8 datos que tal vez no sabías sobre el Adviento

El Adviento -período que este año da comienzo hoy domingo 1 de diciembre-, es un tiempo en el que nos preparamos para recibir la Navidad, el nacimiento de Cristo

El Adviento -período que este año da comienzo hoy domingo 1 de diciembre-, es un tiempo en el que nos preparamos para recibir la Navidad, el nacimiento de Cristo; sin embargo, ¿conocemos todo lo referente a este tiempo litúrgico?

Por ello, a continuación presentamos ocho datos que tal vez no conocías sobre este tiempo de preparación:

1. ¿Cuál es el propósito del Adviento?

Según las Normas Generales para el Año Litúrgico y el Calendario, el Adviento, además de ser una preparación para la Navidad, es también un periodo en el que esperamos con interés la segunda venida de Cristo al final de lo tiempos. Concretamente hablando, el Adviento es una estación que nos recuerda las dos venidas de Jesús.

2. ¿Qué colores litúrgicos son usados durante el Adviento?

El color central para este tiempo es el morado. La Instrucción General del Misal Romano dispone que este color sea usado tanto en Adviento como en Cuaresma; o también en la liturgia por los difuntos.

Sin embargo, en el Tercer Domingo de Adviento, conocido como Domingo Gaudete, el sacerdote puede usar una casulla rosada, por la primera palabra de la Misa: “Gaudete”, es decir, “regocíjense” porque ya está cerca el Señor.

3. ¿Cuándo inicia y termina este tiempo litúrgico?

De acuerdo a las normas generales, el Adviento empieza en la tarde de un sábado que cae entre el 26 de noviembre y el 2 de diciembre (inclusive), y finaliza en la tarde del 24 de diciembre, que contiene la oración vespertina de Navidad (25 de diciembre).

4. ¿Cuál es la función del domingo durante el Adviento?

Hay cuatro domingos de Adviento. Las Normas Generales dan especial importancia a estos domingos y tienen prioridad sobre otras celebraciones litúrgicas. Así lo establecen las Normas Generales:

Debido a su importancia especial, la celebración del domingo solo da paso a las solemnidades o fiestas del Señor. Los domingos de las temporadas de Adviento, Cuaresma y Pascua, sin embargo, tienen prioridad sobre todas las solemnidades y fiestas del Señor.

Las solemnidades que coinciden con estos domingos se trasladan a al sábado anterior. Asimismo, tampoco se pueden celebrar misas de difuntos en los domingos de Adviento.

5. ¿Cómo se decoran las iglesias en este tiempo?

La decoración floral del altar debe ser acorde a este tiempo del año litúrgico, pero de manera moderada, sin expresar antes de tiempo la alegría plena de la Natividad del Señor.

6. ¿Cómo se interpreta la música durante el Adviento?

La música podrá ser interpretada con el órgano y otros instrumentos musicales, pero sin expresar con anticipación todo el gozo por el nacimiento del Señor.

7. ¿Se canta el Gloria durante el Adviento?

No. La Instrucción General del Misal Romano dispone que el «Gloria a Dios en lo más alto» se canta o recita los domingos fuera de Adviento y Cuaresma.

8. ¿Con cuáles devociones privadas podemos acercarnos más a Dios durante el Adviento?

Hay una variedad de devociones privadas que la Iglesia ha reconocido para su uso durante el Adviento. La más famosa es la Corona de Adviento. Puede leer sobre estas devociones en el Directorio sobre la piedad popular y la liturgia.

Corona de Adviento

A continuación, presentamos cinco cosas que todo cristiano debe saber sobre la característica Corona de Adviento.

1. Tiene un origen pagano

La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para pedirle al dios sol que regresara con su luz y calor.

Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas y les enseñaron que debían aprovechar esta Corona de Adviento como medio para esperar a Cristo, celebrar su natividad y rogarle que infunda su luz en sus almas.

2. Su forma circular es signo del amor de Dios

El círculo es una figura geométrica que no tiene ni principio ni fin. La Corona de Adviento recuerda que Dios tampoco tiene principio ni fin, por lo que refleja su unidad y eternidad. Es señal del amor que se debe tener hacia el Señor y al prójimo, que debe renovarse constantemente y nunca detenerse.

3. Las ramas verdes representan al Cristo vivo

El color verde representa la esperanza y la vida. En la corona de adviento nos recuerda que Cristo está vivo entre nosotros y la vida de gracia, el crecimiento espiritual y la esperanza que debemos cultivar durante Adviento.

El anhelo más importante debe ser el llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre, así como el árbol y sus ramas.

4. Las cuatro velas representan cada domingo de Adviento

Las cuatro velas de la Corona de Adviento se van prendiendo semana a semana, en los cuatro domingos de adviento y con una oración especial.

Las velas permiten reflexionar la oscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo, como las velas de la Corona.

Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se van iluminando cada vez más con la cercana llegada de Cristo al mundo.

5. Una de las velas es rosada

La Corona de Adviento tiene tres velas moradas y una rosada que se enciende el tercer domingo de Adviento.

El color morado representa el espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio que debemos tener para prepararnos adecuadamente para la llegada de Cristo.  Mientras que la rosada representa el gozo que sentimos ante la cercanía del nacimiento del Señor.

En algunos lugares, todas las velas de la Corona se sustituyen por velas rojas y en la Noche de Navidad, en el centro, se coloca una vela blanca o sirio simbolizando a Cristo como centro de todo cuanto existe.

Algunas sugerencias para vivir Adviento:

a) Arma, decora y motiva a los niños a vivir el Adviento explicándoles la tradición de la Corona de Adviento y su significado.

b) Colócala en un sitio especial del hogar, de preferencia en un lugar fijo donde la puedan ver los miembros de la familia para recordar la venida de Jesús y la importancia de prepararse para la Navidad.

c) Puedes distribuir entre los miembros de la familia la preparación de cada liturgia para que todos participen y se sientan involucrados. Algunas acciones son: Arreglar y limpiar el lugar donde se ubicará la Corona antes de comenzar la liturgia, encender y apagar las velas, dirigir el canto o poner algún villancico, dirigir las oraciones y leer las lecturas.

Fuente

Redacción

Digital de Información y Opinión de derecha

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

Botón volver arriba
Cerrar