Abascal, a Sánchez: «Usted es un autócrata»

El presidente de VOX, Santiago Abascal, ha interpelado este miércoles al presidente del Gobierno, al que ha realizado una pregunta clara: ¿A quién obedece, señor Sánchez?, ha dicho Abascal tras repasar cómo las últimas decisiones del líder del Ejecutivo -cambio de postura respecto al Sahara y desindustrialización de España con las leyes climáticas- sólo complican, aún más, las vidas de los españoles. «A los españoles se les ha acabado la paciencia y a su Gobierno se le están acabando las trampas. Por eso usted ya no sale a la calle. ¿Dónde está su lealtad, señor Sánchez?».

Discurso íntegro de Santiago Abascal tras la comparecencia de Pedro Sánchez 

«Ha hablado durante hora y media, ha dicho muchas cosas… pero es esencial que nosotros comencemos diciendo una: da igual lo que usted diga. Aunque está fuera del debate de hoy, conviene recordar que algunas palabras suyas: «la filosofía debe volver a las aulas; ese es el compromiso del Gobierno; estudiarla resulta vital para entendernos y desarrollar un pensamiento crítico que nos ayude a hacer frente a las injusticias». Palabras suyas literales de 2018. El Gobierno acaba de garantizar la desaparición de la filosofía de las aulas, señor Sánchez.  Usted combate hasta la filosofía.. quizá porque no quiere que los escolares sepan quien era Sócrates, porque le mataron los sofistas como usted, que no tienen aprecio por la verdad, que creen que no importa y que vale cualquier artimaña con tal de confundir a las masas.

A los españoles se les ha acabado la paciencia y a su Gobierno se le están acabando las trampas. Por eso usted ya no sale a la calle. ¿Dónde está su lealtad, señor Sánchez? Y no es una pregunta retórica, muchos no lo sabemos: En su cambio de posición sobre al Sáhara, que ha sido irresponsable, arbitraria y clandestina, ¿a quién obedece usted? A su partido es evidente que no: no estaba en su programa y algunos diputados socialistas han mostrado su malestar; les ha molestado más que su pacto con Bildu y ETA; A sus socios de gobierno tampoco: aún está pendiente la explicación de este Gobierno por la entrada ilegal en España del jefe del Frente Polisario, responsable de la desaparición y muerte de muchos marineros canarios. A esta Cámara tampoco obedece usted. A sus votantes, tampoco les obedece, eso lo sabíamos 24 horas después de las elecciones en las que usted les mintió.

Tampoco ha sido leal con los intereses de España, y esa es la primera obligación de un presidente del Gobierno. No obedece a los intereses de España que un periódico extranjero difunda un cambio de postura en política internacional que no avala ni un partido, ni un Gobierno, ni un Parlamento, ni un electorado. Sólo lo avala usted.

La carta que usted ha enviado es un insulto a este parlamento; ahora la niega, dice que no hay cambio de posición… es que usted ha dicho que es la base más seria, creíble y realista. Usted se ha abonado a la posición de Marruecos. Dice que lo ha hecho en consonancia con los socios europeos… ha ido mucho más allá pero, ¿en consonancia o al dictado? ¿Al dictado de quién, señor Sánchez? Una afrenta y un desatino que pagarán los españoles, porque sólo a usted se le ocurre este desatino en medio de una crisis energética, provocada por ustedes y su sumisión al fanatismo climático. Usted tiene la obligación de contestar a quién es leal, aunque dudo que tenga el coraje de hacerlo en este parlamento. ¿O es simple megalomanía? ¿Cree que puede levantarse por la mañana y decidir en qué nueva catástrofe va a sumir a los españoles?

Ha dicho muchas cosas en la tribuna: que las relaciones con Marruecos son un asunto de Estado; la importancia de las relaciones comerciales; que se va a resolver la crisis en la frontera, que va a ser mejor para controlar dicha frontera… ¡Claro que hay un problema con Marruecos! Lo han provocado ustedes: entre otras cosas, acogiendo aquí a uno de los jefes de Frente Polisario y lo  incrementan favoreciendo el efecto llamada que Marruecos ha utilizado contra nuestra frontera y cediendo, como ha hecho usted, no se va a resolver. De hecho, el presidente del Gobierno marroquí acaba de reclamar Ceuta y Melilla como parte de Marruecos… Enhorabuena señor Sánchez.

Mientras tanto, el nuevo problema que han creado con Argelia, ¿quién lo resuelve? ¿Se incrementan las pateras argelinas que llegan a las costas de Baleares o Levante o lo vamos a pagar con el gas argelino que necesitamos? Para empezar Argelia ha suspendido repatriaciones de irregulares y los vuelos de Iberia. Enhorabuena, señor Sánchez.

Señores del Partido Popular, con todo respeto, les animamos a que resuelvan sus debates internos y trasladen a los españoles una única postura sobre este tema, porque no ayuda a la labor de la oposición que no está claro quién marca la postura: si la señora Gamarra, el señor Feijoó o el señor Vivas desde Ceuta aplaudiendo al señor Sánchez y abonándose a la tesis de este Gobierno. O el señor Donald Tusk, desde Bruselas. Como saben, y en eso estamos de acuerdo y podremos estar más de acuerdo en el futuro, España está en la peores manos en el peor momento y es tarea nuestra crear una alternativa fiable y eficiente.

Este Gobierno de actuaciones arbitrarias y clandestinas, ha llevado a España a una situación dramática. El peor gobierno en el peor momento; hemos dicho que había que cambiar el rumbo, lo llevamos exigiendo durante 4 años. La crisis energética y la hiperinflación que el señor Sánchez achaca a la guerra criminal de Putin ya estaba aquí antes de la guerra: Del 0%, al 7% antes de la guerra. No se escude, no se esconda… ya estamos en el 9.8% de inflación, es decir, somos un 9.8 más pobres que hace un año, y está provocada por ustedes, como habíamos advertido, por la sumisión de todos al fanatismo climático y a su renuncia a la soberanía energética, alimentaria e industrial. Es decir, por la renuncia a explorar nuestros recursos energéticos, a sembrar nuestros campos y a fabricar nuestros productos.

Cuando trajeron esa ley climática a esta Cámara en mayo del año pasado, una ley que imponía en España sus acuerdos de París, sólo VOX votó en contra; sólo VOX es inocente de las consecuencias económicas de esa ley climática. En aquel momento el precio en el mercado diario era de 79 e el megavatio hora; a principios de este mes, de 700…

Usted, por cierto, señor Sánchez, ha venido a bramar por la unidad, cuando ni siquiera su gobierno está unido y usted pacta con los enemigos de la unidad. Déjese de palabrería, no es sincero cuando pide unidad a esta Cámara. Usted es una autócrata, quiere hacer lo que usted quiera, al margen de la Cámara y de su partido.

¿Y por qué ha ocurrido esto con la ley climática? Porque está encaminada a reducir nuestra capacidad de producción energética y aumentar nuestra dependencia de terceros países, en muchas ocasiones hostiles o inestables. Y viene aquí y dice que no hay vuelta atrás en la agenda verde. Y mezcla la agenda verde con la autonomía energética. Es imposible señor Sánchez. Lo que usted dice es imposible. Es mentira, como la mayor parte de las cosas que dice en esta tribuna. No hay vuelta atrás, está diciendo a los españoles que no hay vuelta atrás en la ruina y en la miseria a la que se les ha condenado con la votación en esta Cámara. Porque dicha ley dictamina, desde su entrada en vigor, que no se otorgarán en territorio nacional nuevas autorizaciones de exploración, investigación o explotación de hidrocarburos. Es decir, ni carbón, ni petróleo, ni gas natural. Con esta ley, esta Cámara votó el suicidio de España en un gigantesco acto de traición a los españoles que ha conducido a la destrucción de nuestro bienestar y a la generación de pobreza.

No sólo la energía, también en la industria, como hemos visto en lo relativo a los medicamentos durante la epidemia, también en el sector primario… Ustedes han hecho que los españoles dependan de países inestables y de países hostiles para los bienes más básicos: luz, gas, pan, medicinas…  y todo eso mientras aumentan los costes artificiales por la emisión de CO2.

¿Cómo es posible que ante la escasez de maíz y de aceite tengamos que pedir permiso a no se sabe quién en Bruselas para que nuestros agricultores puedan sembrarlo? ¿A quién en su sano juicio en esta Cámara eso le parece aceptable? ¿Alguien en esta Cámara es consciente del nivel de dependencia al que se ha condenado a España? ¿De lo que eso supone para nuestros compatriotas en su día a día?

¿Cómo es posible que las compañías energéticas españolas anden cerrando o volando centrales térmicas cuando los españoles pasan frío porque no pueden encender la calefacción, porque no pueden pagar el recibo? ¿Hay alguien al que no le escandalice esta situación? Tener que leer constantemente noticias como esta:

-Luz verde al paso previo al cierre de la central de Endesa en As Pontes

-Iberdrola volará la chimenea del grupo 1 de la Térmica

-Naturgy recibe la última autorización para desmantelar la central térmica del Narcea

Justo ahora; siguen ustedes empeñados. Señor Sánchez. Señores del Partido Socialista, volvemos a preguntarles: ¿a quiénes son leales ustedes? En nombre del fanatismo climático, han impuesto la miseria y la dependencia.

¿Extraer nuestro gas? No. ¿Traerlo de Estados Unidos en buques metaneros que contaminan? Sí. ¿Centrales de carbón en España? No; hay que dinamitarlas y que lo vea todo el mundo para que vean lo ecologistas que somos. Pero comprar electricidad producida con carbón a Marruecos, sí. Porque debemos tener una atmósfera diferente a la de Marruecos, a pesar del polvo del Sahara que acabamos de recibir estas semanas. ¿Centrales nucleares en España? No, gracias. Pero comprar energía nuclear a Francia, sí, por supuesto. Y lo mismo con las minas, con el fracking, con la industria y con el plástico… Cuando se trata de crear trabajo y futuro para España, su respuesta es no, pero si son los grandes fondos o las potencias extranjeras las que hacen negocio, ustedes pueden decir que sí. Lo suyo no es ecologismo, lo suyo es ignorancia, necedad o traición. ¿A quién sirven ustedes?

Porque nosotros solo nos debemos a los españoles. Y por eso hablamos de soberanía, señorías. Hablamos de soberanía, es decir: la capacidad para decidir nuestro presente y para elegir nuestro futuro. Eso es a lo que ustedes han renunciado. Y las consecuencias las pagan, no ustedes, sino todos los españoles. Y cuando decimos soberanía energética no queremos decir autoabastecimiento, que por cierto, es una meta aceptable, creíble y factible a medio y largo plazo. Cuando decimos soberanía energética queremos decir capacidad de decidir en qué invertimos, qué exploramos en nuestros recursos naturales para reducir nuestra dependencia, para aumentar la oferta y para bajar los precios y que los españoles puedan vivir mejor.

Habla mucho de la guerra criminal de Putin. ¿No han aprendido nada de la guerra que hay en Ucrania? ¿No entienden que no podemos depender de países hostiles o inestables? Ahora dependemos del gas de Argelia, y Argelia nos retira al embajador y bloquea las repatriaciones. ¿No se dan cuenta de que los países europeos ya están rectificando, optando por fórmulas tradicionales de producción energética porque quieren recuperar esa soberanía energética? ¿Van a ser ustedes los últimos en abandonar el fanatismo climático que nos ha traído a la ruina y que amenaza con la miseria a los españoles?

