A la RAE le preocupa la situación del español, con la Ley Celaá de Educación

Su preocupación principal es que "el futuro texto legal no ponga en cuestión el uso del español en ningún territorio del Estado".

Tras la aprobación de la nueva ley educativa -LOMLOE-, el pasado día 19 de noviembre, son numerosos los ciudadanos, asociaciones e incluso partidos políticos, que han manifestado su preocupación u oposición a una ley que supone un peligro para el español. Al permitir el gobierno que el idioma oficial y común de todo el Estado deje de ser lengua vehicular para el aprendizaje en algunas comunidades, se pone en peligro la permanencia y pervivencia de la seña básica de identidad de nuestro país.

Incluso la Real Academia Española manifestó tras la aprobación de la conocida como Ley Celaá, su preocupación ante la posibilidad de que esta ley pueda poner en cuestión el uso del español en España y confía en que el gobierno no suponga un obstáculo «para que los ciudadanos puedan ser educados en su lengua materna». De este modo, la RAE ha hecho público un comunicado en relación al uso del español en las
comunidades autónomas bilingües:

«La RAE sigue atentamente la deliberación que está teniendo lugar en el Congreso de los Diputados y continuará en el Senado sobre la nueva Ley Orgánica de Educación, y, en especial, los pormenores que conciernen al uso de la lengua española en los diversos niveles de enseñanza».

«La RAE confía en que el legislador no se desviará de la protección que el artículo 3 de la Constitución dispensa al español como lengua oficial del Estado que todos los españoles tienen el deber de conocer y el derecho de usar. La RAE carece de competencias para pronunciarse sobre problemas de constitucionalidad, y su preocupación principal es que el futuro texto legal no ponga en cuestión el uso del español en ningún territorio del Estado ni promueva obstáculos para que los ciudadanos puedan ser educados en su lengua materna y accedan a través de ella a la ciencia, a la cultura, o, en general, a los múltiples desarrollos del pensamiento que implica la labor educativa».

Como respuesta a Ley Celaá nace Comisión Jurídica Nacional para defender la libertad de educación

 

«Formamos parte de una comunidad cultural que integran cerca de 600 millones de personas con capacidad para utilizar el español y más de 485 millones que lo tienen como lengua materna. Esta circunstancia convierte al español en un bien de valor incalculable, que es patrimonio común de las naciones y los pueblos que lo usan como lengua de comunicación y de enseñanza, y obliga a todos los Gobiernos, especialmente
el de España, a garantizar su conocimiento y libre utilización. En todo el universo hispanohablante se sigue con particular atención el trabajo que impulsa y lleva a cabo la Real Academia Española, con sus academias hermanas de todo el mundo, a favor de la unidad del español, de su cuidado y de su fortaleza».

«Dada la importancia que tiene para nuestra nación el español como lengua oficial, y los deberes de protección que la Constitución impone, la Real Academia Española, sin perjuicio del análisis crítico final que en su caso proceda, se pone a disposición del Gobierno y del legislador para prestar el asesoramiento que se considere necesario».

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba