Aborto en México: gobierno criminal y sociedad indolente

México tiene un gobierno asesino: lo que hizo este martes —por medio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación— al despenalizar el aborto en la fase inicial de gestación lo exhibe tal cual es: como el peor de los criminales.

La culpa no solo es suya; también la tienen los gobiernos que —desde la década de 1970 para acá— han aplicado sumisa y abyectamente el control demográfico ordenado por la Organización de Naciones Unidas.

No hay seres humanos más débiles que las criaturas en gestación. Frente a esta realidad, resulta terrible, por decir lo menos, que el gobierno actual otorgue patente de impunidad a quienes asesinan niños no nacidos.

El padre Lucas Prados resume la gravedad del aborto con las siguientes palabras:

«Primero de todo decíamos que es un asesinato; ya que es provocar voluntariamente la muerte de un ser, que aunque en estado inmaduro, ya goza de cuerpo y de alma; es decir tiene todos los derechos propios de un ser humano: entre ellos el derecho a la vida.

»Este ser humano es matado como consecuencia de la conducta criminal de unos padres que prefieren seguir viviendo “su vida” a la vida de un nuevo ser; vida, que es sagrada, pues fue otorgada por Dios en un acto directo de su libre voluntad, ya que fue Él quien en el primer instante de la concepción creó el alma y se la infundió.

»Si todo crimen en un pecado horrendo, pues es acabar con una vida que Dios había creado, la gravedad del crimen del aborto es todavía mayor, pues ese niño no tiene modo alguno de defenderse. La Iglesia, consciente de ello, castiga este pecado con la excomunión; es decir con la expulsión del seno de la Iglesia católica».1

El contraste

En su conferencia matutina del miércoles 8 de septiembre, palabras más, palabras menos, el presidente de México dijo lo siguiente:

«Esta es una decisión del Poder Judicial, de la Suprema Corte, que fue prácticamente unánime, que debe respetarse. No debemos nosotros, en mi caso, tomar partido porque hay posturas encontradas. Yo no debo —en este caso— pronunciarme más que en favor de lo que ya resolvieron los ministros de la Suprema Corte.

»Tenemos que ser respetuosos de la legalidad. Yo, cuando tomé protesta como presidente, juré cumplir con la constitución y con las leyes que de ella emanen. Entonces, tengo que cumplir. Eso es lo que puedo decir».2

¿Respetuoso de la legalidad? López Obrador fue quien ordenó la ampliación de mandato de Zaldívar al frente del poder judicial en abierto desacato a la Constitución mexicana.

¿Respetuoso de la legalidad? López Obrador descalificó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El 26 de abril pasado, les advirtió que si se oponían la ampliación de mandato de Zaldívar, lo harían por corruptos.

¿Respetuoso de la legalidad? López Obrador ordenó liberar a Ovido Guzmán, hijo del Chapo Guzmán.

¿Respetuoso de la legalidad? López Obrador protege las corruptelas de sus familiares, como las de su hermano Pío.

El presidente de México respalda la decisión del máximo tribunal del país en el sentido de despenalizar el aborto porque le viene como anillo al dedo.

Partidario de la generalización (en la que él encarna el bien, la libertad, la verdad, la igualdad, la justicia y ¡la fraternidad!, se dice obligado a obedecer las leyes.

Lo que oculta el presidente a los mexicanos, en especial a los desprevenidos, es que toda ley que atenta contra el orden divino (como la que autoriza la práctica del aborto) debe ser objetada en conciencia.

¿Objeción de conciencia? ¡Por favor! A López Obrador le importan más los aplausos de Claudia Sheinbaum, Olga Sánchez Cordero, Jesusa Rodríguez… Quiere agradar, por lo demás, a los Soros, los Rockefeller, los Kissinger, los Gates, la Fundación Ford, la Fundación MacArthur, la Universidad Johns Hopkins, la ONU, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, etc.

Lo más impactante —y lo más doloroso—, sin embargo, es la respuesta indolente de nuestra sociedad, que está bajo el influjo de una droga colectiva de amplio espectro: la falsa democracia.

¿Quién desea quitarse la venda de los ojos?

 

Materiales consultados

Padre Lucas Prados. “La gravedad cuasi infinita del aborto”. Adelante la fe. (Fecha de publicación: 16 de mayo de 2018). Consultado en https://adelantelafe.com/la-gravedad-cuasi-infinita-del-aborto/

Milenio. “AMLO: Fallo de la Corte sobre el aborto es decisión unánime que debe respetarse”. Video en YouTube. (Fecha de publicación: 8 de septiembre de 2021). Recuperado de https://youtu.be/SFYdVfO261g

Jorge Santa Cruz

Periodista mexicano, católico y conservador.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Botón volver arriba
bitcoin blender, bitcoin mixer, cryptomixer