Embaucador profesional

Respecto a todo lo que hoy nos cuenta, se lo he dicho al principio, he de decirle que actúa como un embaucador profesional: presentar ahora unas cuentas farragosas, unos teóricos triunfos que solo ve su prensa subvencionada, pero que no ven los españoles, y pretender que el debate gire en torno a los parches para los pinchazos que han provocado ustedes, es algo que nosotros no vamos a aceptar. Si se puede bajar un punto más, si se puede subvencionar un céntimo más…. Pretender entretenernos sin discutir las causas que nos han traído hasta aquí, es algo a lo que nosotros no vamos a contribuir. Porque usted pretende eso para quedar eximido de responsabilidad. Pero el pueblo español no se va a dejar engañar por sus embustes.

Autónomos, comerciantes, estudiantes, pensionistas, familias… Todos los españoles quieren un debate serio en esta Cámara sobre las políticas que han causado la ruina y sobre las políticas que pueden resolver nuestros problemas. No ha sido una catástrofe natural -que existen-, ni una epidemia, ni una guerra. Basta de trucos y de trampas. No se esconda usted; no eluda sus responsabilidades. Han sido fundamentalmente las leyes climáticas las que nos han traído hasta aquí. Ha sido su sumisión a intereses extranjeros la que ha convertido a España en un páramo desindustrializado. Ha sido su falta de criterio la que está haciendo que se tambalee la frontera Sur. Y han sido sus pactos con los enemigos de España, de la unidad nacional, del orden constitucional (ese que también ustedes pisan, según el Tribunal Constitucional), los que están llevando a los españoles a la miseria y a la inseguridad.

Señor Sánchez, deje de echar balones fuera. La causa fundamental es un Gobierno construido desde el principio con todos los enemigos de la unidad, con todos los enemigos de la igualdad y con todos los enemigos del bienestar de los españoles.

A los españoles se les ha acabado la paciencia y por eso usted no puede salir a la calle. Los transportistas, arruinados por sus políticas, se niegan a trabajar perdiendo dinero en cada porte y se niegan a que usted les criminalice y les insulte como hace con la oposición. ¿Quién les puede reprochar que no vayan a trabajar si pierden dinero? ¿Se lo puede reprochar usted? ¿Se lo puede reprochar el señor Feijoó, que tuvo la ocurrencia de intentar sustituirlos con militares?

Y mientras tanto, ustedes, señores del Gobierno, señores de la siniestra, señores del separatismo, y señores del golpismo, que son los únicos responsables, siguen a lo suyo con sus carísimas obsesiones ideológicas como el género, como el Ministerio de la señora Montero, como el propio separatismo -que ha sido carísimo para España-; como la criminalización del campo, de la ganadería y de la agricultura con sus leyes climáticas. O como la criminalización del diésel y de la industria de vehículos en España, que es tan importante para tantas familias. Mientras ustedes están en eso, nosotros estamos con los españoles y con las cosas de comer. Le agradeceríamos que usted responda en esta tribuna. ¿A quién obedece, señor Sánchez?».

Turno de réplica

Ya en el turno de réplica, el presidente de VOX ha comentado lo enternecedor que resulta que Sánchez pida la retirada del diario de sesiones del calificativo ‘autócrata’. «Forma de gobierno en la cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley. Eso es la autocracia, y resulta que usted ha cambiado la posición de su gobierno sin contar con nadie; ¿cómo llamamos a esto?», se ha preguntado Abascal, que ha recordado que Pedro Sánchez ha mandado una carta en la que dice que ‘España tiene una posición’: «Y usted ni es España ni es el representante de España; usted ni siquiera es el presidente de España; es el presidente del Gobierno de España; no es el jefe del Estado», ha recordado.

El presidente de VOX ha desmontado las acusaciones de Sánchez, en las que decía que VOX difundía bulos y ha recordado, en referencia a lo que ha dicho el presidente de ERC Rufián, que a los españoles no hay que llenarles la nevera: «lo único que hay que hacer es no saqueársela gastando su dinero en sus obsesiones».

Es muy probable que una vez más nos quedemos solos votando no contra su nuevo trágala, no nos importa: nos quedamos solos votando en contra de su estado de alarma y de su ley climática. Estamos acompañados cada vez por más españoles.

Redacción

Digital independiente de derechas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − doce =

Botón volver arriba