de memoria histórica, una ley anti democrática, inconstitucional y totalitaria en su máxima expresión. Por ese carácter ideológico, partidista y del todo subjetivo. Lleno de falacias e invenciones, las cuales les han dado un excelente resultado hasta la actualidad. Es decir, mera y simple propaganda.

Una propaganda que más que a cualquier hecho histórico o verdadera historia, algo objetivo y fiable. Es más bien un reflejo o indicio de esa enfermedad que denominamos Alzheimer, más concretamente un Alzheimer ideológico. Cuanto menos, un total y absoluto analfabetismo histórico.

Cosa esta última, que se ha convertido en característica principal en ese mundo o realidad paralela que se ha inventado o creado el progresismo o izquierda.

¿Quién quiere que maneje sus alubias un incapaz, por ignorancia, analfabetismo, o sin más a sabiendas y por conveniencia?

No seamos ingenuos, ni hipócritas, a nadie, absolutamente a nadie, sea de izquierda y progre o de derechas, nos gusta que se aprovechen de nuestro esfuerzo y trabajo. Y es de sobra sabido, que nadie respeta al débil.

La prueba más evidente y clara por su gran elocuencia, ha sido esa llamada de atención de Trump a Sánchez en la última cumbre del G20.

Si tienes unos líderes que no se hacen respetar, ¿cómo vamos a esperar que hagan que nos respeten a nosotros, al pueblo?

Cuando necesitas que te hagan un trabajo remunerado, en tu casa o en algo que tengas en propiedad, contratas a un profesional, ¿por qué queremos regalar el dinero justa y merecidamente ganado con nuestro sudor a meros y simples aficionados, debido a su carácter de recién egresados al panorama político y su inexperiencia o su actitud de nobeles becarios en sus respectivas profesiones?.

Mi decisión y elección es la correcta, la que me marcan mis dos hemisferios cerebrales, el derecho o racional y el izquierdo o emocional. Por lo que presumo que no hay equivocación posible cuando elijo a VOX, para que maneje mis alubias.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba