La «adultocéntrica» Irene Montero

«Irene María Montero Gil (Madrid, 13 de febrero de 1988) es una política española, ministra de Igualdad del Gobierno de España desde enero de 2020».

«En 2006 ingresó en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y en 2011 se licenció en Psicología. Entre 2009 y 2011 vivió cinco meses en Chile por motivos académicos, donde llegó a participar en marchas estudiantiles como la Cumbre Alternativa La Hora de los Pueblos.[9] Entre 2010 y 2011 trabajó como dependienta en la cadena de electrónica y electrodomésticos Saturn.[10]». -Wikipedia

Los párrafos anteriores muestran de una forma sintetizada y a modo de recapitulación, el perfil de esta, en mi opinión, incapaz profesional, aupada al poder por una estética exterior medianamente aceptable y una estética interior de una descarada e inherente mediocridad y analfabetismo típica del totalitarismo o pensamiento único marxista.

Seguramente más de uno pensará que tengo obsesión por mi disidencia ideológica, cosa del todo incierta; mis escritos contra esta secta, son debidos a su descarado totalitarismo y su falta de vergüenza.

Ese lenguaje inclusivo e inventado, no es más que dar una forma legítima a su totalitaria ideología, más propia de la rabieta de un niño, que de una persona adulta.

Su última perlita, esa de que la sociedad española es muy «Adultocéntrica» es uno más de sus muchos absurdos y dislates del todo surrealista, con el que poder llamar la atención. Hay veces que pienso que por las venas de Montero y por las de Calvo, corre la misma sangre.

Tanto la una como la otra son dos mentes planas y estériles, que inventan palabras sin sentido en ese lenguaje inclusivo que han creado para ese ficticio país feminista, en mi humilde y modesta opinion, pseudofeminista. Utopía esta que da lugar a una realidad paralela, que no es más que la mayor de las desigualdades e injusticias, por su discriminación confesa y descarada, hacia uno de los dos sexos.

Como buenas progres de izquierda, culpan a la sociedad de todas sus desgracias y sus males personales, es decir, como buenas marxistas, socializan solamente sus pérdidas o carencias, no sus beneficios o virtudes, culpando como digo, al sector de la sociedad que no piensa como ellas, de todos sus hándicaps y taras, de su real incapacidad. No nos engañemos, sus políticas sociales desquician la economía de cualquier país y no mejoran en nada la suerte de los humildes.

Son su forma de vida, véase sus inicios o pasados y sus presentes, sus abultadas cuentas corrientes desde entonces, su alto tren de vida, y la prostitución a la que someten todo lo que tocan debido a su inclinación por la prevaricación o abuso del poder. Un abuso descarado y confeso que da lugar a esa corrupción moral que las convierte en vulgares madames o proxenetas del lupanar en que están convirtiendo España.

La igualdad que defienden es la de que las mujeres estén varios peldaños por encima de los hombres. Son conocedoras de la inexistencia de esa famosa brecha salarial de la que hablan, pues recordaré que eso es delito. El bajo número de mujeres en altos cargos no se debe a un machismo postulado en el patriarcado, sino a la biología o naturaleza, causa esta por la que muchas mujeres deben elegir entre ser ellas mismas las que eduquen a sus hijos, o delegar esta cuestión en profesionales. Es una falsedad que se diga que es una imposición del varón.

Por el bien de España y en lógica consecuencia de los españoles, espero y deseo que el paso de esta turba de ideólogos y analfabetos integrales por el gobierno de España, sea efímera o cuanto menos, cortoplacista; se destierre y se expulse la incapacidad de nuestro ámbito laboral, político, cultural, social…  más conocido como amiguismo o partitocracia y en estos casos concretos, como el que ocupa el presente escrito, se proceda a la expropiación de todo el patrimonio generado por estos vulgares impostores a costa del esfuerzo y trabajo de la gente decente y honrada, es decir, la gente trabajadora, la gente como tú y como yo, que en lugar de verse privilegiada es cruel y tristemente penalizada a favor de unas políticas sociales injustas, desiguales y de esclavitud.

Santos Trinidad

Cristiano católico, creyente no practicante. De derecha, amante de la libertad, basada en una igualdad sustentada en la justicia.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Una persona absolutamente inútil, con un curriculum de lo más normal.
    De los 3.200.000 parados que hay en España, según las cifras oficiales, pues en la práctica hay muchos más, en torno a los 5 o 6 millones de personas, hay millones de curriculum mejors que el suyo.
    Ella ha conseguido llegar a dónde está ÚNICAMENTE POR SUS MÉRITOS DE CAMA, O DE RODILLAS, digámoslo claramente.
    Y luego va de «feminista».
    ¿Es «feminista» buscarse la vida arrimándose a un macho alfa, que te apoye y promocione…?
    ¿Y qué pasará cuándo EL CHEPAS se canse de ella, y se líe con otra…? (Es solo cuestión de tiempo, pues esta gente carece de valors, y la fidelidad es uno de ellos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba